Revisa tus intenciones

Compartir

No culpes al amor de tu dolor, para ser felices primero debemos ser justos, ajustar cuentas, cubrir faltas, mirar la falda del iceberg, decodificar silencios, apagar la sed de justicia, usar la humildad y consultar al amor. Muchas relaciones, de todo tipo quieren tener una conversación, pero no para resolver problemas, sino para apuntarse, desquitarse, ofenderse y justificarse. Un buen amigo me dijo, las relaciones terminan porque las parejas se dicen: “Tenemos que hablar” cuando deberían decirse “Tenemos que escucharnos”. Dios conoce las intenciones del corazón y desde allí hace su juicio. La intención es el primer intento... ¿Qué intentas hacer para salvar tus relaciones? ¿Es un primer intento el hacha oculta o el as bajo la manga? Si no dañas amas y si amas no dañas.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSalud es economía
Noticia siguienteVarias universidades colaboran en la lucha contra el coronavirus