Elecciones de julio y las falsas encuestas

Lo he escrito, y comentando en la televisión, que hay compañías que publican “encuestas” cuyos resultados no tienen credibilidad. ¡Porque son resultados maquillados!
Me refiero a encuestas realizadas para “evaluar” la simpatía de los candidatos a la Presidencia de la República que terciarán en las elecciones pautadas para el cinco de julio.

Aclaro que algunas de esas encuestas, por lo que se observa en sus resultados, pueden estar en lo “cierto”. Es decir, que las mediciones hechas se acercan a la realidad electoral del momento.

Por necesidad, porque llegó al país la seria pandemia del coronavirus, la Junta Central Electoral (JCE) tuvo que posponer las elecciones presidenciales y congresuales. Colapsó la fecha del 16 de mayo.

En mi artículo de hace dos semanas plantee que, efectivamente, los comicios para elegir los nuevos Presidente y Vicepresidente de la República, así como a los congresistas, había que postergarlos debido a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

Tras la realidad del coronavirus y el ahora “muy especial proceso electoral”, compañías llamada “especializadas” en encuestas han dado a conocer algunos sondeos...y lo han hecho en medio de una terrible situación que por el coronavirus ha ocasionado casi 300 muertes y más de 6,000 infectados.

En efecto, la COVID-19, al momento es escribir estas líneas, había dejado respetables resultados: 6,972 contagiados y 301 muertes. Sencillamente, una tragedia nacional.

No obstante, algunas encuestadoras, sin ningún miramiento humano, se han lanzado a publicar encuestas en las que, según sus ejecutivos, miden (¿?) las simpatías de los potenciales votantes.

A propósito de mi opinión respecto a falsas encuestas, me permito citar algunas puntualizaciones que sobre el particular expuso recientemente en un artículo el amigo Wilson Rodríguez a quien se le considera como un reputado técnico en ese renglón.

Leamos los siguientes tres aspectos que expone: 1) “Las encuestas falsas no pueden mostrar el registro y autorización de la Junta Central Electoral; se limitan a presentar un título “noticioso” y un gráfico de fabricación casera con su candidato a la delantera.

2) La encuesta falsa nunca citará al “sponsor” o persona que ordenó el supuesto estudio.

3) La falsa encuesta no presenta ficha técnica con detalles de diseño como la población, muestreo, margen de error, nivel de confianza, tipo y representatividad de la muestra, etcétera”.

Precisión: El cinco de julio sabremos cuál será la verdadera encuesta. ¡Y las encuestas maquilladas!

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSi alguna vez te olvido, Jerusalén... (1)
Noticia siguienteEste 1ro. de Mayo