¡Que apaguen eso!

    El incendio en el vertedero Duquesa es el último grave problema del Distrito Nacional y seis de los municipios de la provincia Santo Domingo. Ha sido una semana dura para la mayoría de los residentes en esta zona.

    La última semana de sobrevivencia ha sido un verdadero desastre. La gente se despierta de madrugada angustiosa, con dificultades para respirar, en medio de una humareda y una combinación de olores pestilentes y/o desperdicios quemados. Es irresistible.

    Los pobladores con mayor capacidad económica pueden “protegerse”, si hay servicio de energía, encerrados en climatizadores, pero la enorme mayoría sufre esta inaguantable situación. Pensemos en quienes viven en Los Casabes, al lado del vertedero.

    No se puede decir que sólo quienes padecen pueden hablar de este drama, porque todos aquellos que están bajo el influjo de las brisas en esta demarcación, son afectados, ricos o pobres. De modo que es lo que se llama un daño colectivo, que se agrava durante la noche, cuando la brisa tiende a soplar de la tierra hacia el mar.

    Es de extrema urgencia buscar la manera de apagar eso.

    Se ha dicho: “Hemos controlado el incendio hasta un 70%”, pero la realidad es que en un depósito de desperdicios de esa naturaleza nada está controlado hasta que no haya sido sofocado por completo.

    Al daño indesmentible de la humareda se agrega la COVID-19. Precisamente, la Sociedad Dominicana de Neumología y Cirugía del Tórax expresó su preocupación por el impacto en los habitantes del Gran Santo Domingo.

    Ayer surgió un nuevo ingrediente, que viene a ser más inquietante, el ministro de Ramón Pepín declaró: “no ha sido un incendio casual lo que ha sucedido aquí en Duquesa, eso amerita que se investigue”.

    Lo que está sugiriendo es que fue provocado, porque ocurría en todas las áreas del vertedero, al mismo tiempo. Y si fue así, entonces habría una conspiración. Era lo que faltaba.

    Mientras tanto, la gente necesita, requiere, urge, que apaguen eso. Y si no pueden, que pidan auxilio y también, se dejen ayudar.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorLa tiró
    Noticia siguienteLos censores de las redes