La historia y el coronavirus

    Cuando los historiadores tengan que mirar hacia atrás, no sabemos cuántos años después, verán muchos detalles sobre la pandemia COVID-19. Es un fenómeno global. Ha matado gente en todo el mundo y en cada país, si bien se ha seguido un patrón general para la contención, cada gobierno ha optado por el tipo de proceder que mejor ha entendido.
    Hay algunas observaciones generales que los futuristas simplifican de la siguiente manera: Ya el mundo nunca será como había sido. La pandemia ha modificado todo. Impacta los comportamientos individuales y los modos de relacionarse entre las personas.

    En la República Dominicana se hablará del momento en que el coronavirus llegó, en medio de un proceso electoral complejo, que encontró a las fuerzas políticas y sociales en tensión. La realización de las elecciones municipales, que se vieron aplazadas por el fallo del sistema de voto electrónico, se constituyó en catalizador de esas tensiones.

    Un elemento que los historiadores no podrán desconocer, y sobre el cual harán algún énfasis, con sus matices. Es cómo el gobierno manejó la situación. Ese será un eje central.

    Ahora es muy temprano para hacer evaluaciones muy específicas. Pero habría que considerar cómo las fuerzas políticas y sociales se pusieron a disposición de las autoridades para encarar la crisis con sus implicaciones sociales y políticas.

    Resaltará en el enfoque retrospectivo cómo las autoridades se desentendieron de la disposición de sus adversarios políticos.
    Desde el primer momento estuvieron prestos a colaborar con las autoridades. Y uno de los actores, el principal líder de la oposición, llegó a llamar a la “unidad nacional” para encarar la pandemia.

    No hubo ninguna respuesta. Apenas, un agradecimiento por tal ánimo. La actitud oficial condujo a algunos opositores a trazar sus propias ideas, propuestas y hasta programas de asistencia social.

    Para algunos, constituyó una pérdida de oportunidad para que el principal liderazgo, dentro de un espíritu integrador y hasta conciliatorio, coordinara un esfuerzo de nación contra el virus.

    Quizás estos juicios son prematuros. Con el tiempo, habrá mejores perspectivas para redescubrir las realidades que estamos viviendo, con todas sus implicaciones. Pero los hechos siguen en desarrollo y habría que ver qué nos depara el porvenir.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorDarkiel inspira al mundo con “Me siento bien”
    Noticia siguienteRD$2,347.5 MM totaliza el monto otorgado en FASE