Mayo aplacaría sequía que tiene a parte del Sur y el Noroeste en estado “grave”

Autoridades esperan que las lluvias de mayo mejoren los suministros de agua en gran parte del país.
El Gobierno dice que mitiga los efectos de la sequía apoyando a productores agropecuarios de varias provincias de esas regiones

Contrario al pasado mes de abril, donde la falta de precipitaciones acentuaron la sequía que ya se estaba sintiendo desde marzo, las habituales lluvias de mayo podría mejorar los suministros de agua en gran parte del país, especialmente en diversas provincias del Sur y el la Línea Noroeste, que han sido las más afectadas.

De acuerdo con la directora de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), Gloria Ceballos, los modelos de lluvia indican que en los próximos días República Dominicana tendrá acumulados importantes, lo que irá paulatinamente mejorando la situación de la sequía.

En el último informe de seguimiento al déficit pluviométrico que elabora ese organismo, se estima que, en este mes, las lluvias en 24 horas pueden ser tan abundantes como las observadas en las estaciones de Bayaguana de 350.0 milímetros en el 1948, Cabral con 396.8 milímetros en el 1974, o Jimaní con 247.8 milímetros en el 2004. En este último evento las lluvias provocaron una avalancha que devastó un asentamiento.

“Los agricultores esperaban las aguas de mayo, ya que es el mes más lluvioso en el país, lo normal es que desde que comienza, aparezcan los aguaceros y tormentas eléctricas”, dijo Ceballos, quien recordó que históricamente el mayor aporte de lluvias la reciben las regiones Sureste, Noroeste y Suroeste.

Según el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olgo Fernández, en el último boletín publicado por esa entidad se estableció que existe una sequía “grave” en el Sur, con relación a la presa de Sabana Yegua y la presa de Sabaneta que están a niveles mínimos de operación.

En el caso de Sabana Yegua, que puede despachar de 24 a 26 metros cúbicos, dijo que está ofreciendo en la actualidad apenas de 10 a 12 metros cúbicos.

Igualmente, Fernández subrayó que “la Línea Noroeste está atravesando por una sequía muy fuerte, fundamentalmente en el área de la ganadería, ya que se les han secado las lagunas”. Citó el caso de Montecristi, Santiago Rodríguez y Dajabón. “Ahora mismo estas dos regiones son las zonas más afectados por la sequía”, subrayó.

Advirtió que aunque las presas de Taveras, Monción, Hatillo, y Rincón, operan de manera normal, hay sequía en gran parte de las zonas en las que tienen influencia, lo que ha obligado a esta institución ha tener que racionalizar ocasionalmente los despachos por áreas para mantener el agua.

Recordó que una gran proporción de agricultores de la zona Sur, depende de un sistema de bombeo, y eso ha permitido que “medianamente” pueda irrigar sus cultivos. “Pero el riego por gravedad, como en la zona Noroeste, es que verdaderamente resuelve los problemas, pero se enfrenta a la sequía”, agregó.

Fernández manifestó que espera que las habituales lluvias de mayo sean significativas para satisfacer la demanda. “Estamos turnando las operaciones, regulando volúmenes, para despachar de manera más razonable, dependiendo de la necesidad de cada provincia, sobre todo en el Sur”.

El director del Indrhi dijo que esta situación ha obligado a que junto al Ministerio de Agricultura, así como con otras entidades del Gobierno, se inicie una ofensiva, como el alquiler de camiones de agua para llevar a las zonas más afectadas, y también proporcionarles silos bolsas a los ganaderos con esa situación.

Villa Vásquez, Guayubín, y Las Matas de Santa Cruz, en Montecristi, han sido algunas de las zonas que han recibido más apoyo hasta el momento, con la entrega de 10 mil silos bolsas a 17 asociaciones de ganaderos.

Mañana miércoles se pretende llevar una cantidad similar de silos a Las Matas de Farfán, Elías Piña, San Juan, Bahoruco, Independencia, y otras provincias donde hace hasta seis meses que no llueve, según el ministro de Agricultura, Omar Benítez.

Benítez informó que el presidente Danilo Medina reactivó la Comisión de Mitigación de la Sequía, a través de la cual han estado brindando apoyo a los agricultores afectados por la falta de lluvias, pero también por la actual crisis sanitaria de la COVID-19.

“Como ya tenemos la experiencia del impacto severo de la sequía del año pasado, estamos trabajando con todas las agencias del Gobierno que tienen que ver con el tema de producción de alimentos, asistencia social, agua de riego y agua para el consumo humano”, expuso Benítez.

El ministro de Agricultura expresó que hasta el momento no se pueden determinar los daños ocasionados por la sequía a la producción nacional, porque todavía no han sido medidos. No obstante, dijo que los productores de leche y carne son los más azotados.

“Se ha estado haciendo el esfuerzo por abastecer de agua a la agricultura, pero ya comenzamos a notificar a las juntas regantes que debemos hacer uso racional del agua”, señaló, al tiempo que precisó que en las provincias donde las presas están operando en mínimos, se está privilegiando el uso de agua para el consumo humano.

“También estamos considerando la posibilidad de conseguir melaza para llevar a los productores. Además, ya hemos dispuesto nos 30 tanqueros de agua en toda la Línea, para los ganaderos y viviendas de familias de escasos recursos”, añadió Benítez.

Meteorología

Para el mes de marzo de este año el Departamento de Climatología de la Onamet analizó las precipitaciones de 25 estaciones meteorológicas distribuidas en las seis regiones climatológicas del país y se pudo verificar que el 32% de las estaciones recibió aportes de lluvia por debajo de la media normal, oscilando los déficit entre un -9.37% y -77.25%.

Por otra parte, el 68% de las estaciones recibieron aportes de lluvia por encima de la media desde un 40.39% hasta un 240.30%.

Para ese tercer mes del año, de las 12 estaciones que se encuentran en permanencia de sequía, el 8% presentó condiciones de sequía, el 4% finalizando la sequía y el 19% presentó ausencia de sequía pese a que algunas estaciones tienen aportes por debajo de la media.

Situación en el GSD

El director general de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Alejandro Montás, informó el fin de semana que la sequía de abril afectó “de manera preocupante” igualmente la producción de agua en el Gran Santo Domingo.

Señaló que la parte más crítica es la del acueducto Barrera de Salinidad, que está en El Naranjo y depende del río Ozama, “el cual está prácticamente seco y a la obra de toma no está llegando el agua requerida”.

“El sistema opera con seis equipos y nos hemos visto precisados a operarlo entre dos y un equipo”, advirtió.

Apuntó que la producción de agua potable actual de la CAASD es de 343 millones de galones diarios, sin embargo recordó que en condiciones normales ésta alcanza los 400 millones al día, “por lo que las lluvias son determinantes para lograr esta cifra”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorLuis pide acciones para vencer el coronavirus
Noticia siguienteGonzalo ayuda a que 17 pescadores retornen a RD