“Los fondos de pensiones no están para solucionar problemas imprevistos”

Gerente general del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), Rafael Pérez Modesto.

La puntualización la hace el gerente general del Consejo de la Seguridad Social

El gerente general del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), Rafael Pérez Modesto, dijo este miércoles que los fondos de pensiones no están destinados a solucionar problemas imprevistos ante situaciones inesperadas, sino que su objetivo es pensionar a los afiliados conforma a los requisitos establecidos en la Ley 87-01.

Advirtió que el fondo acumulado en la cuenta de capitalización individual se vería afectado, de retirarle el porcentaje que se solicita en diversas propuestas dadas a conocer en las últimas semanas, de las cuales unas apuntan a que sea hasta un 20%, otras un 25 y algunas se inclinan por la entrega de hasta un 30% de los fondos de pensiones a los empleados.

“Desde antes de todos estos pronunciamientos que ha habido en estos días sobre el tema, esa ha sido la posición de nosotros y se la hicimos saber a una comisión del Congreso Nacional y le señalamos que de aplicarse esa medida que se sugiere, y que aparenta tener la buena voluntad  en medio de la situación que viven los trabajadores con esta inactividad y baja de ingresos,  se le estaría haciendo un daño a los afiliados del régimen contributivo”, explicó Pérez Modesto, a pedido del periódico elCaribe.

“A la hora de pensionarse, al término de la vida laboral, el empleado no cumplirá entonces con los requisitos para su retiro, al no contar con fondos acumulados suficientes para tales fines. Es decir que de retirar ese por ciento que se está pidiendo (un 25 ó un 30%... lo que sea), a la hora del retiro eso conllevará que la gente tenga una deuda que va a tener que pagar, en la medida que habrá que reducirle sus ingresos”, sostuvo, en una conversación vía telefónica.

El gerente general del CNSS respaldó los pronunciamientos que sobre el tema han hecho el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, y el ministro de Hacienda, Donald Guerrero Ortiz. En un artículo publicado por la prensa el martes, el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, consideró desafortunada e improcedente la propuesta sobre la devolución en la actual coyuntura de los fondos a los trabajadores (no como pensiones, sino para afrontar situaciones económicas provocadas por la pandemia del coronavirus), puesto que habría que disponer de más de RD$173,000 millones para devolver en efectivo a los afiliados, lo que implicaría un aumento desproporcionado de la emisión monetaria de más de un 64% respecto al nivel actual.

Mientras, el ministro Guerrero Ortiz dejó ver que le preocupa que una iniciativa, como la de entrega del 30% del dinero de las pensiones a los trabajadores se traduzca en un flujo de recursos a la economía que no estamos en capacidad de absorber en estos momentos y terminen siendo un factor agravante de la situación actual, en la medida que presionen los precios y la tasa de cambio. “Habría el riesgo de regresar a una situación de crisis como la que tuvo el país en 2003”, advirtió, en una entrevista al programa Hoy Mismo, de Color Visión.

De acuerdo con el funcionario de Hacienda, el Gobierno, en estos momentos de crisis por el coronavirus (Covid-19) ha hecho grandes esfuerzos por compensar a la clase trabajadora y los sectores más vulnerables con los programas Quédate en Casa y FASE, para evitar cualquier otra iniciativa política que se traduzca en un deterioro de la situación de estabilidad macroeconómica que ha vivido el país y que lleve a una posición difícil de controlar en el corto plazo. Los proponente de que se entregue fondos a los trabajadores (entre ellos senadores y diputados) enarbolan el argumento de que es para que pueden usarlo para enfrentar las dificultades que ha generado la pandemia.

Valdez Albizu alertó que esta situación generaría un exceso de demanda de bienes y servicios que, en la coyuntura actual, con una producción ralentizada, provocaría altos niveles de inflación que reducirían el poder adquisitivo de las personas, deteriorando el valor de sus ingresos y ahorros, y por ende su capacidad de consumo, lo que afectaría de manera más perniciosa a los hogares vulnerables y de menores ingresos e incrementaría los niveles de pobreza.

“El Banco Central, Hacienda y nosotros coincidimos en que ese proyecto debe ser analizado con profundidad,  evaluando el impacto negativo que pudiera generar su aprobación en el futuro para los afiliados del sistema”, dice Rafael Pérez Modesto.  Y agrega: “El daño no solo conllevaría el perjuicio a los trabajadores a la hora de su retiro, sino que también crearía una situación difícil en la economía”.

“No estamos hablando de un fondo que está metido en un arca específica, sino que está invertido en el Banco Central, en Hacienda, en compras de bonos soberanos. Es decir, hay una inversión que centavo por centavo se puede justificar, pero que para sacarlo no es como se piensa, que realmente se puede sacar eso tal fácil”, explicó el gerente general del CNSS.

Sugirió que se ventile el tema de una manera sopesada y bien analizada, conforme a la responsabilidad que tiene el Estado de mantenerse de una manera sostenida y que esos fondos no están previstos para casos de emergencia. “Son propiedad de los trabajadores. Habría que reformar la Ley 87-01, de Seguridad Social, y hacer otra reforma también en la forma de inversión”, expuso.

De acuerdo con los números que maneja Rafael Pérez Modesto, los fondos de pensiones alcanzan ya el 18% del producto interno bruto dominicano (PIB). “Es un fondo que ya llega a los 700 mil millones y pico de pesos dominicanos. En el Banco Central está un 41.7% y en Ministerio de Hacienda un 35.7%, pero hay además inversiones en bancos  múltiples y en bancos de ahorro y crédito, en  asociaciones de ahorros y préstamos y en fideicomisos de ofertas, en fondos de inversión y en organismos multilaterales. Quiere decir que –centavo por centavo- se justifica dónde está el dinero. Sacar eso de ahí de golpe generaría una situación complicada. Se puede generar una crisis. Mucha gente autorizada del tema lo ha explicado magistralmente”, indicó el funcionario del CNSS. Dijo que recoge el sentir de los sectores que inciden, tanto del Gobierno, como del sector empresarial y laboral.

Según un corte numérico realizado al 29 de febrero de 2020, el sistema previsional dominicano tenía invertido RD$651,034.78 millones, con una rentabilidad promedio de 10.74%. De estos, un 35.75% estaba colocado para entonces en títulos de Hacienda y un 41.72% en títulos del Banco Central, para un 77.8% de los recursos.

Los bancos múltiples tenían –al 29 de febrero- un 9.51%, Asociaciones de Ahorros y Préstamos (AAyP), y Bancos de Ahorros y Créditos, un 0.09%; las empresas privadas 4.95%, y organismos multilaterales como el BID-Invest y la IFC del Banco Mundial, un 0.10%. Otras inversiones se encontraban colocadas en fideicomisos de oferta pública, un 0.64%, y un 5.20% en Fondos de Inversión.

El presidente de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS), Rafael (Pepe) Abreu, afirmó que puede tener buena intención el proyecto de Ley que busca que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) devuelvan un 30% de los ahorros a los trabajadores y consideró que esas administradoras deben participar en este momento aportando de sus ganancias.

Entrevistado el martes en “El Tribunal de la Tarde”, que se transmite diariamente por Telefuturo Canal 23, el sindicalista indicó que la población ha visto cómo son y cómo serán  las pensiones, qué tasa de reemplazo habrá cuando un trabajador a las 360 cotizaciones, que son 30 años, busque su pensión. “Esa tasa de reemplazo del 23%, quitarle además un 30% y entregarlo ahora… las pensiones serán miserables”, apuntó Abreu.

Desde su punto de vista, se debe cambiar el objetivo que tiene el proyecto de Ley, para enfocarlo en las utilidades de las AFP, que fueron de 64 mil millones en el 2019, y que se proyectan en un número mayor este año 2020.

Calcula que las AFP pueden, de su utilidad, entregar un bono a los trabajadores de por lo menos dos meses espaciados. “Es una forma de contribuir, en este tiempo de pandemia, con quienes son sus clientes; quienes les han dado a esas empresas ese poder económico que las convierte en las más rentables del escenario”, le dijo Abreu a los conductores de El Tribunal de la Tarde.

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorFuego destruye vivienda en Santiago
Noticia siguienteDiputada Gertrudis Ramírez dona insumos al hospital Vinicio Calventi Alcarrizos