Policía Nacional y Ejército cierran comercios en la avenida Mella

Agentes de la Policía y del Ejército cerraron establecimientos que no están autorizados a abrir durante el estado de emergencia debido a la pandemia del coronavirus. Los comercios clausurados, ubicados en la avenida Mella, de la capital, por los alrededores del Mercado Modelo, vendían accesorios de celulares y artículos para el hogar.

Agentes de la Policía Nacional y el Ejército cerraron varios comercios que abrieron sus puertas en violación del estado de emergencia.
Durante varios operativos, los agentes cerraron comercios que no califican para estar abiertos con la actual situación de crisis sanitaria.

Luego de supervisar algunos de los establecimientos ubicados en la avenida Mella, por los alrededores del Mercado Modelo, los uniformados cerraron los locales que desobedecieron la orden de permanecer cerrados, tal como dispuso el Poder Ejecutivo desde marzo pasado como medida de distanciamiento social, con el objetivo de evitar que haya una mayor propagación de coronavirus.

Entre los negocios cerrados se encuentran tiendas de ventas de accesorios y reparación de celulares, de artículos para el hogar y una cafetería, la cual estaría comercializando bebidas alcohólicas.

Los efectivos policiales y militares se movilizaron por la zona luego que desde el pasado lunes varios comercios ubicados en distintos sectores del Gran Santo Domingo decidieron ofrecer sus servicios y productos con las puertas semiabiertas, simulando estar cerrados, y sin que se hayan levantados las medidas de emergencia.

La Policía, una vez puso en control la situación, exhortó a los administradores de los negocios que no oferte productos esenciales permanecer fuera de operación, con el objetivo de evitar concentración de ciudadanos como medida preventiva contra el virus.

Algunos ciudadanos, pese a que se les informó sobre el aseguramiento del abasto en productos, continúan aglomerándose en los mercados y supermercados, muchos sin cumplir con la recomendaciones de mantenerse a un metro y medio de distancia y de usar guantes y mascarillas.

El aglomeramiento ha sido un factor de preocupación. La gente sigue buscando formas de salir a comprar y a hacer diligencias en entidades como bancos y otros.

A pesar de que aún no se han levantado las restricciones dispuestas por el Gobierno y de que el número de infectados por el coronavirus continúa en aumento, muchos ciudadanos insisten en salir de sus casas e ignorar el estado de emergencia.

Los comercios abrieron pese a que continúa el estado de emergencia.

Autos en las calles

Debido a la cantidad de vehículos que transitan en las principales avenidas de Santo Domingo, provocando taponamientos en las vías, la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) dispuso nuevamente la colocación de los conos, con la finalidad de evitar la ralentización en el tránsito
La canalización, mediante estos conos, se realiza en el puente Juan Bosch, en dirección Este-Oeste. Igualmente, se toman medidas en la calle Leopoldo Navarro y en la dirección Oeste-Este del elevado de la avenida 27 de Febrero.

Adicionalmente, se observa como desde tempranas horas miembros de la Digesett se apostan para dirigir el tránsito en la intersección de la Máximo Gómez y la avenida John F. Kennedy.
El flujo de vehículos y de gente en la calle se debe al rumor que circuló en días pasados sobre una posible reapertura gradual de los comercios el 11 de mayo.

Sin embargo, esto fue desmentido por el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Juan Ariel Jiménez.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir
Noticia anteriorRD ante el desafío de reabrir la economía sin agravar crisis sanitaria
Noticia siguienteCandidatos tendrán que rendir cuentas de donaciones a JCE