Enfermedades criollas (y 2)

En estos tiempos de “vainavirus” los consejos “médicos” dados por profanos se multiplican y añaden al bombardeo en las redes de indicaciones, explicaciones, teorías, razones, que hasta Nostradamus anda bailando en esta pelotera pandémica. Los nombres dados a las enfermedades son parte de la cultura criolla, muchos de uso regional. “Apalastrao” se refiere al decaído. “Ahogo” se dice por asma. Se coge un “viento”, especialmente en el cuello, con el mal dormir. Las hemorroides se denominan “almorranas” y “antojos” son manchas y marcas congénitas producto de deseos no satisfechos de la embarazada. Si el medico no puede, un “curioso” lo sana con “ensalmos” o con tisanas. “Alebrecao” o “alentao” se dice del que está mejor, de algún quebranto. Ver “nimitas” es sentir las luminosidades propias de un vahído o desmayo. También se ven estrellas con una “tabaná” o golpe fuerte con las manos. “Aplepao”, “asirimbao” son acepciones de tonto. “Atronao” es el que hace las cosas de manera irreflexiva. El “bembe” o “chemba” es una forma de indicar labio grande. La “cajerpecho” se utiliza para denominar la caja toráxica. “Cañengue” define una condición de debilidad o gran decaimiento. Un “nacío” es un furúnculo, que se llama “golondrino” si es en el sobaco Una “seca”, es inflamación de un ganglio, por lo general de la ingle. “Guachipa” es sarna humana, muy de moda en los últimos tiempos, “irse por el camino viejo” denota la ingestión de alimentos que en vez de las vías digestivas toma la ruta respiratoria superior. Hacer un “desarreglo” es violentar las normas de salud o las recomendaciones médicas. Una “dolama” se refiere a dolores ligeros por lo general musculares. “Boquera” es una fisura en las comisuras labiales. “Atarugao” o “añugao” se usan por atragantarse y los “carreteles” del espinazo, son las vértebras. “Nube” es una opacidad en la córnea que puede ser “tatarata”. Le dio una “pataleta”, es un quebranto súbito. La gente “gotea” cuando se desvanece o se desmaya. Un “rámpano” es una úlcera de piel y una “úrsula” es una úlcera estomacal. La “revoltura” se utiliza para definir una alteración fisiológica. Sentirse la “boca con sabor a rayo” es un gusto desagradable en extremo. Una “toma” se refiere a una dosis. Cuando decimos “cuajao” nos referimos a pereza y cuando se está bien se está como el “primer guandul”. “Revejío” es enjuto, raquítico, endeble. “dar del cuerpo” o “aplatáse” significa evacuar, a más de otros términos vulgares. Diarrea es “churria” La “lengua estropajosa” es dificultad al hablar, como si estuviera borracho. “Ciguatera” es reacción del sistema motor al veneno de algunos peces en determinados meses sin “r”; “Atiborrarse” se refiere a llenarse la panza; “ajilibio” es: gases, acidez estomacal. La medicina popular recomienda un “baño de gato”. para señalar un aseo ligero con toallita. Jacha significa, diente grande y los “cordiales” o muela del juicio, por cordales.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorExcepcional oportunidad: elecciones en tiempo de Covid-19
Noticia siguiente“Maroteando”