El invencible

Permanecer en nuestras convicciones por encima de tradiciones, emociones y decisiones externas cuesta, porque no se trata de sobrevivir, sino de saber vivir, y cada uno lleva su cruz y cada día trae su afán. Pensemos en Noé, en su persistencia, resiliencia y paciencia. El arca con los años se convirtió en un edificio, sus dimensiones y enorme presupuesto invitaban a la burla constante, pero ¿cuantas burlas por habitante soportó cada año, cuál fue el estado de su corazón cuando finalmente la termina pero la lluvia tardó? Aunque se salga de control, Dios sigue en control, aunque se rompa el molde, Dios sostiene cada detalle, aunque no sientas nada, Dios permanece guardando, aunque trabaje en silencio, Dios sigue indetenible y aunque empeore, hará que obre para bien, Dios es invencible.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorAl recomienzo
Noticia siguienteFuturo económico…