Plan de reapertura económica recibe elegios de sectores

Las actividades comerciales han estado paralizadas desde que inició el estado de emergencia.
La cúpula empresarial del país plantea que la primera fase de “desescalada” de restricciones fue bien diseñada

A juzgar por la reacción del sector empresarial dominicano, todo indica que cayó muy bien el anuncio hecho el domingo por el Poder Ejecutivo sobre una primera fase de la “desescalada” de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, iniciando el miércoles

Ayer, el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) valoró como positivos los lineamientos generales presentados por el presidente Danilo Medina para la reactivación gradual de las actividades económicas y consideró que estas medidas establecen la base para continuar aplanando la curva, mientras se mitiga el impacto económico y las libertades sociales en República Dominicana. Mientras, la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD) indicó que dado que se ha logrado contener la propagación del virus como se ha anunciado, un equilibrio que siga sosteniendo la protección de la salud y la vida de las personas con una reactivación económica gradual es algo necesario, que valora y respalda como sector empresarial.

Desde el punto de vista del presidente de la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC), Mario Lama, en la población había una gran expectativa sobre el discurso del Presidente Medina y dijo que la organización ve muy bien diseñado el plan de reapertura de la economía nacional.

En tanto, el vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo (CCPSD), Antonio Ramos, llamó al empresariado nacional a respetar las medidas anunciadas para garantizar el éxito de la fase 1 de la desescalada, tomando todas las medidas de seguridad para su personal y clientes, a los fines de mantener la tendencia de ralentización de la expansión del virus.

De su lado, el presidente de la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC), Iván de Jesús García, respaldó que se puedan reabrir las pequeñas y medianas empresas, porque eso va a contribuir a que no se pierdan miles de empleos más.
“Adicionalmente, contribuirá a que se aglomere menos personas en las grandes cadenas comerciales”, apuntó.

La organización se comprometió a seguir todos los protocolos que contribuyan a que haya una menor propagación del virus. En fin, los pronunciamientos generales de las diversas organizaciones apuntan a que “si bien posiblemente no se les está complaciendo en todo lo que venían pidiendo sobre la flexibilización de las medidas de confinamiento, para reactivar las actividades, por lo menos se les prestó atención en una parte importante. El plan del Gobierno consta de cuatro fases y cada una de ellas con un mínimo de 14 días, aunque cada avance de fase dependerá del comportamiento de la población en la fase anterior. En un discurso televisivo a la nación el jefe de Estado anunció la noche del domingo que el Gobierno ha previsto 4 fases de desescalada, a partir de esta semana. Por ejemplo, el miércoles, se pondrá en marcha la primera fase, en la que permitirá operar parcialmente a las empresas de acuerdo a su tamaño y al número de empleados.

“Así, en las microempresas, que pueden tener hasta 10 empleados, podrán trabajar hasta 5 empleados o no más del 50% del personal. En las pequeñas, que son aquellas de entre 10 y 50, podrán trabajar un mínimo 10 personas y no más del 50% de sus empleados”. Mientras, las empresas medianas y grandes deberán operar, como máximo, con el 25% del personal en la primera fase. Por su parte, el sector público comenzará a laborar también con el 50% del personal, quedando autorizados los incumbentes a incrementar ese porcentaje si las necesidades así lo demandan”.

Oferta de transporte

El miércoles comenzará a operar únicamente el transporte público estatal: Metro de Santo Domingo, Teleférico de Santo Domingo y Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), en horario de 6 de la mañana a 6 de la tarde. Este transporte operará aproximadamente al 30% de su capacidad y el uso de mascarillas será obligatorio en todo momento. Además, los usuarios deberán permanecer distanciados y en silencio, evitando socializar dentro de los mismos. La circulación de las unidades de transporte colectivo privadas se activará en la fase siguiente, de acuerdo a como vaya evolucionando la situación.

Para evitar las aglomeraciones de las horas pico, el Gobierno también estableció la obligatoriedad de horarios diferenciados. “A las 7 de la mañana comenzarían a operar los supermercados, farmacias, sector construcción, industria y empresas de transformación, incluidas las zonas francas de exportación”.
Igualmente, iniciarán a esa hora minería y las canteras, la actividad agropecuaria y agroindustrial y la actividad en puertos y aeropuertos, que seguirán recibiendo únicamente transporte de carga y vuelos ferry.

“Saludamos el reinicio de la actividad económica del país de manera oportuna y ordenada, manteniendo controlada la situación sanitaria a través de la minimización del contagio de la población vulnerable y el control y aislamiento de los contagiados, y la prevención constante con el resto de la población”, señaló el presidente del Conep, Pedro Brache, vía un documento de prensa.

“La salud de toda la población debe seguir siendo la prioridad; es fundamental que como se ha anunciado, la variación de las medidas se fundamente en el monitoreo de los indicadores, el establecimiento de protocolos y que se proteja de manera especial a la población vulnerable”, destacó Brache. Planteó que es importante continuar con la coordinación público-privada en las acciones que se están implementando.

El empresario valoró la creación de un Fondo de Garantías que permita el acceso de las micro, pequeñas y medianas empresas a los recursos disponibles en el sistema de intermediación financiera. Resaltó el impacto que ha tenido la crisis en este sector, y la importancia de la extensión y ampliación de apoyos sociales para su recuperación.

El catedrático y visión de ASIEX

De su lado, el economista Antonio Ciriaco Cruz, vicedecano de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), al comentar las medidas, a pedido del periódico elCaribe sostuvo que el proceso de reapertura de manera ordenada, de manera gradual y con los debidos controles es la vía correcta.

“Es evidente que el tejido social y productivo en el país por sus características, debilidad y la alta informalidad laboral, era obvio que estaba presionando para una reapertura de las actividades productivas y comerciales. Esta pandemia ha develado la debilidad de nuestro tejido social, que no tiene la capacidad para aguantar un tiempo prolongado con una actividad productiva básicamente semiparalizada y que lo que había generado era una gran cantidad de personas desempleadas o suspendidas”, dijo el catedrático universitario.

Indicó que, según el Ministerio de Trabajo los empleados suspendidos alcanzan las 829,000 personas. “Por lo tanto creo que la decisión del Presidente, de comenzar un proceso paulatino y gradual ha sido lo correcto. Eso va incluso a reactivar un poco la economía”, sostuvo.

Esa economía a la que se refiere Antonio Ciriaco tuvo en marzo, período en que comenzó la aplicación del estado de emergencia que suspendió la actividad económia. una drástica caída de 9.4 %. Eso incidió en un comportamiento neutro, plano del producto interno bruto (PIB) en el primer trimestre del año. En general, visto en conjunto el trimestre el crecimiento de la economía fue cero, lo que equivale a decir que el valor agregado de las diferentes actividades económicas se mantuvo neutral, respecto al mismo trimestre del año anterior.

La Asociación Dominicana de Empresas de Inversión Extranjera (ASIEX) consideró que “para que la reapertura escalonada de la actividad económica sea llevada con el éxito esperado, es fundamental que cada persona, empresas e industrias asuman con alta responsabilidad una nueva cultura sanitaria.

Las quejas que mantiene la Copymecon por temas

Cuando a Eliseo Cristopher, presidente de la Confederación Dominicana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción (Copymecon) se le preguntó sobre las disposiciones de la reapertura económica dijo que las ve con mucho agrado, pero se quejó de medidas económicas que se han estado tomando en el tiempo de la pandemia, incluso antes, y que desde su óptica no surten efectos en el sector del que es parte (de la pequeña empresa de la construcción).Citó (y lo ha hecho en otras ocasiones) el tema de la liberación de los fondos del encaje legal liberados en los últimos años, que en vez de favorecer a las pequeñas empresas de la construcción las perjudican. “Cuando vamos a los bancos a solicitar ese dinero prestado siempre se dicen que no hay”, sostuvo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4
Compartir
Noticia anteriorLa OPS respalda el proceso de reapertura gradual en el país
Noticia siguienteSuprema Corte de Justicia ha conocido 1,820 expedientes