OMS: el virus sigue ahí en meses cálidos

Compartir
La OMS rechaza que el coronavirus desaparezca con el calor.

Ginebra. La jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove, advirtió que es erróneo concebir que la COVID-19 actúe por oleadas y es menos virulento en los meses más cálidos, ya que “sigue ahí sin importar la temperatura”.
“Llevamos cinco meses de pandemia, y nada indica que el virus vaya a no resurgir en determinados meses”, subrayó en rueda de prensa la experta al ser preguntada sobre posibles “segundas oleadas” de COVID-19 en países donde la pandemia ha remitido.

“Lo que sabemos es que nos tenemos que preparar para que el virus pueda resurgir, y no hace falta que sea en meses de invierno. Ya lo hemos visto en varios países, por lo que debemos permanecer en alerta”, añadió. La doctora estadounidense explicó que la mayor complicación en meses invernales no derivaría de una hipotética estacionalidad del coronavirus, sino de que casos de COVID-19 y de gripe se confundan.

“Lo hemos visto en el hemisferio sur, y complica nuestra comprensión del virus, si la gente no es sometida a tests no sabemos con qué está infectada la gente y ello podría saturar el sistema sanitario”, alertó. Sobre la situación en Sudamérica, una de las regiones donde la pandemia avanza más rápidamente, el director de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, indicó que la transmisión es alta en países como Brasil, Chile o Perú

Añadió que en los países de ésa y otras regiones por ahora la forma más efectiva de frenar la pandemia es con medidas de distanciamiento físico.

“En muchos países no hay alternativa si no se tiene capacidad para detectar y hacer seguimiento de casos”, señaló. Indicó que algunos países en Asia Oriental fueron capaces de detener la transmisión sin recurrir a confinamientos masivos, pero que esto sólo puede conseguirse en lugares “capaces de poner en marcha medidas extensivas de búsqueda y seguimiento de casos y contactos”.

El mundo alcanza los 5.3 millones de contagiados

Los casos de COVID-19 confirmados por laOMS en todo el mundo alcanzaron ayer los 5.3 millones de los que 342,029 han fallecido. Los contagios diarios se han acelerado en la última semana y superan ya las 100,000 infecciones por jornada, debido sobre todo al fuerte incremento en el continente americano, la región más afectada con 2.4 millones de casos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorFalta de comida en Chile desata protestas
Noticia siguienteLa OMS detiene los ensayos con hidroxicloroquina