Qué es la "generación confinamiento" y por qué es motivo de alerta para la OIT

Compartir

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) advirtió este miércoles que 17 % de los jóvenes que trabajaba se quedó sin empleo a raíz de las medidas tomadas por los países para frenar la expansión de la pandemia de coronavirus, y que el panorama todavía puede empeorar aun más, por lo que hizo un llamado a evitar que se cree una "generación confinamiento" marcada por la precarización.

Al dar a conocer la cuarta edición "Covid-19 y el mundo del trabajo", el organismo explicó que realizó una encuesta mundial en línea para detectar las problemáticas específicas de los trabajadores de 18 a 30 años, que obtuvo más de 13.000 respuestas.

Los resultados preliminares revelaron que más de uno de cada seis jóvenes que se habían incorporado al mercado laboral en todo el mundo, perdieron su fuente de empleo desde que comenzó la crisis sanitaria.

En el caso de los jóvenes que han mantenido su empleo, la cantidad de horas que trabajan se redujo en 23 %, lo que afectó sus ingresos, mientras que 71 % labora de forma íntegra o parcial desde su casa.

"Los jóvenes se ven afectados de forma desproporcionada por la crisis del Covid‑19, y padecen sus consecuencias adversas en varios ámbitos, en particular en la interrupción de sus programas educativos o de formación, pérdida de empleo y de ingresos, y mayores dificultades para encontrar trabajo", alertó el organismo.

La OIT destaca que, de los 178 millones de trabajadores jóvenes que había en el mundo antes de la crisis, cuatro de cada diez participaba en los sectores más afectados por la pandemia, como el comercio mayorista o minorista, la reparación de vehículos de motor y bicicletas, fábricas, sector inmobiliario, actividades empresariales  y administrativas, hotelería y alimentación.

Además, casi el 77 % lo hacía en el sector informal, lo que implica que no contaban con protección social y, en muchos casos, derechos laborales mínimos.

"Incluso antes de que surgiera la crisis, más de 267 millones de jóvenes no tenían empleo, ni participaban en ningún programa educativo o de formación", señaló el informe.

Estudios truncados

Por otro lado, alrededor de la mitad de los alumnos jóvenes manifestó que, debido a la pandemia, probablemente concluirán sus estudios con retraso, mientras que el 10 % prevé que no podrá terminarlos.

Carecer de empleo y perspectivas de estudios explica que más de la mitad de los jóvenes estén sumidos en un estado de vulnerabilidad, con episodios de ansiedad o depresión desde que comenzó la alerta mundial por el coronavirus.

"Existe la necesidad de aplicar lo antes posible medidas de respuesta a gran escala con objetivos específicos en materia de política de empleo, y conjugarlas con políticas macroeconómicas de apoyo para evitar que los jóvenes actuales pasen a constituir una 'generación de confinamiento'", advirtió la OIT.

Agregó que la crisis tendrá consecuencias a largo plazo, a menos de que se realicen las intervenciones pertinentes en el plano normativo para mejorar la situación de los jóvenes de todo el mundo, en particular la de los más vulnerables, a raíz de una recesión económica tan grave como la que se avecina.

La OIT ya advirtió en informes anteriores que al menos 305 millones de personas perderán sus empleos a tiempo completo, a causa de las medidas para hacer frente al covid-19, y que hasta 1.600 millones de trabajadores de la economía informal pueden perder completamente sus fuentes de sustento.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorCámara de Diputados convoca a sesión este viernes para conocer extensión del estado de emergencia
Noticia siguienteAmérica busca activarse ante anuncios de recesión e incremento de contagios