El Banco Popular abre la puerta del “leasing” verde

El Popular lidera el respaldo financiero a proyectos de energía renovable en el país, con una cartera que superó el pasado año 2019 los US$188 millones.

El Banco Popular Dominicano anunció la ampliación de su portafolio de productos de financiamiento sostenible “Hazte Eco” con el denominado leasing verde de paneles solares y vehículos eléctricos para empresas, convirtiéndose en la primera entidad financiera del país en ofrecer esta clase de línea de crédito amigable con el medioambiente.

Esto en el marco del Día Mundial del Medioambiente e trata de un instrumento financiero destinado fundamentalmente al segmento de clientes empresariales. La organización financiera ya cuenta con una cartera de RD$480 millones en leasing verde y otros RD$315 millones en proceso de formalización, para un total de RD$795 millones. La intención del Popular es seguir extendiendo esta fórmula de financiamiento a otros bienes sostenibles. Entre las grandes virtudes del leasing destaca el beneficio fiscal que conlleva, al permitir un ahorro impositivo del 27% y la compensación del ITBIS de compra, por lo cual el monto a financiar es mucho menor, según se explicó en una rueda de prensa remota.

Además, al ser un contrato de arrendamiento, a este instrumento se le aplica una tasa de interés siempre más baja que para otra modalidad de préstamo. En el caso particular del leasing verde, el cliente puede llegar hasta el 100% de financiamiento del activo, con plazos para pagar que van desde los dos a los siete años. Los clientes tienen la ventaja de poder llevar a cabo inversiones sostenibles que garantizan un impacto medioambiental en sus negocios, al tiempo que optimizan la adquisición de sus activos y mantienen su capital de trabajo con un costo de operación más reducido.

Financiamiento alineado a los ODS

Además de financiar la generación de energías renovables y de movilidad sostenible, el leasing verde del Popular incluirá también la concesión de préstamos para el fomento de soluciones de eficiencia energética y de optimización y reducción de recursos naturales, así como proyectos de construcción sostenible, entre otros rubros, cumpliendo así con varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Como ocurre con todo leasing, este tipo de instrumento es un contrato de arrendamiento financiero que pone en manos del cliente el uso y disfrute de bienes muebles e inmuebles por un período determinado, durante el cual la titularidad del activo es del arrendador, en este caso, del banco. Al final del contrato el bien pasa a ser propiedad del cliente o arrendatario.

“Estamos aprovechando nuestro tradicional liderazgo en leasing, adaptando sus beneficios en términos de plazos, flexibilidad y porcentajes hacia el entorno de la sostenibilidad, algo que demanda la población y se convierte en un valor agregado que beneficia a las empresas”, expresó el señor Edward Baldera, vicepresidente del Área Internacional, Institucional y de Inversiones.

Y agregó: “Nosotros no nos detenemos, siempre estamos innovando y comprometidos con los ODS”.

Apostar a sostenibilidad es una vía para reactivar

El leasing es una modalidad de financiamiento de activos donde el cliente puede adquirir los bienes necesarios para su empresa. Este financiamiento se realiza mediante la firma de un contrato que el mismo incluye un valor residual pactado y se paga a través de cómodas cuotas mensuales. Luis E. Espínola, vicepresidente ejecutivo de Banca Empresarial y de Inversión, explicó que “apostar por la sostenibilidad es una de las vías para la reactivación económica en un momento como el actual.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anterior¡Cuántos cuentos!
Noticia siguienteHacen prueba de la COVID-19 en Cienfuegos