El papa aprueba la beatificación del obispo argentino fray Mamerto Esquiú

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco ha autorizado la beatificación del obispo argentino Mamerto Esquiú, muerto en 1883, al reconocer un milagro atribuido a su intercesión, la curación de una niña, informó hoy la Santa Sede en un comunicado.

Francisco decidió permitir a la Congregación para la Causa de los Santos autorizar el decreto sobre fray Esquiú tras reunirse en audiencia con su prefecto, el cardenal Angelo Becciu.

Fray Mamerto Esquiú, como se le conoce popularmente, de la Orden de los Frailes Menores y antiguo obispo de Córdoba, nació en la localidad catamarqueña de San José de Piedra Blanca (norte del país) en 1826 y murió el 10 de enero de 1883 en La Posta de El Suncho.

El futuro beato accedió al noviciado de los Frailes Menores de la provincia de Asunción en 1841 y, en 1850, empezó a enseñar en el seminario de Catamarca.

En 1862 fue misionero en Bolivia e impartió en el seminario de Sucre.

Los fieles, que le atribuyen numerosos milagros, le recuerdan por su piedad e "integridad moral" y en vida destacó por la ayuda material y espiritual a los más pobres, la formación de seminaristas y sus predicaciones y misiones.

Oficiaba misas en penales y hospitales y encarnó una intensa obra política y social.

En ese sentido, fue declarado "orador" de la Constitución Nacional de 1853 por sus célebres sermones en favor de su acatamiento y de la unión de los argentinos.

Para su beatificación, los postuladores de la causa presentaron como milagro la "curación milagrosa" de una niña que padecía una infección ósea, una osteomielitis aguda crónica y artritis séptica.

La niña, nacida prematuramente, enseguida presentó problemas respiratorios y una salud delicada, como una inflamación de la pierna izquierda.

Fue operada en varias ocasiones y en enero de 2016 la situación empeoró.

Ante la gravedad de su estado, la madre puso sobre la pierna enferma de su hija una reliquia de Mamerto Esquiú y lo invocó.

Poco después una radiografía certificó la curación casi completa de la osteomielitis.

Por otro lado, el papa Francisco ha declarado la beatificación del médico venezolano José Gregorio Hernández y reconoció las "virtudes heróicas", primer paso para la beatificación, de la religiosa mexicana Gloria Maria de Jesús Elizondo, superiora de la Congregación de las Misioneras Catequistas de los Pobres. EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorIrán rechaza mayor acceso a inspectores y dará respuesta "apropiada" al OIEA
Noticia siguienteLa ONU avisa del peligro del coronavirus en Haití pese a las bajas cifras