70 temas básicos sobre elecciones

Introducción

He aquí los 70 temas que ha recogido la Conferencia del Episcopado Dominicano desde la primera vez que tocó el tema de elecciones, en las primeras elecciones libres de 1962. Han pasado 58 años. Desde entonces lo ha tocado en cada elecciones y siempre ha sido necesario. Mi libro “ELECCIONES” los recoge. Puede pedírnoslo al teléfono 809-978-8635.

70 temas básicos, pues, sobre elecciones:
1- Católicos (1962).
2- Gobierno elegido (1966).
3- Obispos en sus diócesis (1974).
4- Convivencia (1974).
5- Responsabilidad (1978).
6- Los obispos (1978).
7- Manipular la Iglesia (1978).
8- Los pobres (1982).
9- El único deseo del pueblo (1982).
10- Seis peticiones (1982).
11- Candidatos (1986).
12- Solo ascender (1986).
13- Católicos que se postulan a cargos electivos (2008).
14- Programas concretos (1986).
15- Gobernar (1986, 1990, 1994 y 2004).
16- Criterios del buen gobernar que deben inspirar el coto consciente (2008).
17- Demagogia (1986, 1990 y 1994).
18- Votar (1986, 1990, 1994, 1996 y 2004).
19- Hay que votar (1996).
20- El voto: derecho y deber (2002).
21- Sobre el voto: un resumen (2008).
22- En política se actúa en conciencia y se promueve el bien común (2008).
23- Junta Central Electoral (1986, 1990, 1994 y 2004).
24- Desautorización (1987 y 1994).
25- Ambiente electoral (1994).
26- La campaña electoral (1990).
27- Fase final (1986, 1990, 1994 y 1996).
28- Fin de campaña (1996).
29- Después de la campaña (1996).
30- Elecciones limpias (1996).
31- Después de las elecciones (1994).
32- Los observadores (1996).
33- Las encuestas (1996).
34- Paz, serenidad, cordura (1996).
35- La trampa, acción inmoral y delito (1996).
36- Saber ganar y perder (2004).
37- Triunfalismo peligroso (1996).
38- Los cargos públicos (1998).
39- Senadores y diputados (1998).
40- Medios de comunicación (1994 y 1998).
41- Oposición partidista (1998).
42- Cargos legislativos y municipales (2002).
43- Repudio nacional (2004).
44- Próxima justa electoral (2007).
45- Exhortaciones (2008).
46- Costo y tiempo de las campañas (1996, 1998, 2000, 2002, 2004, 2007, 2008).
47- El tema de las elecciones: Mensaje de febrero de 2012.
48- Próximas elecciones y otras
sugerencias (2016).
49- En los días próximos al sufragio electoral (2016).
50- Treinta tweets para las elecciones.
51- Los vicios de la política (2019).
52- Las elecciones del 2020: darle más participación a la juventud (2019).
53- Las elecciones desde la óptica de la fe: criterios (2020).
54- La Iglesia y el proceso electoral (2020).
55- El debido respeto a las normas por los actores políticos (2020).
56- Novedad legislativa: búsqueda del bien común (2020).
57- A la Junta Central Electoral (2020).
58- A los candidatos (2020).
59- La juventud en el proceso electoral (2020).
60- El valor de la mujer (2020).
61- A los electores: examinar su
conciencia y discernir por quién votar (2020).
62- A los medios de comunicación: “los fakes news”, principal amenaza (2020).
63- La violencia: primera preocupación (2020).
64- La corrupción: segunda preocupación (2020).
65- La justicia débil: tercera preocupación (2020).
66- Agenda política: quince puntos que los candidatos deben presentar (2020).
67- La educación ciudadana (2020).
68- La convivencia ciudadana (2020).
69- Un pacto nacional: nuestro gran deseo (2020).
70- Siete exhortaciones:

a) Dignificar el ejercicio de la política.
b) Los sacerdotes y demás agentes de pastoral organizar jornadas de oración y reflexión.
c) Los sacerdotes no han de participar activamente en los partidos políticos, sino formar a los feligreses en los valores éticos y morales.
d) Promover un diálogo permanente y constructivo.
e) Poner un granito de arena para que el país siga avanzando.
f) Participar en las elecciones como en una fiesta democrática.
g) Pedir a la Virgen de Altagracia su intercesión.

Primer tema tratado
Me parece oportuno, para mostrar los textos tratados, traer aquí el primer tema de los 70 citados, que es de 1962, que está en mi libro “Elecciones”.

Católicos
“He aquí la orientación clara y terminante de la Conferencia, referente a la participación en partidos políticos y votos de los católicos.

Ella reconoce que:
a) «… es necesaria la existencia de diversos partidos políticos y que, por lo tanto, no señalamos partido que ha de acogerse ni rechazarse».

b) «… la participación en la política constituye para los fieles un deber verdadero y propio» y que los fieles «deben inscribirse en partidos que defiendan una auténtica política nacional».

c) «… los católicos tienen el deber de votar en bien de la sociedad, especialmente en las actuales circunstancias y que el voto constituye un deber de conciencia y no por motivos personales y egoístas».

d) «… los católicos solo deben votar por personas honestas que ofrezcan garantía para el futuro de la Patria y de la Iglesia»”.
(1962, citado en nuevo en la Carta con motivo de las elecciones de 1966).

3- Las elecciones del 2020: darles más participación a los jóvenes.
“Con la llegada del 2019, hemos entrado en un año preelectoral donde nueva vez viviremos las cruzadas de promesas de cambios o continuismos, con caras conocidas que provocarán la falta de dinamismo en la contienda electoral. La buena política promueve la participación de los jóvenes y la confianza en el otro. En la pasada Carta Pastoral de 2019 enfatizamos sobre la necesidad de tomar en cuenta a nuestros jóvenes promoviendo su participación. Los resultados electorales de 2016 en la matricula de la Cámara de Diputados, los jóvenes entre 25 y 34 años fueron apenas el 2.6%, los electos a alcaldías el 4.4%, y a regidurías el 9.3%. (Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, 24 de julio 2017).

Por otro lado, el desempleo juvenil ronda el 31%, mientras que el grupo de jóvenes que ni trabajan ni estudian, los `ninis´, era el 22.5% en 2015. (Ibídem). Es necesario tomar en cuenta a nuestros jóvenes en el campo político y en el mundo laboral, promoviendo iniciativas para el emprendedurismo, más aún, dándoles oportunidad para saberse valorados por todos.

Nos identificamos con el pensamiento del papa Francisco cuando expresa que `la política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre, pero cuando aquello que se dedican a ella no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción. La responsabilidad política constituye el desafío de proteger a los ciudadanos y crear las condiciones para un futuro digno y justo. La política, si se lleva a cabo en el respeto fundamental de la vida, la libertad y la dignidad de las personas, puede convertirse verdaderamente en una forma eminente de la caridad´» (Cfr. Papa Francisco, Mensaje por la Paz 2019: “La buena política está al servicio de la paz”. (2019).

4- Por último, las Exhortaciones finales, en 2019
“Estamos convencidos de que, sin un comportamiento responsable y coherente con la vivencia de los valores, será muy difícil dar continuidad al proyecto de Nación que soñaron los Padres de la Patria. Entendemos que no basta la sola denuncia de lo malo para llegar a cambiar las cosas. Es necesario ser propositivos y proactivos, aportando cada cual su granito de arena, es decir, realizando de forma correcta la tarea que le corresponde en la sociedad. Para garantizar la paz social es indispensable el respeto a las instituciones públicas y privadas, ya que la institucionalidad del Estado es el corazón de la vida para salvaguardar las garantías de una democracia transparente, justa, equitativa, en igualdad de condiciones entre los ciudadanos.

El país es de todos y todos somos responsables de su buena o mala marcha. Aprovechamos la ocasión para pedir a todos los estamentos de la sociedad: líderes políticos, funcionarios públicos, empresas privadas, organizaciones no gubernamentales, profesionales organizados e iglesias, que asumamos la tarea de vivir y educar de acuerdo a la ética y con los valores de la honestidad, equidad, verdad, trabajo, responsabilidad, respeto, solidaridad, fraternidad, justicia, hospitalidad y amor a la familia.
Porque no podemos abandonar nuestro país bajo la perversa hegemonía de antivalores, encarnados en hombres y mujeres sin principios éticos ni morales. Nuestro país merece un mejor porvenir y su destino está en nuestras manos.

Apelamos a la sensatez y cordura y al compromiso de toda la ciudadanía, de manera muy especial de los servidores públicos, la clase política y todos los hombres y mujeres de buena voluntad, que se interesan por la buena marcha del país, para que juntos construyamos una República Dominicana diferente que respete el supremo valor de la vida, que sea equitativa, donde se combata la miseria con políticas de inclusión de los más pobres en los proyectos de desarrollo; una sociedad honesta, cordial, unida, solidaria, viviendo a plenitud los valores que sostuvieron la libertad conquistada aquel 27 de febrero de 1844.

Restauremos la confianza, el optimismo y la esperanza de un futuro promisorio. Pedimos al Señor, fuente de toda sabiduría, que ilumine al pueblo dominicano y a todas sus autoridades, en el 175 aniversario de su Independencia.

Conclusión

CERTIFICO que los textos expuestos en este trabajo son contenidos de mi libro: “ELECCIONES” y de la Carta Pastoral: “Elecciones 2020: Espacio de participación y compromiso”.

DOY FE en Santiago de los Caballeros a los veiticuatro (24) días del mes de junio del año del Señor dos mil veinte (2020).

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anterior“Me gusta expresar lo que siento con cada pincelada”
Noticia siguienteHistoria, epidemia y pandemia en el Caribe (4-4)