El ambulantaje se apodera nuevamente de las calles del GSD

Las calles y aceras del Gran Santo Domingo han sido invadidas nuevamente por vendedores informales, quienes exhiben sus mercancías en varias intersecciones, apoderándose de espacios destinados al paso peatonal y vehicular, como este en la avenida Nicolás de Ovando.
Los ayuntamientos han fallado en fiscalizar los espacios públicos utilizados por vendedores informales

Las calles y aceras del Gran Santo Domingo, nuevamente están invadidas por los vendedores informales, quienes exhiben sus productos agrícolas y otras mercancías en varias intersecciones, apoderándose de estos espacios que son destinados al paso peatonal y vehicular.

Desde que el Poder Ejecutivo declaró a la nación en estado de emergencia por la presencia del coronavirus en el país, paralizando las operaciones económicas casi en su totalidad, estas prácticas había menguado en gran medida. Sin embargo, muchos vendedores ambulantes que no fueron incluidos en los distintos programas de ayuda del Gobierno no tuvieron otra opción que volver a las calles y aceras a vender mercancías para subsistir.

Desde el pasado mes de mayo, cuando empezó la reapertura gradualo por fases de la economía dominicana, y del sector transporte los llamados buhoneros o vendedores ambulantes volvieron a instalarse en sus antiguos puestos (aceras y calles) de trabajo.

Aceras son ocupadas en SDN

La carencia de un lugar público destinado para vendedores informales, así como los negocios ambulantes de venta de ropas y alimentos, ha provocado en gran manera la desorganización en varias intersecciones del municipio de Santo Domingo Norte.

Por ejemplo, las personas que transitan por la intersección de la avenida Charles de Gaulle con Hermanas Mirabal en Villa Mella, se ven obligadas a transitar por plena avenida debido a que buhoneros toman las aceras para comercializar sus productos.

Estas personas que a diario transitan por estas vías hacen un llamado a las autoridades donde piden que puedan reubicar a los comerciantes en un lugar específicamente destinado para este tipo de comercio.

“El Ayuntamiento debe buscarle una salida viable tanto para los vendedores informales como a los transeúntes”, expresó Elisabeth Sánchez, quien diariamente transita por la zona.

Convierten calles en mercado en SDE

La historia es casi la misma en el municipio Santo Domingo Este. Para especificar un lugar, vendedores ambulantes, en carritos, triciclos y con productos tirados en la acera y en las mismas calles, se encuentran en el tramo comprendido entre la avenida San Vicente de Paúl con Fernando de Navarrete, lugar conocido como La Bomba de Los Mina.

Entre los productos que se exhiben en plena acera y calles, se destacan mangos, guineos, lechosas, piña, yuca, plátanos, verduras, tomates, ajíes, cebolla, ajo, entre otros productos agropecuarios que ofrecen al público por unidades o lotes.

Por el lugar se hace casi imposible el tránsito y a esto se suma el desorden que representan las rutas de concho, ya que, es el punto de partida de los residentes hacia diferentes puntos del Gran Santo Domingo.

Los productos en las calles de SDO

Mientras que la intersección formada por las avenidas 27 de Febrero e Isabel Aguiar, en Santo Domingo Oeste, se ha convertido en una especie de mercado de productores, donde un considerable número de buhoneros oferta todo tipo productos a lo largo de las aceras de estas vías, situación que ha convertido el lugar en un caos.

Estos vendedores improvisados exhiben sus mercancías en plena acera, cuando hay mayor afluencia de peatones, pero en las horas pico es peor. Allí las papas, yuca, auyamas, así como yautía, berenjena, tayota, naranja dulce y agria, cebolla, guineos verdes y maduros y caña, son ofertadas como en cualquier mercado.

El DN no se escapa de la problemática

A diferencias de los ubicados en los municipios, los buhoneros que operan en la intersección entre la avenida Máximo Gómez con Nicolás de Ovando, frente a la estación de Los Taínos del Metro de Santo Domingo, en el Distrito Nacional, se abstienen de vender productos agrícolas y apuestan a las ofertas de zapatos, cremas para la piel, cabello postizo, ropa íntima y de vestir, así como juguetes, perfumes y gafas, entre otros artículos. Parte de estos productos son exhibidos en casetas colocadas sobre la acera de la avenida Nicolás de Ovando, reduciendo la fluidez del tránsito peatonal y vehicular.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d2
Compartir
Noticia anteriorPRM pide que se investigue a los que amenazaron a empleados
Noticia siguientePeña Mirabal afirma que el protocolo garantizará salud