Elecciones del 5: en medio de una economía muy golpeada

Este domingo están “convocados” a las urnas 7 millones 529 mil 923 dominicanos para elegir 264 cargos, según la JCE.
El país ha sufrido caída de ingresos y perdido dinamismo en áreas vitales

Las elecciones presidenciales y congresuales de este 5 de julio se realizarán en medio de un contexto en que la economía dominicana ha sido golpeada fuertemente por una pandemia que no se esperaba, en un panorama de caída de ingresos en el Estado y con una situación que no da señales precisas sobre cuándo se disipará.

En la antesala del certamen electoral, el país ha sido golpeado por varios frentes. Por un lado, la economía cayó 7.5% entre enero y abril, empujada por el inicio de la pandemia en marzo -que afectó sectores vitales como el turismo- ya que el país venía de crecer 4.7% en enero y 5.3% en febrero. Y por otro lado (según un corte a junio) hay una caída neta de RD$73,000 millones en las recaudaciones, debido a la aplicación del estado de emergencia y toque de queda, que mantenía para entonces a muchas empresas y actividades cerradas en el territorio nacional.

En general, cuando se presentó hace varias semanas la propuesta de reformulación presupuestaria -al Presupuesto Nacional 2020 en el Senado-, el Ministerio de Hacienda calculaba que los ingresos del Gobierno habían caído en RD$106,000 millones, por el impacto del coronavirus, “aunque las medidas adoptadas compensaron esa caída”.

Pero las arcas del Estado vienen de sufrir otro serio revés, cuando la Junta Central Electoral (JCE) debió suspender el 16 de febrero de este año el certamen en que debían escogerse las autoridades municipales. El costo de esa jornada había sido calculado meses antes por la propia JCE en unos RD$4,016 millones. A eso hay que sumar lo que implicó realizar las elecciones en una fecha posterior, el domingo 15 de marzo. El número “redondo” de gastos en ese proceso no se ha ofrecido. Pero el país también había perdido en los equipos del voto automatizado unos 20 millones de dólares (alrededor de RD$1,070 millones, calculando al cambio de ese momento), sumado a otros 39 millones de dólares (alrededor de RD$2,082.6 millones) invertidos en equipos en el 2016, que servirían para 2020.

Para las elecciones presidenciales y congresuales de este domingo 5 de julio están hábiles para votar 7 millones 529 mil 923 dominicanos. En total, 1,868 candidatos se disputarán 264 cargos.

El 23 de junio el Gobierno completó 2 mil 870 millones de pesos para el financiamiento de este proceso electoral y asignó otros 2,000 millones de pesos para una posible segunda vuelta, que se celebraría 21 días después, en caso de que ninguno de los contendientes (en el caso de la presidencial) resulte ganador en la primera jornada de votación.

La Dirección General de Presupuesto, una dependencia del Ministerio de Hacienda, dijo que tras la promulgación por parte del Ejecutivo del Presupuesto complementario, transfirió a la JCE 1,000 millones de pesos para los partidos políticos, monto que se suma a los RD$1,800 millones que había desembolsado al órgano comicial. En el proceso del domingo se utilizarán 24 millones de boletas presidenciales y congresuales.

Lo que ha debido hacerse

A junio pasado, el Estado había invertido 57,000 millones de pesos para atender la situación creada por la pandemia, según cifras del ministro de Hacienda, Donald Guerrero. Fue un dinero dispuesto para programas puestos en marcha por el Gobierno para atender a trabajadores suspendidos, a micro, pequeñas y medianas empresas y a la población vulnerable desde marzo cuando se declaró la pandemia. A eso hay que agregar la iniciativa Pa‘ Ti dirigida a trabajadores independientes. En el país la cifra de empleados en paro superó el millón.

Con esos nuevos programas, a junio pasado, el costo de atención a la pandemia alcanzó los 57,500 millones de pesos, tanto con el programa Quédate en casa, el Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE), el programa Pa‘ Ti y las asistencias a través de Ministerio de Salud Pública, Sistema Nacional de Salud y los programas de asistencia social de la Presidencia. Ante la realidad del choque del coronavirus, el Banco Central (BCRD) debió implementar una serie de medidas monetarias expansivas orientadas a la provisión de liquidez a bajas tasas de interés, para apoyar a los sectores productivos y a los hogares. Es más o menos eso lo que han ido haciendo otros bancos centrales del mundo, en procura de mitigar el impacto de la crisis.

El banco, por ejemplo, puso a disposición de los agentes económicos, mipymes y hogares RD$120 mil millones (cerca de 3 % del PIB) vía distintas facilidades, de los cuales hace varias semanas habían sido canalizados a los sectores productivos y hogares unos RD$76 mil millones, que contribuirán a una mejoría de la demanda interna, según el BCRD. En adición, se tomaron medidas de provisión de liquidez en moneda extranjera por US$622 millones.

Lío al que llevó el insistir con el voto automatizado

Hace un año (julio de 2019, según datos de prensa de ese tiempo) el pleno de la JCE había aprobado un anteproyecto de presupuesto para 2020 por 16,540 millones de pesos, de los cuales 8,377 millones se utilizarían para los procesos electorales de este año, en el que se celebrarían por separado las elecciones municipales -por un lado- y las presidenciales y congresuales por otro.

Sin embargo, en el Presupuesto General del Estado actual solo le fue asignado un monto de RD$10,884.8 millones, de lo cual en el primer trimestre del año la JCE consumió el 69.8%.

El problema que llevó a la suspensión de las muncipales del 15 de febrero se debió a un cúmulo de fallas, principalmente en los equipos para el voto automatizado. Ese hecho marcó un hito negativo en la institución comicial.

Cuidar la higiene costará $47 millones adicionales

Para implementar el protocolo sanitario en las elecciones de pasado mañana, la JCE tendrá que incurrir en gastos adicionales, informó la institución, cuando a inicios de junio adjudicó a varias empresas para adquirir materiales de protección e higiene.
Para entonces, se mencionó un monto de 47.1 millones de pesos. Con eso -dijo la JCE- adquiría 100 galones de gel antibacterial por 88 mil 900 pesos; 100 galones de alcohol isopropílico al 70% por 98 mil pesos; 800 mil mascarillas tipo quirúrgicas por 17 millones 600 mil pesos; 60 mil frascos más de gel antibacterial por 11 millones 400 mil pesos; 1 millón 300 mil pares de guantes estéril desechables; 500 mil mascarillas de tres capas para uso civil por 12 millones 500 mil pesos y 1,000 paquetes de toallas húmedas alcoholizadas de 80 hojas por 78 mil 750 pesos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir
Noticia anteriorLos desafíos de las elecciones del 2020
Noticia siguienteFútbol iniciará su Fase I la próxima semana