Plantean el sector privado juegue papel dinámico

Compartir
Julio Andújar Scheker, asesor económico del Banco Central.

La efectividad de las medidas de política económica requiere de un sector privado dinámico que juegue su rol en el relanzamiento de las actividades productivas, como lo venía haciendo durante los años de alto dinamismo de la economía dominicana antes de la irrupción del coronavirus.

La afirmación la hacen tres economistas del Banco Central en un análisis que publican en la sección Página Abierta. “Las condiciones están dadas. Es cierto que vivimos un momento de grandes retos no solo para la economía dominicana, sino también para todas las economías del globo, pero también es verdad que, en múltiples ocasiones anteriores, el ingenio y el esfuerzo humano en un marco de expectativas positivas nos ha permitido salir adelante. Esta vez no será la excepción”, dice el equipo encabezado por el doctor Julio G. Andújar Schekere integrado por los economistas Rafael Capellán Costa, Carolina Ramos. El análisis “Reapertura de la economía dominicana: Un reto que nos compete a todos, aboga por que aunemos esfuerzos con nuestra mirada puesta en el futuro y lograremos con las medidas implementadas una pronta recuperación de nuestra economía, un requisito impostergable para retomar el camino del desarrollo”.

Los economistas bancentralianos dicen que para estos fines, se requiere una simbiosis entre las políticas públicas y la actividad económica privada de manera que, como país, continuemos empujando la economía en una misma dirección, hacia la tan anhelada recuperación y la vuelta a la normalidad de nuestras actividades productivas.

El grupo de asesoría económica de la Gobernación del Banco Central plantea que “si bien estamos de acuerdo en que no existe una fórmula mágica para dejar atrás los inevitables embates que la actual crisis de salud presenta para la economía y tomando en cuenta los elementos de incertidumbre que aún prevalecen en el contexto actual, consideramos necesario reconocer, al margen de motivaciones particulares, que los esfuerzos realizados tanto en términos fiscales, como monetarios y financieros, para aliviar la carga de los hogares y empresas dominicanas, han sentado las bases para recuperar la confianza y lograr un despegue de la economía.

Dicen que entre las señales positivas que se empiezan a vislumbrar en el contexto internacional, “podemos mencionar algunos datos recientes que muestran un comportamiento mejor a lo esperado en los últimos dos meses en Estados Unidos, la primera economía del mundo y el mayor receptor de nuestras exportaciones. Por ejemplo, en el mes de junio la economía de EUA creó unos 4.8 millones de empleos, disminuyendo la tasa de desempleo de 14.7 % en abril a 11.1%. “Asimismo, cifras de indicadores líderes del último mes evidencian una mejoría en variables como el indicador de gestores de compras del sector manufacturero (PMI, por sus siglas en inglés), el índice de confianza de los consumidores y el índice de producción industrial.

Referencia coyuntural de la economía de EE.UU

Todos estos indicadores son seguidos muy de cerca por los mercados a nivel internacional, como referentes del comportamiento coyuntural de la economía estadounidense”, plantean los economistas Andújar, Capellán y amos. Tomando en cuenta la relación existente entre la economía estadounidense y la dominicana, es de esperarse que una mejoría progresiva en nuestro principal socio comercial tendría efectos positivos sobre importantes variables de la economía doméstica, tales como las remesas, las exportaciones y el turismo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorZidane, cansado del tema de los árbitros con el Real Madrid
Noticia siguienteFirman acuerdo para inversión territorial