Pandemia y confinamiento disparan alarma sobre  enfermedades mentales

Santo Domingo.- El psiquiatra Rafael Johnson advirtió que el coronavirus ha traído consigo un incremento de otras patologías o el agravamiento de los cuadros clínicos de los pacientes siquiátricos, lo que a su juicio se verá reflejado en los próximos seis a 12 meses, donde más del 30 por ciento de la población va a requerir atención de salud mental.

Al participar en el webinar, “Neurocardiopandemia: La nueva crisis emergente cardiometabólica”, organizado por Cardiology Report, una iniciativa con carácter académico auspiciado por  la cardióloga Pura Henríquez, donde también participó el cardiólogo clínico Bolívar Tejada.

El destacado psiquiatra especialista en adicciones, dijo que otra de las preocupaciones  es el incremento de los suicidios y divorcios como consecuencias inmediatas de la pandemia y su cuarentena.

El doctor Johnson advirtió que se van a multiplicar los pacientes de enfermedad mental y los suicidios se convertirán en una preocupación más apremiante.

“Se va a incrementar incluso el divorcio, porque por el aislamiento muchas personas se dieron cuenta que no podían vivir juntas pero deciden seguir por la crisis económica, al principio del próximo año se separan”, agregó en el encuentro virtual moderado por las doctoras Amparo Taveras y Pura Henríquez.

Johnson, pasado presidente del Colegio de Neuropsicofarmacología, destacó que antes del covid-19 la depresión mayor iba a pasar a ser la mayor morbilidad y causa de discapacidad laboral pero con la presencia del virus se reformularon las cifras.

Dijo que la enfermedad del covid-19 y sus efectos a nivel cerebral dejará como consecuencia una epidemia de depresión.

Agregó que esto se debe al impacto a nivel cerebral y los cambios o alteraciones que han causado trastorno del sueño, ánimo y depresión que a su vez causan otras enfermedades.

Puntualizó que esta situación provoca neurotoxicidad debido a la cantidad de activación nerviosa del cerebro e incluso en personas jóvenes, lo que según dijo provoca atrofia en las neuronas por que el cerebro disminuye el intercambio y contacto de información por el glutamato activado.

Cerebro y corazón

Mientras que, el cardiólogo intensivista Bolívar Tejeda, habló sobre la relación del cerebro con las enfermedades del corazón, de lo cual sostuvo que es la cuarta alteración que más ha crecido en el mundo.

Manifestó que los efectos de los factores potenciales modificables combinado con los infartos tienen mucho que ver con el cerebro y las emociones ya que no todas las personas reaccionan igual.

Aclaró que la disminución de ateroesclerosis con los medicamentos representa una disminución en la morbimortalidad y la mortalidad, pero esto ha aumentado con la obesidad y diabetes.

Recomendó a sus colegas cardiólogos no abandonar a los pacientes solo con el control de la enfermedad matriz, sino que se debe tomar en cuenta que en tiempo de pandemia hay muchos factores emocionales que van a incidir y que se les debe prestar atención, ya que las catástrofes aumentan las emociones,  problemas depresivos y los infartos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorDetenido el exsecretario de Salud de Río por fraude en compra de respiradores
Noticia siguientePRSC desafilia 39 miembros que apoyaron candidatos de otras organizaciones en elecciones