“Para mí la música es la banda sonora de mi vida”

Compartir
Durante su trayectoria profesional, Isadora Bruno ha obtenido cuatro Premios Casandra y un Soberano.

Isadora Bruno es una artista con sello propio. Una bailarina y coreógrafa neoclásica que experimenta con encontrar un sello dominicano que defina la danza como “nuestra”, siempre destacando la dominicanidad, ya sea a través de la música con la que se inspira o en los temas. “Quiero lograr un movimiento dancístico que cuando lo vean en cualquier parte del mundo, digan ese grupo es dominicano, ese es el ballet dominicano”, expresa la bailarina. Recuerda que su gran oportunidad a nivel profesional fue en 1991 cuando estuvo de gira por el todo mundo con Juan Luis Guerra, lo que la llevó a destacarse más como bailarina y a desarrollarse como ente social y como artista, además, de la oportunidad de conocer “tantos países, donde pude identificarme más aun con mis raíces”.

Coreógrafa y productora… ¿con cuál se identifica más?
Me identifico mucho más con el papel de coreógrafa, ya que fui bailarina y me encanta enseñar. Soy maestra de vocación, a la vez investigo y diseño pasos, es lo que más amo. También es una herramienta muy poderosa poder ser productora de mis propios eventos, ya que puedo controlar al máximo la producción por completo y diseñar toda una visión con la que mi trabajo se complementará.

¿Alguna influencia que te llevara hacia el mundo del arte?
Mi primera influencia fue mi abuelo, quien todos los domingos ponía música clásica, tanto ballets como óperas, y además, los mejores boleros y merengues de su época. Esto me hizo tomar interés por la música, y a su vez por la danza. Es muy importante poner a nuestros hijos y nietos a escuchar buena música y el mejor lugar y momento es en nuestras propias casas.

¿Dónde realizaste tus estudios y qué recuerdos guardas de esa época?
Empecé en Gimnasia Olímpica a la edad de seis años en el Centro Olímpico. Allí tuve la oportunidad, a mi escasa edad, poder competir, y desde ese momento sentí la magia del escenario. Luego, a los 10 años pasé a formar parte del ballet, donde permanecí por más de 15 años, convirtiéndome en bailarina clásica y contemporánea, además de participar en jazz y afro. Fui solista y primera bailarina de Ballet Nacional Dominicano y del Ballet Concierto Dominicano. Mis profesores de ballet fueron Clara Elena Ramírez, Carlos Veitía, Ximena Quintana, Juan Fidel Mieses, David Howard, entre otros a quienes recuerdos con mucho amor.

¿Qué emociones provoca en ti la música?
La música es mi musa. A partir de los sentimientos que ella me provoca es que empiezo a moverme de cierta forma y así puedo lograr plasmar una historia, lo cual es súper importante para que una coreografía sea entendible. Para mí la música es el soundtrack (banda sonora) de mi vida.

Coreógrafa y productora… ¿cuál es la función de cada una de ellas?
Coreógrafo es un diseñador de pasos y de historias, contadas a través de movimientos y no de palabras. El productor consigue todo lo necesario para que el coreógrafo pueda trabajar. Hay productores artísticos, productores ejecutivos y productores asociados y cada uno tiene una función específica.El productor artístico idea toda la producción de una forma integral y general, define un concepto, mientras que el coreógrafo trabaja con el concepto y lo materializa en el escenario.

¿Qué trabajo le ha marcado más profesional y emocionalmente?
El musical Esperanza, basado en las canciones de Juan Luis Guerra. Hice este musical desde cero literalmente, fui la creadora del concepto, de la historia original, productora y coreógrafa. Siento que lo volveré hacer por el valor histórico y social que tiene. Fue realizado en 2010 en el Teatro Nacional, hicimos siete funciones a casa llena.

Ganadora de cuatro Premios Casandra y un Soberano… ¿qué significado tienen para ti esos premios?
Esos premios han significado muchísimo, porque representan un trabajo arduo para lograr cada uno. Siempre trato de dar lo mejor de mí en cada trabajo, no importa si es pequeño o grande para mí significan lo mismo. Al final los premios son eso, un premio a la labor realizada y por eso los veo bien.

¿Cuál fue tu experiencia al trabajar en los Premios Lo Nuestro, Billboard y Grammys Latinos?
La primera vez que fui como coreógrafa, me llamaron directamente de los Premios Lo Nuestro para hacer la coreografía del musical del dúo Monchy y Alexandra. La canción “Perdidos” fue muy buena, pues pude llevar bailarines dominicanos a participar allá y también trabajé con bailarines de Miami, y así hicimos networking de esa experiencia, de la cual todavía mantengo muy buenas relaciones. Luego de ahí, fui varias veces con Juan Luis Guerra como bailarina y coreógrafa.

Recientemente inauguraste tu escuela de danza, ¿qué motivó a su apertura?
Isadora Bruno School of Dance la inauguré en febrero de este año 2020. Este espacio dancístico busca renovar la danza clásica y encontrar un estilo único dentro de nuestra dominicanidad y brindar una educación de excelencia en este arte en todas sus vertientes. La escuela está ubicada en la Plaza Patio del Norte, Arroyo Hondo. Nuestra meta es ayudar a insertar al alumno en el mundo del trabajo como bailarín, maestro, coreógrafo, historiador, crítico, diseñador, entre otras ramas relacionadas a las artes escénicas. Queremos renovar la danza clásica y encontrar un estilo único, dentro de nuestra dominicanidad, siempre manteniendo el respeto a los grandes clásicos, así como definir una nueva calidad de danza que nos muestre como una identidad dancística propia de la República Dominicana, reconocible en cualquier parte del mundo. Nuestro portafolio incluye clases de Movimiento Creativo, Pre Ballet, Ballet I, Ballet Avanzado, Ballet Adultas, Jazz Hip Hop Girls, Hip Hop Boys, Jazz Lírico Broadway, Contemporáneo, Yoga, Zumba, y en marzo, Master Classes Nacionales e Internacionales, siendo las primeras las maestras invitadas Marily Gallardo y Andreina Jiménez. Volveremos a las clases regulares en agosto 2020, ya que con la situación del Covid 19 nos vimos obligados a cerrar las puertas.

Consideración
Es muy importante poner a nuestros hijos y nietos a escuchar buena música y el mejor lugar y momento es en nuestras propias casas.”

Responsabilidad
Siempre trato de dar lo mejor de mí en cada trabajo, no importa si es pequeño o grande, para mi significan lo mismo.”

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEl Real Madrid a paso firme hacia el título
Noticia siguienteOrientaciones para un buen Gobierno