Delitos electorales

    Compartir

    Falta mucho para que los delitos electorales reciban el condigno castigo. Lo muestra la verificación de la compra de votos según la observación de la OEA y Participación Ciudadana durante las elecciones del 5 de julio. Asimismo, en distintos municipios se constató cómo delincuentes políticos alteraron las actas, sea a través de agentes infiltrados en las juntas electorales, o ellos mismos, sin consecuencia. El caso más llamativo es el de Fidel Cornelio Sánchez, hijo de la diputada peledeísta Cleo Sánchez, apresado por alterar actas para favorecer a su madre. Comprensible que un hijo quiera ayudar a su progenitora, pero muy censurable mediante procedimiento non sancto. Y lo peor es que no se accionara en su contra.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorVólquez: “Soy un guerrero y no me rindo”
    Noticia siguienteAplazan para mañana coerción exatleta Castillo