¡Dirección central y Congreso Fuerza del Pueblo!

Compartir

Este sábado pasado, 18 de julio, se reunieron un poco más de 600 miembros de la Dirección Central del Partido Fuerza del Pueblo, los cuales fueron juramentados por el Dr. Leonel Fernández como integrantes provisionales hasta su elección definitiva en el Congreso partidario.
La primera decisión adoptada, fue aprobar la convocatoria de su primer Congreso. Este evento llevará el nombre del profesor Juan Bosch, cuyo pensamiento y aportes en el contexto de las ideas políticas, constituyen un legado para el Partido Fuerza del Pueblo.

La celebración del evento se acompaña con la realización de foros de debates sobre las temáticas que dan lugar a un congreso de esta naturaleza. Se trata de formular una variedad de documentos relativos, entre otros, a nuevos estatutos, declaración de principios, líneas estratégicas de comunicación, organizacionales, de propaganda, internacional, de formación política, de financiación, de la mujer, juventud, etc.

Se ha concebido como todo un proceso; iniciará en noviembre y culminará en febrero. Meses que tienen que ver con acontecimientos importantes de la patria, como son el día de la Constitución, del aniversario de Duarte, de la Independencia Nacional. En esos meses se realizarán los foros temáticos y para cierre del Primer Congreso Profesor Juan Bosch del Partido Fuerza del Pueblo, se realizarán los eventos de escogencias de las direcciones definitivas de los organismos partidarios.

La Dirección Central aprobó en esta, su primera reunión, dar mandato a la Dirección Política para la formación de una Comisión Organizadora del Congreso, integrada de manera plural y amplia, y la elaboración de un reglamento que norme los procedimientos y disposiciones para el montaje del evento.

Al surgir como organización política creó un nuevo contexto político-partidario en el país, no sólo por el peso político del liderazgo del Dr. Leonel Fernández y la capacidad de movilización y militancia de los hombres y mujeres que le acompañan, sino sobre todo, porque sustenta una causa histórica nacional, como lo es la prevalencia y el respeto solemne a la Constitución y con ella a la vigencia de un Estado social, democrático y de derecho.

El proceso electoral atípico recién celebrado, por realizarse en medio de una pandemia, creó impaciencia en importantes poderes fácticos, especialmente grupos hegemónicos de la economía, que los indujeron a utilizar sus medios para precipitar un resultado electoral en primera vuelta. Ellos no midieron consecuencias, buscaban salidas inmediatas; puede que hayan provocado un resultado con posibilidades de manejos y gobernabilidad poco diestros e inseguros.

Midieron los resultados económicos a corto plazo, pretendiendo ganancias inmediatas y no con visión estratégica relacionándolos con la gran crisis mundial y de mercado, creada por la Pandemia del Covid-19.

Les ocurrió lo que a nuestros antiguos compañeros del Comité Político, que jugaron un papel equivocado; no eran empresarios, sino dirigentes políticos; los empresarios ahora se metieron en una decisión política, pero son empresarios, no dirigentes políticos.

Los próximos años se ven marcados con un gobierno neoliberal; si así se comporta traerá conflictos con su propia base partidaria; tampoco podrá solucionar las crisis derivadas del Covid-19, las cuales requieren pluralidad ideológica.

La Fuerza del Pueblo será no sólo la oposición para la gobernabilidad que facilite la recuperación económica y sanitaria, sino la estructura que el pueblo espera. Esa es tarea del Congreso.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorPara pensarlo a fondo
Noticia siguienteExpectación