El Caribe restringe la movilidad y advierte de medidas ante aumento de casos

Compartir

San Juan.- Los países del Caribe reaccionaron ante el incremento de casos de la COVID-19 en la región provocado por la apertura de fronteras con medidas que restringen la movilidad, además de advertir de otras iniciativas si no se frena el repunte de las últimas semanas.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, señaló este lunes que ante el repunte de casos en el archipiélago atlántico entrarán en vigor restricciones en el tráfico aéreo, la más importante que de forma inmediata la compañía de bandera, Bahamasair, suspenderá todos los vuelos con Estados Unidos.

"Nuestra situación actual requiere acciones decisivas", dijo Minnis para justificar las suspensión de los enlaces aéreos con Estados Unidos.

Las restricciones aéreas se amplían al resto de países del mundo, salvo a los vuelos comerciales internacionales y las embarcaciones transporten pasajeros de Canadá, el Reino Unido y la Unión Europea, a partir del miércoles 22 de julio.

QUINCE CASOS DURANTE EL FIN DE SEMANA

El anuncio llega después de confirmarse quince nuevos casos de coronavirus durante el fin de semana, que se suman a los 49 nuevos confirmados desde que se reabrieron las fronteras este mes de julio.

Las Bahamas, que a día de hoy registran 153 casos por la COVID-19 y 11 fallecidos, cerraron sus fronteras a los viajeros en marzo, aunque se volvieron a reabrir el 1 de julio.

A partir del 22 de julio se permitirá la salida de vuelos comerciales para que los turistas puedan retornar a sus países de origen.

Además, se permitirán vuelos internacionales privados y chárter para bahameños y residentes, permiso que se extiende a embarcaciones de recreo.

A los visitantes de Canadá, el Reino Unido y la Unión Europea por vía aérea o marítima desde el extranjero se les requerirá una prueba negativa de la COVID-19 de un laboratorio acreditado tomado dentro de los 10 día anteriores a su llegada.

"Si los casos continúan aumentando, mi Gobierno está preparado para implementar medidas más restrictivas, aunque este no es nuestro deseo", dijo Minnis.

Anunció además fuertes multas de hasta 2.000 dólares para quienes falsifiquen pruebas de COVID-19 y para quienes entren en el territorio caribeño infectados siendo conscientes de ello.

Además, playas y parques públicos en las islas de Nueva Providencia, Isla Paraíso, Isla Rosa y sus cayos circundantes permanecerán cerrados desde el lunes hasta nuevo aviso.

Jamaica, con 790 casos acumulados y 10 muertos por el coronavirus, es otro de los países que sufre un rebrote de casos y que estudia medidas restrictivas.

El Departamento de Salud de Jamaica registró en su último reporte 16 nuevos casos de la COVID-19, catorce de los cuales se corresponden con personas que llegaron en vuelos desde EE. UU.

ADVIERTEN AL SECTOR TURÍSTICO DE JAMAICA

El ministro de Turismo de Jamaica, Edmund Bartlett, advirtió al sector turístico de que si no se cumple con los protocolos de salud y seguridad diseñados para facilitar la reapertura gradual del sector se cerrará de nuevo.

"Si no se cumple con las medidas para el control del COVID-19 se cerrarán actividades, porque no podemos comprometer la seguridad de la población", señaló.

Bartlett subrayó la importancia de que el sector turístico trabaje en colaboración con los ministerios de Turismo y Salud para garantizar el cumplimiento de los protocolos y gestionar eficazmente el proceso de contener el virus.

En el archipiélago atlántico hay 153 casos acumulados y 9 muertes desde el inicio de la pandemia y en los últimos días crece el temor ante los contagios "importados" por pasajeros que llegan de países con alto número de contagiados como Estados Unidos y el Reino Unido.

Por su parte, el primer ministro de Bermudas, David Burt, informó de que no hubo casos positivos de la COVID-19 en un vuelo que llegó al archipiélago atlántico desde el Reino Unido el pasado viernes.

La última semana se había registrado un caso "importado" de un pasajero que llegó en un vuelo de la compañía Delta desde Atlanta.

BERMUDAS TODAVÍA NO ANUNCIA RESTRICCIONES

A pesar de los nuevos casos el Gobierno de Bermudas no ha anunciado, todavía, restricciones en los enlaces aéreos, una medida que podía tomarse durante los próximos días.

Las Islas Caimán no han sido tan rápidas en la apertura de sus fronteras, algo que tendrá lugar para los viajes internacionales a partir del 1 de septiembre.

El ministro de Turismo, Moses Kirkconnell, anunció que la reapertura llegará por fases.

"La posibilidad de reapertura es un tema de preocupación para muchos en nuestras comunidades", dijo Kirkconnell en conferencia de prensa, donde indicó que el Gobierno ha tomado nota de la situación que se vive en EE.UU. y otros países a causa de la reapertura.

"También reconocemos que mantener nuestras fronteras cerradas indefinidamente no es razonable, sostenible y no puede continuar desde un punto de vista económico", sostuvo.

Algunas de las medidas que se tomarán una vez que se vuelvan a abrir las fronteras incluyen hacer que los pasajeros se sometan a una prueba de COVID-19 72 horas antes de ingresar al territorio caribeño.

Kirkconnell dijo que los visitantes también deberán pagar una cantidad que ayudaría a cubrir el costo del dispositivo de control y otros costos incurridos con los protocolos de reapertura.

El Ministerio de Salud de Granada informó de que tres ciudadanos de Trinidad y Tobago dieron positivo a la prueba de COVID-19, lo que supone romper una tendencia hasta hoy de no contar con ningún caso COVID-19 activo, con un número de casos confirmados hasta la fecha de 23. EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorNueva York amenaza con cerrar bares tras un fin de semana con muchedumbres
Noticia siguienteLa corrupción y la crisis sacan a miles de personas a la calle en Israel