Procuraduría Electoral recibe pocas denuncias

Compartir
La compra de cédulas es uno de los delitos electorales que más se comete durante los comicios. Kelvin Mota

Han pasado dos semanas de la realización de las elecciones presidenciales y congresuales y hasta el momento, y a pesar de las diversas quejas, en la Procuraduría Especializada de Delitos Electorales se están procesando pocas denuncias por delitos electorales.

Diversas organizaciones indicaron que durante su jornada de observación en los comicios a nivel nacional se pudo constatar que los diferentes partidos políticos compraron votos, había presencia de propaganda en las inmediaciones de los centros de votación y también hubo actividad proselitista tanto fuera como dentro de los recintos electorales, acciones tipificadas por la Ley de Régimen Electoral No. 15-19.

De acuerdo a datos ofrecidos a elCaribe por el Departamento de Comunicaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), de la cual es dependiente la especializada de delitos electorales, por el momento solo se están procesando ocho denuncias recibidas sobre delitos electorales.

Las mismas están siendo depuradas, por lo que todavía no se ha determinado a qué tipo de delito corresponde y los demás detalles.

A la situación también se suma la complicación de que la procuradora electoral interina, Gisela Cueto, está contagiada de la COVID-19 por lo que se encuentra trabajando de manera remota desde su casa.

La información de que la magistrada dio positivo a la prueba del coronavirus fue divulgada dos días antes de las elecciones.

Las denuncias

Uno de los casos que ha salido a luz, pero que no se ha informado si procederán judicialmente es del joven Fidel Cornelio, quien fue apresado en la Junta Electoral del Distrito Nacional, y luego puesto en libertad, por presuntamente haber alterado actas de votación para favorecer la candidatura de su madre, Cleo Sánchez, quien actualmente es diputada y aspiró a reelegirse.

Al respecto, la presidenta de la Junta Electoral del Distrito Nacional, Dalma Cruz, ha dicho que es cuestión de la justicia la situación de Cornelio, quien es delegado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ya que ella simplemente identificó la irregularidad.

Otro caso es del diputado Demóstenes Martínez, quien denunció que en las pasadas elecciones obtuvo los votos suficientes para alcanzar de nuevo la curul, pero se produjeron irregularidades y delitos electorales que cambiaron los resultados. De su lado, el exdiputado Juan Hubieres anunció que el equipo legal del Movimiento Rebelde (MR) someterá a la acción de la justicia por supuestos delitos electorales y “perversos” cometido por personal de la Junta Municipal Electoral de Santo Domingo Este.

Informes de organismos

Tanto la Misión de Observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) como el movimiento cívico Participación Ciudadana emitieron informes preliminares sobre la ocurrencia de delitos electorales en todo el territorio nacional.

Para la OEA, la compra de votos no solo constituye un delito electoral bajo la legislación dominicana, sino que socava el libre ejercicio del sufragio y mina la confianza de los votantes en todo el sistema electoral por lo que insistió, al momento de dar su informe, en la importancia de que se adopten medidas contundentes para erradicar esta práctica, cuya eliminación, agregó, es una responsabilidad compartida de las autoridades y la ciudadanía.

El poco accionar hace contraste con denuncias

La poca acción de la fiscalía especializada hace contraste con las denuncias de los organismos. La Misión de la OEA también indicó que la presencia de propaganda en las inmediaciones de los centros de votación y la actividad proselitista, es también una práctica sobre la que se ha pronunciado en anteriores ocasiones y que persiste por parte de distintas fuerzas políticas. “Nuevamente la Misión insta a las autoridades a hacer cumplir la legislación vigente”, dijo. De su lado, Participación Ciudadana en el informe matutino que emitió el mismo día de las elecciones indicó que en los alrededores del 17% de los recintos reportados se pudo observar compra de votos y que los principales partidos tuvieron participación en esta práctica ilegal. Añadió que en el 88.6% de los locales donde se observó, participó el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en el 63.6% participó el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y en el 19.3% la Fuerza del Pueblo. Dijo que en los casos en que se identificaron delitos electorales como la compra de votos o el proselitismo electoral, los observadores de Participación Ciudadana reportaron que en el 17% de los casos la Policía Militar Electoral ignoró la situación o simplemente dispersó a quienes incurrían en el delito.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorFuerza del Pueblo convoca Congreso Profesor Juan Bosch
Noticia siguienteTSE ordena a cinco juntas electorales cuadrar actas