Miguel Sanó trabaja para ver mejores lanzamientos

Compartir
Miguel Sanó.
El dirigente Rocco Baldelli espera que pueda adaptarse en la caja de bateo

El jugador del cuadro dominicano de Minnesota, Miguel Ángel Sanó, se siente bien. La única interrogante ahora es si su ojo en el plato puede entrar en forma antes del inicio de temporada, señalada para arrancar este jueves.

Tras una larga ausencia de los entrenamientos debido a que dio positivo por el COVID-19, el cañonero finalmente vio acción en un partido el domingo, cuando jugó seis entradas como inicialista y bateó de 2-0 con un pasaporte negociado y par de ponches. Sanó estaba supuesto a jugar el sábado, pero el partido fue suspendido por las lluvias y tuvo que conformarse con cinco turnos en las prácticas de bateo en vivo.

“Debemos enfocarnos en no esforzarlo más de la cuenta, para que entre en forma en la caja de bateo”, explicó el dirigente de Minnesota, Rocco Baldelli. “No existe una fórmula mágica.
Necesitas algo de tiempo. Debes ver los picheos. Debes dar swings y a la vez sentir lo que tu cuerpo hace. Físicamente, su agilidad luce bastante bien. Su cuerpo siempre se ha mantenido bien”.

Nada garantiza que el swing y la presencia de Sanó en el plato estén en forma para el inicio de la campaña el viernes, pero Sanó está decidido a ver picheos de más velocidad y rompientes. El quisqueyano agregó que espera sentirse más cómodo durante la semana.

“En cuanto a la rutina se refiere, estoy a mitad de camino”, señaló Sanó. “Ahora trabajaré viendo lanzamientos de una máquina. Todavía faltan cuatro días para el primer juego. Probablemente en los próximos días dé varias bombas (jonrones) y me sienta mejor. Espero que sólo sea un progreso diario para estar listo para el inicio de la temporada”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorFe
Noticia siguienteVólquez se queda con Texas; Liriano es baja