En Palmarejo protestan por explotación minas

Compartir
Comunitarios de Palmarejo llaman a parar la explotación.

Santiago. Las organizaciones comunitarias y entidades de la sociedad civil organizadas en el grupo de defensa de los recursos naturales protestaron contra la explotación de una mina de material para construcción que afecta la Cordillera Septentrional.
A la caminata que terminó en una concentración se sumaron deportistas, motoconchos, amas de casa, profesional, regidores, cosecheros de tabaco de la comunidad de Palmarejo, en Villa González.

Denuncian que durante los días de confinamientos debido a la pandemia del COVID19, colocaron en la mina cuatro máquinas procesadora de material y trituradora de piedras, afectando aún más con el fuerte ruido y el constante polvo.

Esto ocasiona graves daños a la salud de todos sus moradores, en franca violación a todos los procedimientos de lugar.

Los comunitarios se instalaron con pancartas y lanzaron consignas en la entrada a dicha mina para exigir el cierre por parte del Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales.

Los organizadores de la protesta reclaman que las autoridades correspondientes le pongan freno a lo que ellos llaman un crimen incalculable al medio ambiente de la zona.

Dicen que se requiere su intervención inmediata para así evitar peores consecuencias de deforestación.

Los comunitarios alegan que desde hace más de dos años existe una litis con la empresa minera que ejecuta los trabajos.

En principio se hizo con la condición de un permiso otorgado para la extracción de materiales para ser trasladado a otro destino y que en la actualidad, pero que en la actualidad no cumple lo acordado.

Marcos Silverio, residente en la zona dijo que muchas empresas están interesadas en instalarse en el lugar con la finalidad de explotar y extraer materiales de lugares adyacentes. Estos empresarios lo harían sin previa autorización de las autoridades.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorAl cantautor pepinero y del mundo
Noticia siguientePreguntas necesarias