Urge construcción de más presas y reservorios para almacenar agua lluvia, para controlar la sequía

Compartir

La República Dominicana vive cada año largos periodos de sequía, y los diferentes gobiernos solo se quedan en los lamentos, debido a la ausencia de políticas públicas tendente a resolver este gravísimo problema, que afecta la salud, debido a la falta de agua potable, al tiempo de lacerar la economía productiva agropecuaria, por lo que se hace imprescindible la construcción de más presas y reservorios para poder almacenar el agua en tiempo de lluvia y así disminuir los problemas de la escasez del preciado líquido en tiempos de sequía.

Se hace necesario que el próximo gobierno del Luis Abinader concluya la presa Monte Grande, la cual está en la etapa de terminación, destacando que es una construcción compleja, múltiple con 5 componentes de obra. Es un proyecto Regional de la zona más empobrecida del país.

Es sumamente alarmante el hecho de que un 82 % del agua de lluvia que cae en el país se va al mar, lo que significa que solo el 17% de esas precipitaciones son almacenadas en las presas existentes.

Por lo que urge la construcción de por lo menos 7 nuevas presas de las más importantes en el país, entre estas:

La terminación de la presa de Guaigui en La Vega.

Presa de Alto Yuna, en el área del Bajo Yuna.

Presa Río Boba, para realizar un desarrollo sostenible en la cuenca baja del río Boba, cuya construcción sería en el poblado Rancho Abajo, en la confluencia con el Arroyo Guaigüí, en la Provincia María Trinidad Sánchez.

Presa de Amina en Magua en SantiagoAarriba, en la Manacle, en San José de las Matas. En principio esta presa se tenía previsto construirla, en el municipio de la Inoa, pero las grandes cantidades de construcciones de infraestructuras privadas muy costosas, impiden al gobierno construir esta infraestructura hidráulica, en este lugar, que es el ideal, ya que tendrían que indemnizar a estos propietarios.

Presa de Guayubín, en la provincia de Montecristi, una presa de vital importancia para la Línea Noroeste.

Presa de Joca, entre Elías Piña y San Juan, la cual es un proyecto binacional en el Río Joca en la Zona Fronteriza.

Presa Chavón, en el Río Chavón, en la provincia de La Romana, esta sería la primera presa que se construya en la Región Este, es inexplicable que esta zona, la más importante en materia del turismo en la nación no posea una presa que garantice eficientemente, el suministro del recurso más importante para el desarrollo colectivo, el agua.

Subrayando que no es necesario tener una Ley de Agua y una Ley de Ordenamiento Territorial para establecer políticas públicas de almacenamiento de agua, ya que las entidades rectoras de las aguas en el país son el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de las aguas subterráneas, y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), de las aguas superficiales y ambas tienen normativas para tales fines.

El INDRHI es el órgano oficial encargado de construir las presas y lagunas para el almacenamiento de agua, por lo que el Gobierno debe darle los recursos económicos necesarios para estas construcciones de infraestructuras de recolección y almacenamiento de agua; destacando que el presupuesto para el pasado año de esta institución fue la pírrica suma de 2000 millones de pesos.

Con la Ley 496-06 del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, en su artículo 13, se crea la Dirección General de Ordenamientos Territorial, perteneciente al viceministerio de Planificación, que también debe velar por acciones responsables de la ordenación, el ordenamiento y la formulación de políticas públicas de desarrollo sostenible en el territorio dominicano.

El Cambio Climático ha impactado la vida de los pueblos, y por ende, a la escasez de agua potable, lo que obliga diseñar a continuar con plan de reforestación de las montañas y las cuencas de nacimientos de ríos para que la producción de lluvias se incremente y que las mismas se puedan infiltrar al subsuelo por medio de las raíces de los árboles, y así evitar que estas aguas se pierdan por escorrentías, que a su vez traen consigo grandes sedimentos que van a parar en nuestros ríos.

Vemos que todos los años tenemos la misma actitud de los sectores que demandan mayor cantidad del preciado líquido, y es quejarse de la sequía, incluyendo los funcionarios públicos de sector agua, pero no hacemos nada para resolverlo, las granceras depredando nuestros ríos, que por más esfuerzos que hagan las autoridades, este es un problema de todas y todos, hay que aplicar una política de estado, donde se inviertan más recursos económicos, tanto para el Ministerio de Medio Ambiente y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos(INDRHI), para la producción y retención de agua

Resaltando, la importancia de señalar que el 70% de los acueductos del país se abastecen de las aguas de ríos y pozos, y de esta producción de agua el 30 % se dedica a la agricultura, ya que el 82% de las tuberías del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) y las Corporaciones de Acueductos y Alcantarillados de las diferentes provincias del país, las famosas CORAS, pasan por calles y carreteras del país, lo que agudiza más la falta del líquido para el consumo humano.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorRD impone un récord de 109 jugadores en inicio de las GL
Noticia siguienteLa laguna de Rincón