Periodismo de estos tiempos...

Compartir

(1 de 3)

Con el paso de los años he aprendido que -ya en estos tiempos de la modernidad profesional- el periodismo debe trabajarse con un criterio basado en lo sintético...fundamentado en lo resumido y condensado. Pero, además, respetando sus postulados y afincarse en la ética.

Asimismo, el periodista tiene que hacer conciencia de que para adaptarse a la modernidad informativa, que marcan a los medios noticiosos, lo ampuloso no es lo correcto.

¿Qué quiero precisar con la citada opinión? Significa que un periodista, para dar a conocer, por ejemplo, un hecho, no debe “explayarse” como si se tratara de escribir el guión de una “obra teatral” plasmada en un texto-ensayo.

Lo propio, también, si tiene que escribir algún trabajo para un periódico. Digamos, que se trate de una crónica, análisis, reportaje o una noticia en perspectiva.

Es de prioridad que el periodismo condensado, resumido es lo que está de moda y, por consiguiente, es el que debe imperar en la llamada época del conocimiento. Yo diría: En el cocimiento del momento, rápido, que marca la inmediatez científica-comunicacional.

Es que -y es muy triste escribirlo- ya no son muchos los lectores que van a los diarios, especialmente a los impresos, a leer inextenso noticias, artículos, análisis o reportajes.

Doy aquiesencia al criterio el cual -creo- fortalece la opinión que tengo sobre el periodismo que debemos realizar en estos tiempos en los que ya no se observa la necesaria lectura con asiduidad.
Hablo del criterio académico que tiene el reputado escritor alemán Georg Christoph Lichtenberg.

Esto escribió Christop Lichtenberg sobre lo que (es lo que interpreto) se debe aplicar en el periodismo y la literatura de estos tiempos: “Decir mucho en pocas palabras no significa escribir primero un ensayo y abreviar luego las frases, sino más bien meditar primero sobre el tema y, de lo meditado, decir luego lo mejor en forma que el lector juicioso advierta lo que uno ha desechado. En realidad significa dar a entender, con el menor número de palabras, que uno ha pensado mucho”.

No más palabras o argumentos para justificar que como estamos en una etapa muy diferente a la que imperaba hace decenas de años, es indispensable que los periodistas (y escritores) de ahora se adapten a lo que hoy vivimos.

Adaptarnos a la realidad informativa. ¡Si es que queremos ganar espacio en los nuevos tiempos que marcan a la avanzada y dinámica comunicación social en todas sus plataformas!

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorCuando de ratings se trata
Noticia siguienteLa primera revolución del presidente electo