Pitajaya es una fruta muy solicitada, pero RD aún produce poco

Compartir
En 2018 en el país había alrededor de 600 tareas sembradas de pitajaya. Cortesía Coniaf

Los mercados internacionales de frutas y hortalizas frescas y procesadas han presentado un gran dinamismo en los últimos años, impulsados por los cambios significativos en las preferencias de los consumidores.

Por ejemplo, la pitajaya es altamente demandada en el mundo y República Dominicana tiene condiciones para aprovechar una parte importante de ese espacio; para llenar una parte del vacío. Lo que está haciendo para colocar la fruta en las estanterías de los comercios internacionales es aún muy corto, con relación al potencial que existe.

“El país, a pesar de contar con diversidad de condiciones agroclimáticas, no ha aprovechado de forma considerable las oportunidades que le ofrecen los tratados de libre comercio ya firmados. El riesgo se identifica no solo en los espacios que sede a nivel internacional, si no, en las ventanas nacionales que esos mismos tratados abren para darle entrada a competidores que ya han logrado avances importantes”, plantea el Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Coniaf) en la introducción de la Guía técnica para la producción sostenible de pitahaya orgánica, un documento que aborda y recoge de forma ampliada todo lo relacionado con la producción de ese rubro.

“El sector agropecuario aún requiere de un respaldo tecnológico que le permita posicionarse en el mercado hortofrutícola con frutas y vegetales frescos o procesados”, plantea la institución. Y asegura que la pérdida de la fertilidad del suelo, y su repercusión en la sostenibilidad, es aún uno de los desafíos que enfrenta República Dominicana, por lo que es necesario difundir tecnologías de mejoramiento de suelos las cuales pueden obtenerse a través de un sistema de cultivo orgánico, como puede ser en pitahaya, ya sea con pequeños o medianos productores. El estudio del Coniaf indica que “el bajo requerimiento nutricional de la pitahaya y su adaptabilidad a diferentes microclimas y suelos representa una oportunidad para implementar plantaciones de este cultivo para el consumo nacional y suplir mercados internaciones”.

Sostiene que la reciente y continua volatilidad en los precios de los alimentos producidos bajo agricultura convencional, ha hecho tomar conciencia de la importancia de la producción orgánica. La publicación fue editada por el ingeniero agrónomo José Cepeda, del Coniaf, institución que dirige Juan M. Chávez. La Pitajaya es rica en vitamina C, contiene vitaminas del grupo B, minerales como calcio, fósforo, hierro, y tiene alto contenido en agua y posee proteína vegetal y fibra soluble.

Puede adaptarse a suelos fértiles y a pedregosos

La guía del Coniaf, el crecimiento de la planta es abundante en suelos fértiles, pero también crece en suelos pobres y pedregosos. Algunos suelos arcillosos se agrietan en la época seca y ocasionan ruptura en las raíces, las cuales son muy superficiales. En suelos con textura franco-arenosa con pH de 5.3 a 6.7 hay mejor desarrollo del sistema radicular; pueden mostrar deficiencias de elementos menores en los suelos pobres de alto pH.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorTony Peña Guaba coordinará gabinete de Políticas Sociales
Noticia siguienteIFC otorga US$60 millones al BHD León para apoyar al sector de pymes