EEUU pide presión internacional a Irán y aclarar dudas de programa nuclear

Compartir

Viena.- Estados Unidos volvió este viernes a pedir a la comunidad internacional apoyo a su resolución para evitar que expire en octubre el vigente embargo de armas a Irán, un país al que el secretario de Estado, Mike Pompeo, acusó de promover el terrorismo y al que exigió transparencia sobre su programa nuclear.

"No tiene ningún sentido permitir al mayor Estado patrocinador del terrorismo del mundo comprar y vender sistemas de armas", afirmó Pompeo en Austria, la tercera escala de su gira regional, centrada en las amenazas que Washington asegura suponen, por distintos motivos, Rusia, China e Irán.

"UNA LOCURA"

Pompeo afirmó que sería "simplemente una locura" permitir que el embargo expirara.

EEUU trasladó el pasado martes a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU un nuevo borrador de resolución para prorrogar el embargo, que expira el 18 de octubre en aplicación del acuerdo nuclear de 2015 por el que Irán aceptó recortar su programa nuclear para garantizar que no podía fabricar armas atómicas a corto plazo.

El acuerdo, conocido como JCPOA en sus siglas en inglés, está al borde del colapso, después de que EEUU lo abandonará en 2018 y que Irán respondiera el pasado año incumpliendo los límites a los que se comprometió, mientras la Unión Europea trata de mantenerlo vivo.

"Urgimos a todo el mundo a que se una a nosotros. Esto no tiene que ver con el JCPOA. Va sobre si el mundo va a permitir a Irán comprar y vender armas", señaló el secretario de Estado en rueda de prensa junto al ministro de Exteriores de Austria, Alexander Schallenberg.

La propuesta de resolución tiene pocos visos de prosperar toda vez que Rusia y China, miembros permanente del Consejo de Seguridad, con derecho a veto, se oponen a mantener el embargo.

REIMPONER SANCIONES

Pese a haber salido del pacto, el Gobierno estadounidense ha insinuado en alguna ocasión que aún consta oficialmente como signatario y, como tal, podría invocar un mecanismo para restablecer automáticamente sanciones a Irán si viola el acuerdo.

Preguntado por si Washington podría recurrir al citado mecanismo, Pompeo se limitó a decir que su país hará todo lo posible por impedir que el embargo expire.

"Vamos a hacer todo lo que podamos dentro de nuestras herramientas diplomáticas para evitar que eso ocurra", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

"No tenemos la intención de dejar que expire el embargo de armas", señaló.

En relación al programa nuclear iraní, Pompeo insistió en que Teherán debe facilitar "plena, transparente e inmediata cooperación con el OIEA", la agencia de la ONU encargada de comprobar el cumplimiento técnico del acuerdo.

Justo ese fue uno de los asuntos que Pompeo debatió con Rafael Grossi, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), durante un breve encuentro en una pausa de la agenda de contactos con las autoridades austríacas.

Tras la reunión, el Departamento de Estado indicó que ambos responsables habían discutido "la necesidad de que Irán responda a las peticiones de información y acceso del OIEA para responder preguntas sobre las actividades nucleares de Irán".

Grossi, por su parte, calificó la reunión de "excelente".

"EEUU es un socio importante del OIEA, nos apoya en muchas de nuestras actividades. Como director general hablo con todos nuestros Estados miembros que tienen interés en las actividades del organismo", aseguró.

Preguntado sobre la exigencia de Pompeo de que Irán facilite más información y acceso a instalaciones nucleares, el diplomático argentino dijo que el OIEA ha pedido a Teherán que facilite ese acceso y que "eso no ha ocurrido todavía".

"Estamos trabajando en ello. Mi objetivo es obtener ese acceso para continuar el trabajo de verificación, que es esencial para la comunidad internacional", dijo Grossi, quien se refirió a que se han abierto conversaciones con las autoridades iraníes que, confió, darán ese resultado.

El nivel de cooperación de Teherán ha ido bajando en los últimos meses, hasta el punto que el pasado junio el OIEA aprobó una resolución en la que instaba a la República Islámica a mejorarlo y facilitar el acceso de los inspectores internacionales a instalaciones sospechosas.

AMENAZA RUSA Y CHINA

Durante su comparecencia junto al ministro austríaco, Pompeo se refirió también a la necesidad de limitar la presencia de compañías tecnológicas chinas como Huawei en el mercado de las redes de 5G, debido a que EEUU considera podría abrir la puerta al espionaje de Pekín.

Ese asunto, junto al de limitar la dependencia energética que Europa Central tiene del gas ruso, han marcado la gira que Pompeo inició el martes en república Checa, y que le llevó luego a Eslovenia, Austria, para terminar mañana en Polonia. EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorBielorrusia entrega a Rusia a 32 supuestos mercenarios de la compañía Wagner
Noticia siguienteHospitalizado en Nueva York el hermano menor de Donald Trump