Redes

Compartir

Es un hecho que emociones, actitudes, se contagian. Si, por ejemplo, tu círculo social íntimo se inclina a comer y beber mucho y sedentarismo, muy seguramente te será complicado practicar vida saludable. Dicho eso, hay que pensar en el tipo de emoción a propagarse, en medio de este duro momento por la pandemia del covid-19. Sufrimos pérdida de vidas, devastación económica; hay incremento de depresión, ansiedad, estrés, etc. Entonces, quienes están bien, es decir, aquellos no directamente afectados por la crisis, deben contribuir a no empeorar esta dolorosa atmósfera general y evitar más negatividad en el colectivo. En redes sociales, especialmente, apostar por interacción positiva: fraternidad, tolerancia, humildad, empatía, pues vemos abundancia de personas permanentemente dadas solamente a criticar, herir, quejarse.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSobre la caleta
Noticia siguienteEl Senado aprueba extender por 45 días estado de emergencia