¡Salvemos el IPHA!

Compartir

Muchas veces vemos, ya no con asombro, cómo lo que funciona en nuestro país acostumbramos a tener la tendencia a destruirlo.

El Instituto Politécnico de Haina (IPHA) fue un esfuerzo de los empresarios que tenemos nuestras empresas en Haina y que por muchos años nos encontramos con la necesidad de carreras técnicas, luego de desaparecido el Ingenio Río Haina que fue una escuela de electricistas, plomeros, técnicos en general, que requeríamos las empresas y no encontrábamos personal calificado, a pesar de la inmensa cantidad de mano de obra deseosa de tener empleos en las industrias de la zona.

Recuerdo cuando empecé nuestra empresa en Haina, apenas un 20% de los empleados era de la zona. Este fue un reto que los empleadores nucleados en la Asociación de Industrias de Haina y Región Sur nos impusimos.

Creamos el Patronato de Industrias de Haina (PADESHA) y recordamos que nos dio un gran apoyo en su momento Melanio Paredes, diputado para esos tiempos del municipio de Haina.

Logramos que el Ayuntamiento de Haina nos donara unos terrenos del antiguo vacacional y, gracias al esfuerzo de algunos de nuestros directivos, se concertó una donación con la Agencia Española de Cooperación Internacional, la Fundación Humanismo y Democracia y muchos recursos más de empresas de la zona e incontables horas hombre para lo que hoy es un politécnico modelo, comparable sólo al gran esfuerzo del Politécnico Loyola, a un costo cercano a los cincuenta millones de pesos.

Recientemente, la EATON aportó, para una nueva ampliación de las aulas, la suma de dos millones.

Actualmente, tenemos una matrícula cercana a los 600 estudiantes; unos 2,079 alumnos graduados de bachillerato técnico, con notas excelentes; y en carreras técnicas, avaladas por el INFOTEP, unos 9,578 estudiantes. A las carreras técnicas sumamos el inglés, con lo cual nuestros estudiantes reciben una preparación que les permite acceder a trabajos mejor remunerados y poder competir en un mercado cada vez más exigente.

Hoy, las empresas de la Zona Industrial de Haina y del Parque Industrial de ITABO con orgullo podemos decir que muchos de nuestros técnicos son el fruto del Instituto Politécnico de Haina.

Los esfuerzos por politizar el politécnico desgraciadamente empiezan por el mismo Melanio Paredes y su hermana diputada en ese entonces. Querían imponernos a la fuerza una directora que de inmediato empezó a realizar huelgas y reuniones para entorpecer las clases, apoyada por la directora del Distrito Educativo 04-06, Magnolia Carrasco, quien este lunes, sin la autorización de la Regional de San Cristóbal, llegó a los extremos de tratar de impedir el acceso de nuestra directora a las instalaciones del politécnico.

Esto sucede a espaldas de las máximas autoridades de educación, con un interés particular de destruir lo que con tanto esfuerzo se ha creado.

Con pesar debemos admitir que, sin importar la cantidad de recursos que el país ha invertido en educación, ocupamos los últimos lugares en pruebas como PISA, matemáticas, ciencias y lectura.

Las consecuencias son estas actitudes de destruir lo que funciona para controlarlo un sindicato que sus logros son no haber luchado para una educación de calidad y sí haber sobresalido en huelgas y paralizaciones de clases por cualquier motivo.

No pienso igual de todos los maestros, reconozco la entrega de muchos y lo vivo a diario por estar casado desde hace muchos años con una profesora.

Tenemos un nuevo gobierno que llega a ocupar los destinos del país con una consigna de cambio y un apoyo de parte importante de la población, que estoy seguro, que no permitirá que intereses espurios destruyan lo que con tanto esfuerzo hemos logrado.

Recuerdo en una reunión algo caldeada con la directiva de la Asociación de Industrias de Haina entre el amigo Melanio Paredes y su hermana, cuando ella, de forma poco amable, decía “los maestros los pagamos nosotros”, a lo que les preguntamos ¿si era con su dinero o con los impuestos que pagamos los dominicanos que se paga el 4% de la educación?

No permitamos que estas intenciones tengan éxitos. Sigamos por el camino de mejorar la educación todos de la mano, sector privado y público somos los mismos, somos ciudadanos de un mismo país que sufre hoy como nunca el atraso de la educación y que nadie tenga dudas, seguiremos apoyando para terminar de superar las deficiencias ancestrales que la mala política y el mal manejo de los recursos han causado a un país que crece, pero no se educa.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEntregan firmas a diputados a favor de tres causales
Noticia siguienteEl olvido y extrema pobreza arropan Los Barrancones Abajo