Hacia una república humanitaria (1 de 2)

Compartir

La Política debe ofrecer una propuesta bien definida, que genere seguridad, estabilidad y confianza en toda la población. Debe cumplir su misión como parte de las 4 formas sociales paradigmáticas (religión, política, ciencia y economía) donde se desarrollan nuestras sociedades. La Política, su función esencial es garantizar la paz de su pueblo, esto es igualdad de oportunidades y la equidad en las condiciones donde sus ciudadanos al nacer, tienen resuelto lo básico en sus vidas: alimentación, habitación, salud, educación y libertad.

Esto crea justicia social en toda sociedad. Esa percepción y esperanza real de un pueblo que deben generar los políticos, el deber ser, de servir y poner a disposición todas sus capacidades y talentos para administrar hacia el Bien Común.

El gobierno, debe asegurarse que su primer compromiso y su meta son LAS PERSONAS, el Ser Humano. En nuestros días, solo han buscado satisfacer sus intereses particulares, de egoicas y desmedidas debilidades humanas prostituidas y orientadas a la corrupción e impunidad, sin régimen de consecuencias.

Es hora de que los ciudadanos de manera organizada modifiquen y transforme el juego político que nos han querido imponer, y para esto, debe prepararse un plan de rendición de cuentas, de seguimiento a cada uno de los poderes del estado que lo representa. No es suficiente corregir el modelo, hay que transformar el diseño desde su estructura y simiente para generar una nueva concepción de Política, de Economía, de Ciencia y de Religión.

Debemos refundar nuestra República en una que sea Humanista, que contemple los ideales, principios y valores de los padres y madres fundadores, que fueron capaces de modelar con sus propias vidas el ejemplo de servicio para el Bienestar Social.

Lo primero que debe hacerse es, por ley, la separación de la iglesia del estado, que cada quien pueda profesar la religión que desee libremente y de la manera que lo considere adecuado, sin dañarse o dañar a otros. Por tanto la religión debe ser un asunto privado de cada uno, de esta manera se elimina también el sectarismo y el derecho divino de los gobernantes.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorCifras de muertes no concuerdan con nuevas defunciones
Noticia siguienteLatin Music Tours reducirá número de público en conciertos