Cruz no come cuentos con su siesta antes de los juegos

Compartir
Nelson Cruz está entre los mejores a la ofensiva en la actual campaña.
El designado de 40 años ha negociado en sus últimos contratos un espacio para echar una “pavita” que le revitaliza

Nelson Ramón Cruz ha negociado varios contratos en las últimas campañas y en cada uno de ellos hay algo que no puede faltar: un cuarto para su siesta antes de cada partido. Cruz no come cuentos con su “pavita”, una parte tan valiosa de su rutina como las pesas y el resto del entrenamiento del equipo.

Cruz suele llegar al estadio entre 1:00 y 1:30 de la tarde, luego de almorzar en su casa, para los partidos nocturnos. Primero cumple con la revisión de la temperatura y las pruebas de saliva (interidarias) debido al protocolo de la MLB.

Pasa por el gimnasio para trabajar entre media hora y 45 minutos, a veces una hora, después a la caja de bateo por unos 20 o 25 minutos y si está en la casa llega el momento de dormir.
“En Texas (2007-13) teníamos un cuartito para los vídeo juegos y yo dormía ahí. En Baltimore (2014), no existía ese cuarto, pero había uno que era para las reuniones, pues yo dormía ahí. Cuando firmo con Seattle (2015-18), uno de los requerimientos fue hay que hacerme un lugar para yo descansar, para yo dormir, pues en Seattle hicieron un cuarto en el cual pusieron dos camas, y un sofá cama. Cuando firmo aquí (en Minnesota 2019-2020) sucedió lo mismo, dije que necesito un lugar para dormir, para descansar y así lo hicieron, tengo mi cama grande y otra de dos camarotes”, señaló el veterano Cruz, de 40 años de edad, en una entrevista en vivo por Instagram. “Ahora por la pandemia sacaron el camarote y me dejaron la cama mía que es grande, es un cuarto bien oscuro, tiene un aire y muy placentero. Lo hago antes de las prácticas o después de las prácticas, en media hora, 40 minutos, depende del tiempo que tenga libre. Yo tengo mi alarma, si el juego es a las 7:00, pongo mi alarma a las 5:50, y eso me da tiempo a comer algo y a entrar al agua caliente, al agua fría y la preparación antes del juego”, añadió el educado jugador.

Algo importante en todo esto, es que nadie se atreve a interrumpir con su “pavita”. “Nadie me despierta”, dijo con una sonrisa el designado de los Mellizos.

Tremendo año

Nelson, quien firmó con Minnesota en 2019 por 14 millones de dólares y el equipo ejerció la opción de esta contienda en 12 millones de dólares, registra una señora campaña con la escuadra de la División Central de la Liga Americana.

Sin la jornada de anoche, bateaba para .331, tercero de la Liga Americana, era colíder en jonrones con 16, y estaba en primer puesto en porcentaje de “slugging” con .669 y en el OPS con 1.089. Además, lleva 32 remolcadas.

“Las siestas aumentan la capacidad de asimilar, eso está científicamente probado. Levanto pesas todos los días, me ejercito todos los días, pues yo necesito también un descanso extra”, explicó. “ Y también que tengo 40 años”, añadió, aunque produce como uno de 27.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSe espera Yanquis activen a Judge y a Stanton
Noticia siguienteMarmolejos pegó sexto jonrón y Marte el quinto; Peralta ganó