Águilas, Estrellas y Licey inician ganando

Maya y Valdez se apuntaron victorias para amarillos y azules. Montero produjo la vuelta del triunfo de verdes sobre Toros

Los campeones nacionales y del Caribe comenzaron el torneo como terminaron el anterior: con una victoria frente al mismo rival. De su lado, las Estrellas brillaron en su parque mientras los Tigres del Licey impusieron su ley ante sus vecinos de la Capital.

Amarillos, verdes y azules salieron por la puerta grande en la jornada inaugural del campeonato de béisbol otoño-invernal, una justa que arrancó con buenas asistencias en las tres plazas destinadas para jugarse, un año después de que la pandemia del COVID-19 impidiera que los fanáticos fueran a los parques durante la serie regular.

En Santiago de los Caballeros, escenario de la jornada oficial de la liga, las Águilas derrotaron 3-2 a los Gigantes del Cibao.

El cubano Yunesky Maya lanzó pelota de cinco entradas, el panameño Allen Córdoba remolcó dos carreras y Leody Taveras conectó tres dobles y anotó las tres carreras de los campeones nacionales y del Caribe sobre los representantes de la ciudad del “Jaya”.

Maya (1-0) solo aceptó dos imparables, otorgó una transferencia y ponchó cuatro para anexarse la victoria. Luis Felipe Castillo lanzó el noveno para su primer salvamento. EL revés fue para Richelson Peña (0-1)

Las Águilas fabricaron su primera carrera en la primera entrada. Taveras abrió con el primero de sus tres dobles, luego avanzó a tercera con rodado a segunda de Ramón Torres y anotó con otro rodado por la misma zona de Córdoba.
En el sexto, los dueños de casa fabricaron otra vuelta con el segundo doblete de Taveras, rodado a segunda de Torres que mudó Taveras a tercera para pisar el plato con batazo de dos bases del panameño Allen Córdoba.

Las Águilas anotaron su tercera en el octavo combinando boleto a Christopher Morel, quien se estafó la segunda y ancló en tercera por error en tiro del receptor, anotando con sencillo al centro de Juan Carlos Peña.

En el octavo, los Gigantes lograron su primera carrera producto de un lanzamiento desviado de Jesús Liranzo, lo que aprovechó Webster Rivas para anotar. En el noveno, los dirigidos por el colombiano Luis Urueta pisaron por segunda ocasión la goma con un doble de Carlos Peguero que impulsó a Moisés Sierra.

Previo al inicio del partido se realizó un emotivo acto inaugural que contó con la presencia de familiares del extinto general Kalil Haché, a quien está dedicado el torneo. Maribel Haché de Fernández, hija de Kalil, tuvo a su cargo el lanzamiento de la primera bola, la cual fue recibida por el dirigente Félix Fermín. La presencia de público en el Estadio Cibao fue excelente.

En el Estadio Quisqueya, Ronny Mauricio se fue para la calle y César Valdez volvió a comportarse como el gran lanzador de los últimos años para guiar a los Tigres a derrotar 4-1 a los Leones del Escogido, en un encuentro que contó con una muy buena cuota de fanáticos.

Tras la ceremonia inaugural, en la cual el administrador del Banco de Reservas, Samuel Pereyra, realizó el lanzamiento de la primera bola, los azules salieron al terreno como dueños de casa y ya para el segundo episodio estaban arriba con el palo de Mauricio, una de las piezas del futuro de los Tigres, quien conectó una línea por el prado derecho con Dawell Lugo en circulación.

El palo del paracorto de los añiles fue ante el abridor y derrotado Yoen Socarrás (0-1). Esa fue una ventaja que los vencedores jamás perdieron.

Valdez (1-0) laboró durante cinco episodios en blanco. Le conectaron tres imparables, dio una base por bolas y ponchó a dos tras ejecutar el primer picheo a las 8:10 de la noche. Jairo Asencio se anotó su primer rescate con un noveno acto de un ponche sin libertades.

En San Pedro de Macorís, las Estrellas Orientales derrotaron 1-0 a los Toros del Este. Elehuris Montero fue el responsable de la única carrera del partido en el segundo episodio gracias a un imparable por el jardín central, que trajo hasta el plato a Oscar González, quien antes había anclado hasta la tercera producto de un triple ante el abridor de los Toros, Félix Peña (0-1).

Hubo una buena presencia de público en el Estadio Tetelo Vargas.

Ambiente de pura pelota en el primer día

Pasada las 6:30 de la tarde, la parte frontal del Estadio Quisqueya Juan Marichal cambiaba de escenario. Cientos de personas con su tarjeta de vacunación hacían filas para ingresar al viejo parque de pelota para presenciar el primer partido de la temporada entre los eternos rivales Leones del Escogido y Tigres del Licey.

En cambio, otros acudían hasta los predios de un personal del Ministerio de Salud Pública para realizarse una prueba PCR. “Se está trabajando muy bien. Si no presenta la tarjeta de las dos vacunas o una prueba negativa de los últimos siete días tenías la oportunidad de hacerte una rápida que en 15 minutos ya sabías si podías entrar o no. Felicito a la liga y Salud Pública por esta decisión”, dijo Juan Ramón García, un simpatizante azul.
Mientras eso sucedía, otros hacían filas para obtener boletas, y el mercado negro también ofertaba taquillas a sus acostumbrados precios.
En todo el alrededor del estadio no faltaban los vendedores de gorras, banderas, alimentos, muchos de ellos que eran movilizados por agentes de seguridad apostados en el recinto.
Asimismo, fue notoria la presencia de efectivos de la Policía Nacional.

“Como siempre el mercado negro haciendo de las suyas, vendiendo las entradas a precios muy diferentes al que se vende en la boletería”, sostuvo María Angélica Guzmán, quien esperaba su turno en la fila para adquirir dos taquillas de preferencia.

Pero todo no era color de rosa en el Quisqueya. Seguían kos trabajos que desde hace varios días se realizan en el parque. Las reparaciones a los camerinos de los equipos visitantes no estaban concluidas.

También varios locales de expendio de bebidas y alimentos se encontraban a medias.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.