PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
El rector de la entidad que rige el torneo otoño-invernal pasa balance a la actual justa que está en su fase final

Vitelio Mejía se propuso como norte terminar un torneo sin ningún tipo de complicaciones al frente de la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom). Ese planteamiento trazado ha dado sus buenos resultados.

“Nuestro balance es terminar el torneo bien”, dijo Mejía durante su comparecencia en entrevista especial de elCaribe y CDN. “El trabajo da buenos resultados y más si se trabaja con seriedad. Ha sido un trabajo en conjunto muy arduo porque venimos desde el año pasado luchando con factores externos que todo el mundo conoce. Es un trabajo en conjunto que se ha conjugado para dar un resultado mejor que el del año pasado, pero nunca mejor que el del año que viene”, agregó.

Manifestó que ese esquema diseñado ha quedado evidenciado desde el mismo inicio de la serie final entre las Estrellas Orientales y los Gigantes del Cibao, cuyo primer partido se definió en 11 entradas a favor del representativo de San Pedro de Macorís.

“El balance ha sido positivo. El primer partido de la serie final fue de brincos y espantos. Los seis equipos debieron ser campeones, pero es un calendario limitado y cuando llega esa fecha, los que están en mejor posición van a la final”, señaló Mejía. “Hay un buen augurio para esta final que está bastante interesante y es la antesala de la Serie del Caribe que se va a realizar en el país y considerada la mejor entre muchas en todas las sedes donde se ha celebrado este evento”.

El rector de la institución que rige el campeonato otoño-invernal expresó que su principal misión es poder mantener el control de los todos los factores que han incidido para que el actual torneo concluya sin ningún tipo de tropiezos.

“Estamos muy satisfechos y confiados en que las cosas van a seguir caminando como tal y tomando todas las medidas posibles para que podamos mantener el control de cada uno de los factores que han sido claves para el buen desarrollo de este torneo”, dijo. El actual torneo contó con un calendario de serie regular de 40 partidos, seguido de un Round Robin de 18 encuentros (solo se efectuaron 16), y una final pactada a un 7-4.

Aprendizaje de la pandemia

En los momentos más críticos por la que el país atravesaba por la pandemia del COVID-19, Vitelio Mejía, reconoce, nunca bajó la cabeza. Por el contrario, siempre se mantuvo firme en poder presentar un torneo sin tropiezos, pero sobre todo de calidad. Señala que de este tipo de situación tuvo como aprendizaje tres puntos, que a su entender, fueron neurálgicos para el buen desarrollo del torneo.

“Había que jugar pelota en el momento más crítico de la pandemia”, expuso el presidente de Lidom. “Ese fue mi primer aprendizaje. Saber que en este negocio privado, hay un componente importante, que es el compromiso social que tenemos. Aprendí, además, que el béisbol no es dueño de los equipos. Los dueños son los fanáticos. Hicimos el esfuerzo para cumplir con ese compromiso. El otro factor de todo esto es que se puede aprender de la calidad humana de los principales ejecutivos de equipos, donde todos ellos son empresarios”, puntualizó.

Entiende que asumir la responsabilidad de hacer un torneo sin fondos y sin público, en un momento dado, son de las experiencias “más tristes que les puede pasar a cualquier persona”.

“Para esta temporada aprendimos de muchas cosas. Tuvimos los bates más afinados y hemos ido saliendo gracias al respaldo, tanto del torneo pasado como el actual, del Ministerio de Salud Pública. Ha sido un gran aprendizaje. Hemos crecido mucho. La liga de hoy no es la de hace cuatro o cinco años. Es un colectivo que funciona. Es un liderazgo colectivo y todo eso se debe al trabajo que hemos venido desarrollando a lo largo de estos últimos años. Lo que nosotros manejamos no es cualquier cosa. Es un negocio ajeno”, expresó Mejía.

Ofrecer dinero afecta a Lidom

Durante su comparecencia en la entrevista especial, en compañía de Jorge Torres, director técnico, Valentín Contreras, coordinador de operaciones, y Satosky Terrero, director de prensa de Lidom, Mejía calificó de “síntoma grave” lo sucedido con un fanático que ofreció una cantidad de dinero a Sandber Pimentel, de las Estrellas, si conectaba un cuadrangular en un encuentro celebrado el pasado domingo 9 del presente mes en el Estadio Tetelo Vargas.

“El tema no es solamente grave por los elementos fácticos del contenido, sino por el precedente que queda. Parecería inocente, pero no lo es. Ante esa situación incentivamos al pelotero a devolver el dinero, que era la única situación que podía salvar al jugador, ahora lo que no sabemos si ese fanático quiso retribuir a un jugador de su equipo o si es un apostador que ganó con ese jonrón y quiso compartir la ganancia, pero hechos como ese no lo vamos a permitir”, sostuvo.

Asimismo, Mejía también reprochó la situación en el que se vio envuelto el animador de los Tigres del Licey, Josell Hernández, por la quema de unos tenis en pleno lobbie del Estadio Quisqueya tras la victoria de su equipo ante las Águilas el pasado viernes.. “Fue un exceso de creatividad por parte de él. Lo cité al comité de disciplina, fue multado y le dimos seguimiento a su caso”, expresó.

Un solo positivo durante el torneo

Vitelio informó que durante el desarrollo del torneo y en coordinación con el Ministerio de Salud, se detectó una sola persona positiva al virus. El caso se divisó en Santiago. “Parece que esa persona no estaba vacunada. Se le coló a la seguridad, pero lo más importante es que no contagió a nadie”, expresó. Por otro lado, cuestionó lo ocurrido en el primer partido de la final, donde la presencia de público en el Tetelo Vargas fue menor al 50 por ciento del permitido debido al alza de las boletas, situación que llevó a residentes a trasladarse hasta el malecón de la “Sultana del Este” a observar el juego mediante pantallas gigantes. “En el malecón la gente estuvo encima del otro sin ningún tipo de control. Dónde estaba la gente más protegida? Sentada en el estadio o en el malecón. Son cosas que ya no hay tiempo, pero hay que ajustarlas para el futuro”.

Crecimiento
Hemos crecido mucho. La liga de hoy no es la de hace cuatro o cinco años. Es un colectivo que funciona. Es un liderazgo colectivo”

Situación
En el malecón la gente estuvo encima del otro sin ningún tipo de control. ¿Dónde estaba la gente más protegida? ¿En el estadio o en el malecón?”