PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El Estadio Quisqueya Juan Marichal se convirtió en el último escenario para rendirle un tributo de despedida a un jugador que lo dio todo en las Grandes Ligas por 22 temporadas.

Se trataba de Albert Pujols, futuro miembro del Salón de la Fama de Cooperstown. quien a su salida al terreno en un a vehículo, fue aplaudido por los miles de fanáticos presentes en el viejo parque de béisbol, así como por la gran cantidad de peloteros activos y retirados.

“¡Wao. Gracias! Fueron las primeras palabras de un Pujols emocionado por el homenaje a su persona. “Hace 30 años que Albert Pujols, en los bleachers (gradas) de este estadio vendía frikitaki y 30 años después aquí esta Albert Pujols en esta tarima, en este escenario, que nunca se iba a imaginar en su vida que esto sucedería y por eso es que yo le doy toda la gloria a nuestro Señor Jesucristo que nos abre las puertas cada día para que nosotros podamos llegar a algo”, indicó el veterano jugador de 42 años.

Asimismo, aprovechó el lugar para agradecerle a su familia, a los peloteros, así como a Erick Almonte y a la Federación Nacional de Peloteros Profesionales (Fenapepro) por el acto celebrado en el Estadio Quisqueya.

“Gracias a todos ustedes, pero en especial a todo el pueblo dominicano por el apoyo que me dieron durante todos estos 22 años de carrera en las Grandes Ligas”, dijo Pujols, quien militó con los Cardenales de San Luis, Angelinos de Anaheim y Dodgers de Los Ángeles.

El homenaje de despedida de quien por mucho tiempo utilizara el número 5 en la espalda de su chaqueta formó parte del programa de actividades del Juego de Leyenda, que contó, además de peloteros activos y retirados, de artistas y comunicadores, y un entusiasta apoyo de los presentes.

Un momento esperado por todos fue el enfrentamiento que sostuvieran Luis Polonia y el lanzador de los Tigres del Licey, César Valdez. Fue el exjugador de las Águilas Cibaeñas que se llevó la mejor parte al conectarle un jonrón a Valdez, lo que causó algarabía entre los presentes.

Asimismo, otro instante que puso a gozar a los parroquianos fue la competencia de cuadrangulares, la cual fue ganada por Carlos Peguero, jardinero de los Gigantes del Cibao.

En el certamen estuvo presente Tony Clark, director ejecutivo de Asociación de Jugadores de Béisbol de las Grandes Ligas. El juego inició alrededor de las cuatro de la tarde y concluyó a las 9:15 con la premiación de Peguero como ganador de la competencia de jonrones.

Posted in Béisbol Invernal
agency orquidea

Más contenido por Julio E. Castro