PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El veterano lanzador se medirá hoy al equipo cibaeño, a quien ha dominado sin problemas a lo largo de estos últimos años

César Valdez ha enfrentado en varias ocasiones a las Águilas Cibaeñas. En cada salida que ha realizado, la emoción ha cruzado fronteras y con resultados más a su favor que en contra.

Hoy, esa vivencia será puesta en marcha otra vez cuando el lanzador de las “cinco letras” enfrente al equipo cibaeño en Santiago de los Caballeros a partir de las cinco de la tarde.

“Es emocionante enfrentar a las Águilas Cibaeñas y más en su casa, cuya fanaticada es muy peculiar. Enfrentar a las Águilas no es igual que lanzarles a los demás equipos”, señaló Valdez en entrevista concedida a elCaribe.

Es tanto así que esa rivalidad Águilas-Tigres, que dominan los azules en términos numéricos (481-479), ha dado pie a las “cuerdas” ya sea con un “perreo” de Valdez durante los enfrentamientos o con respuestas en Twitter.

“Todo esto es parte del espectáculo que nosotros como jugadores le brindamos al público. Para eso ellos pagan una boleta para irnos a ver, donde unos disfrutan la victoria y a otros les dan ‘cuerda’ verse ir para sus hogares perdidos”, señaló el lanzador.

Apodado el “Papá de las Águilas” o “Come Águilas” ha enfrentado, desde la temporada 2016-2017 en 11 ocasiones al combinado amarillo, y arroja como resultado un total de nueve aperturas y 31.2 entradas lanzadas, en las que solo ha permitido dos carreras limpias para una efectividad de 0.58.

En la final del 2016-17, Valdez hizo dos aperturas con los Tigres y resultaron en dos triunfos, al agotar 11.1 entradas de nueve ponches y solo dos boletos, sin permitir anotaciones, donde comenzó a ganar su reputación de “Come Águilas”. Un año más tarde, tuvo una aparición en la final contra las Águilas, y lanzó apenas un episodio, con una carrera limpia.

El veterano lanzador tuvo una destacada actuación como abridor con los Tigres con lo que logró hacerse de un récord de 5-1, así como una efectividad de 1.58 y apenas ocho carreras admitidas en 45 entradas y dos tercios, y un WHIP de 0.92. Esos números les valieron la distinción de los premios “Jugador Más Valioso” y “Lanzador del Año” de la Lidom 2021-2022 tras conquistar la triple corona de picheo.

Tras esas conquistas, Valdez se convirtió en el segundo serpentinero en la historia del circuito otoño-invernal en ser nombrado “Jugador Más Valioso” y “Lanzador del Año”, así como obtener la triple corona en la misma campaña, sumándose a Diomedes Olivo, quien lo logró en 1952, precisamente con los Tigres del Licey.

No caben dudas de que Valdez es un lanzador de dominio y como se ha dicho, es uno de los mejores de esta pelota otoño-invernal en los últimos años.

Posted in Béisbol Invernal
agency orquidea

Más contenido por Julio E. Castro