Abinader enfrenta una gran prueba por cese del paquete de ayuda por la pandemia

Compartir
El presidente Luis Abinader.
La oposición advierte que el desmonte de la asistencia social puede provocar serias repercusiones

Desmontar o mantener los programas de asistencia social que implementa el Estado desde mayo de este año como paliativo a los efectos de la pandemia de la Covid-19 se ha convertido en un gran reto para el gobierno del presidente Luis Abinader, que ha anunciado que finalizarán este año, pero las alarmas de las consecuencias sociales y posible reacción social han sonado por doquier, pero mantenerlos implica un sacrificio económico que pone al gobierno en aprietos ante la caída de la economía de -5% según la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

Según las proyecciones del Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Economía, la implementación de los planes sociales tiene un costo aproximado de 15 mil millones de pesos mensuales, lo que implicaría 105 mil millones al finalizar este año. El ministro de Economía, Miguel Ceara Hatton, advirtió que al primer trimestre del próximo año la inversión implicaría 125 mil millones de pesos.

El gobierno tendrá que cargar solo con las consecuencias de la decisión en cualquier sentido que la tome, pues los partidos de oposición, los empresarios y organizaciones sociales han abogado para que se mantengan los programas Quédate en Casa, que beneficia un millón 600 mil personas con 5 mil pesos al mes; Fase I y Fase II que benefician casi un millón de empleados para 51 mil 527 empresas y Para Ti a más de 200 mil trabajadores informales.

Adicionalmente, los préstamos que han servido de sostén para mantener esos programas se han convertido en blanco de críticas por parte del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) al gobierno de Abinader, que fue un gran crítico del endeudamiento en la campaña política. En la etapa final de la misma, el gobernante reconoció que para enfrentar la crisis era necesario recurrir al financiamiento internacional, mientras criticó la gestión que encabezó el expresidente Danilo Medina por endeudar el país en los tiempos del crecimiento de la economía.

El PLD, Fuerza del Pueblo, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) han pedido que se mantengan los programas de asistencia social hasta que mejore la situación de la economía. El exministro de Economía y dirigente del PLD, Juan Ariel Jiménez, planteó que los programas se mantengan y que el desmonte no se haga de un golpe, sino de manera paulatina. “El retiro de golpe de esos programas podría causar las quiebras de las pequeña y mediana empresas. Esas ayudas se deben continuar para mantener el consumo de las familias”, expresó.

El economista Daris Javier, catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (Uasd), advirtió que el gobierno debe buscar mecanismos de sostenibilidad de esos programas y coincidió con Jiménez de que si van a concluir se haga de manera gradual. “Si los van a quitar debe ser de manera gradual, en un plazo de siete meses, porque hay que ver el comportamiento de la economía en el primer trimestre del año, porque las proyecciones sonque continúe como va a concluir en el 2020”, subrayó.

Héctor Guzmán, vicepresidente del PRD, advirtió que más de dos millones de personas serán afectadas si cesan los programas sociales. “Partiendo de las estadísticas que manejamos, es oportuno pedirle al presidente Luis Abinader mantener dichos programas de ayuda social para evitar conflictos sociales que pongan en peligro la estabilidad del país”, indicó.

El vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), Cesar Dargam reconoció los problemas financieros que enfrenta el Gobierno, pero dijo que los programas deben ser extendidos y crear otros mecanismos de asistencia a los afectados.

Incluso, un estudio de la encuesta Gallup publicado la pasada semana establece que el 93% de la población apoya la continuación de los programas de asistencia social. Eliminarlo sería una medida impopular, y el gobierno debía considerar su impacto.

Pondera opciones

El presidente Abinader dijo la pasada semana que el gobierno prepara un monitoreo de las personas que permanezcan desempleadas durante el primer trimestre de 2021 producto de la pandemia, para ayudarlas a través del gabinete de políticas sociales y que esas ayudas están previstas en el Presupuesto del 2021. El ministro de Economía sostuvo que el gobierno evalúa focalizar los programas de asistencia. “Se está trabajando en un ejercicio de focalización; yo no diría que está todo cerrado, hay procesos internos de discusión de focalización, para poder proteger a la gente”, dijo. La directora de Programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), Gloria Reyes, informó que los beneficiarios de Quédate en Casa continuarán durante el primer trimestre del año y que el desmonte será gradual. El gobierno aumentará el monto y los beneficiarios de Prosoli.

Expertos

Si van a quitar los porgramas de asistencia debe ser de manera gradual, en un plazo de siete meses”
Daris Javier
Economista y catedrático de la UASD
El retiro de golpe de esos programas podría generar quiebres de pequeñas y medianas empresas”
Juan Ariel Jiménez
Exministro de economía

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir