Tiempo para dos

    Compartir

    Por Priscilla Aponte, Medical Laser Center

    Cualquier día es una buena excusa para crear un ambiente íntimo, de relajación enfocándote totalmente en el  tiempo que pasarás junto a tu pareja y mejorar aquello que a tu “media naranja” le preocupa. Todo ello hecho en casa. Para lograrlo debes crear un ambiente apropiado, de agradable temperatura, sin interrupciones, ni teléfonos, cámaras o videos. Te puedes auxiliar de buena música con suave volumen,de la preferencia de ambos.

    Masaje para las ojeras y patas de gallo

    Los masajes en los ojos siempre serán interpretados como un gesto de ternura y delicadeza. Para esto necesitarás aceite esencial de almendras, que  además de producir una sensación de relajación, estimulará la circulación, mejorará las ojeras y devolverá la luminosidad al contorno de los ojos. Utiliza movimientos circulares, pues de esta manera mejoras la hidratación y suavidad de la piel. Si quieres algo aún más casero prepáralo tú misma auxiliándote de una procesadora: colocas una taza de almendras y luego de procesarla extraes la pasta, la cueces con una cuchara de madera hasta que tome color. Espera a que enfríe y procedes a colocarla en una gaza; la envuelves y la exprimes.

    Masaje facial relajante y afrodisíaco

    Deslizando ambas manos sobre el rostro de tu pareja, con movimientos ascendentes puedes aliviar las tensiones acumuladas. Al llegar a los ojos y la barbilla cambia a movimientos circulares. Desde el cuello y la parte trasera de la espalda, notarás cómo la relajación aumenta y los músculos se relajan. Puedes utilizar un aceite esencial de sándalo o de azahar, que tiene propiedades afrodisíacas. Utiliza los dedos para hacer un leve tecleo en el rostro, así aumentarás la circulación linfática y activarás la sanguínea. Puedes preparar tu propio aceite aromatizado de azahar macerando la hojas y flores de un limonero o naranjo; luego introdúcelas en un recipiente que contenga aceite de almendra o de bebé. Lo colocas en un lugar cálido una mañana, luego filtras las hojas y repites el proceso varias veces para saturar el aceite con el aroma. Luego de 10 minutos de masajes, puedes colocar la siguiente mascarilla.

    Masaje de los pies

    Necesitarás una crema mentolada de pies con alcanfor. Existen varias marcas comerciales pero puedes hacer una con un toque personalizado. Esto lo consigues mezclando una crema hidratante cualquiera con la octava parte de pastilla de alcanfor majada. Realiza masajes circulares con ambas manos, haciendo estiramientos suaves en cada dedo, recuerda hacerlo con suavidad y con presión suave en el centro. Los masajes de los pies mejoran el  estado de ánimo, producen mejoría en la circulación y relajan las piernas cansadas. Deben realizarse siempre en dirección contraria a las agujas del reloj y la presión debe ser constante. El alcanfor es considerado un poderoso afrodisíaco porque permite cambios en la temperatura al ser colocado en los pies. Si realizas tú misma la mezcla recuerda usar solo un poquito de éste.

    Mascarilla hidratante y regeneradora

     Haz tu propia mascarilla de leche de cabra. La preparas integrando dos cucharadas soperas de leche con una de miel, y la clara de un huevo; al final aromatizas la mezcla con unas gotas de vainilla líquida. Utiliza un algodón para aplicarla y déjala en el rostro hasta que seque. Esta mascarilla puede ser usada en todo tipo de pieles. La leche de cabra tiene propiedades exfoliantes, suavizantes, reparadoras, humectantes, calmantes y antiinflamatorias; es rica en vitaminas del grupo B,  y gracias a su contenido de vitamina A se considera reparadora y regeneradora. Alivia además el acné gracias a su acción antibacteriana. Puedes retirar la mascarilla con abundante agua a los 20 minutos. Aprovecha este tiempo para relajar los pies de tu pareja.

    Baño de burbujas y exfoliación de espalda

    Nada como un baño relajante. Utiliza burbujas de baño para sumergirte con tu pareja y tener una experiencia relajante además de íntima. Aprovecha este momento para masajear y exfoliar la espada de tu pareja con una esponja de baño y un gel exfoliante suave de chinola. Para ello necesitas semillas trituradas extraídas de la pulpa (puedes usar las que descartas al colar el jugo). Toma una cucharada de éstas trituradas, y mézclalas con un poco de gel de ducha. Masajea la piel delicadamente con la mezcla para lograr eliminar células muertas y un aclarado de la piel. De esta manera se consigue una espalda más suave, clara y más atractiva.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir