Símbolos que identifican naciones

    39

    La decoración del hogar está compuesta por una gran variedad de elementos  que identifican a cada una de las personas que allí habitan.

    Desde el color de las paredes hasta la alfombra de la entrada nos dan indicios del aura que en ese lugar se puede respirar.

    Con el paso de los años se acumulan recuerdos que poco a poco se convierten en elementos representativos de la ambientación que prima en cada rincón de ese refugio. Esos recuerdos van desde una fotografía de la infancia con los abuelos o la del día de la graduación junto a los amigos.

    Pero, existen otros detalles que no podemos pasar por alto, esos que buscamos cada vez que visitamos un lugar,  con el interés de no olvidar jamás esa experiencia. Como por ejemplo, lograr visitar París, Francia, y subir a la Torre Eiffel o tomarnos una foto en la que se vea la Estatua de la Libertad, en New York, Estados Unidos.

    Y es que cada nación, ciudad o pueblo cuenta con símbolos que lo identificar, y hacen que sea su punto de referencia con tan solo verlos o mencionarlos, es normal que estos sean los primeros que se procure al comprar un souvenir (y claro está, la foto no puede faltar).

    Recuerdos en miniatura

    Aquellos grandes y famosos monumentos que se convierten en souvenirs; personajes representativos de una cultura que se trasladan a su hogar para contar una historia, bordados que encierran todo el esfuerzo, amor y dedicación  de un artesano, muñecas sin rostro que buscan la identidad de un pueblo o la semilla de un fruto, de una planta endémica, que encontró mientras caminaba por la selva  20 años atrás son detalles que ningún viajero debe olvidar.

    Coleccionar este tipo de elementos y hacerlos parte de su decoración es como recrear los momentos vividos, desde la pequeña mesa de la sala, las paredes del comedor o repisa que da la bienvenida a casa.

    Contar con estos elementos como parte de la decoración del hogar u oficina no es  sólo un bello recuerdo de unas  fabulosas vacaciones, también te ayudará a amortiguar el sentimiento de añoranza de los agradables momentos vividos.

    Quizás pienses que no todos los souvenirs pueden formar parte de la ambientación base de tu sala, comedor o habitación, o consideras que no existe forma de que se puedan ver bien. Pero lo cierto es que sí se puede.

    ¿Cómo hacerlo?

    El primer paso que debes dar es elegir bien el souvenir. Los adornos pequeños o en miniaturas suelen ser un clásico que muchos odian, aunque no lo admitan, ya que por  lo general terminan guardados en una caja o un cajón.

    Procura seleccionar un artículo que sea único y que realmente te guste. No lo compres solo por llevar algo. Luego de que tengas claro esto, la tarea será mucho más fácil, pues habrás obtenido una pieza que disfrutarás verla, y que cuando te pregunten sobre su origen revivan esos lindos recuerdos.

    Lograr la armonía entre los muebles que ya tienes con los elementos que agregas no es complicado; el truco consiste en encontrar la manera de incorporar esos detalles en una habitación de estilo contemporáneo mediante la combinación de accesorios exóticos con piezas brillantes y modernas para crear un look original e inspirador.

    No caigas en el error de recargar los espacios. Cuando agregas muchas piezas en un mismo lugar creas la sensación de caos. Ubica puntos estratégicos, para que cada recuerdo sea protagonista, y en vez de restar sume a la ambientación.

    Otros tipos de souvenirs para decorar

    Una botella, monedas, un plato, una piedra, arena, estrellas de mar, una rama, e incluso, agua de un manantial pueden ser tomados como un recuerdo, los cuales también puedes usar para decorar cualquier espacio. Por ejemplo, coloca dentro de una botella de cristal la arena y la estrella de mar que guardaste y colócala en una mesa, ya sea en el recibidor o en la terraza.

    El sombrero mexicano
    A pesar de que dentro de la cultura mexicana existe una gran variedad de sombreros, el de charro es el más popular. f.e.

    Muñecas sin rostro
    Estas muñecas se han convertido en una de las artesanías dominicanas más buscadas, pues su cara sin rasgos representan la mezcla de razas de nuestro país. f.e.

    LaTorre Eiffel
    Quien tenga el sueño de visitar París, Francia no puede dejar de pasar por la Torre Eiffel, tomarse una foto y comprar una réplica en miniatura de esta estructura diseñada por Gustave Eiffel. f.e.

    La geisha
    Muchas personas desconocen el verdadero origen de la geisha (a pesar de que en muchos hogares se pueden visualizar dentro de su decoración). Estas muñecas son de origen japonés y representan a personajes que surgieron en el siglo XVIII para ofrecer servicios sexuales, pero usando  habilidades en distintas artes japonesas, como música, baile y narración. 

    Toro de Osborne
    Lo que comenzó como una publicidad en las carreteras de España, con el paso del tiempo y el arraigo cultural se ha convertido, además de en marca comercial de la empresa que la creó, en un símbolo cultural español. fuente externa