Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Grandes Ligas

“Mi meta es aprender y hacerlo bien”

-

Pedro Martínez ya inició sus labores como asistente del gerente de Boston, una labor en la que espera destacarse

Hace dos semanas que Pedro Martínez fue anunciado en el cargo.
Hace dos semanas que Pedro Martínez fue anunciado en el cargo. (AP )

Fiel al criterio que rigió su carrera, una de las mejores en las últimas décadas de las Grandes Ligas, Pedro Martínez no asume retos para pertenecer al montón.
Bajo ninguna razón. Ahora que es asistente de Ben Cherington, gerente general de los Medias Rojas de Boston, Pedro tiene como meta absorber todos los conocimientos posibles para ser llamado un hombre de béisbol en un futuro no muy lejano.

“Mi meta es aprender y hacerlo bien con la ayuda de Dios”, dice a elCaribe el nativo de Manoguayabo, quien viajó hacia Fort Myers, Florida, a principios de esta semana para reportarse al entrenamiento del equipo.

“No tiene sentido aceptar esta nueva función si mi intención no es hacerlo bien. Todo el que tiene un poco de conocimiento de lo que fue mi carrera y de lo que soy como persona sabe que me entrego al ciento por ciento”, señala el tres veces ganador del premio Cy Young.

Martínez siempre hizo gala de un espíritu competitivo que pocos pueden igualar. Raras veces un atleta alcanza la cúspide si no cuenta con un orgullo que le hace dar lo mejor sin importar la adversidad que se presente.

“En Boston quieren que ayude, que aporte de mi conocimiento a los jóvenes. De mi parte tengo la encomienda de adaptarme a este proceso, de tener dominio pleno de los detalles que se requieren. Es interesante y me llena de satisfacción”, expresa por la vía telefónica.

Las palabras del miembro del equipo campeón de Boston en 2004, quien ayudará en áreas como evaluación de talento y desarrollo, reflejan a un ser humano que ha iniciado otra carrera en su vida.

“No acepté por el simple hecho de invertir tiempo, viajar o cosas por el estilo. Es pensando en un tiempo prudente conocer el sistema y ser reconocido como parte del mismo”, aclara.

Por todos lados

Martínez ya está en La Florida. Pero en cualquier momento podría estar en la academia de los Medias Rojas en la República Dominicana y, luego de que comiencen las temporadas de Grandes Ligas y las menores, podrían verlo en el vetusto Fenway Park o en cualquier sucursal de desarrollo de la organización.

“Para lo que me necesiten y donde me necesiten. Simple y sencillo. Me alegra saber que puedo ir a nuestra academia en el país y hablar con muchachos que me hacen verme muchos años atrás, pero que en esta ocasión tienen a un servidor para hablarles de todo. No solo de un lanzamiento o de una situación de juego determinada, sino de la vida. Muchas veces es mejor dar un consejo a un prospecto o al joven que quiere llegar, sobre los peligros que están en la calle o de cómo conducirse en la vida, que decirle tira recta en tal conteo”, indica.

Típico en Martínez que hable como un líder. En su carrera en las Mayores demostró esas dotes.

“Los que estuvieron antes que mi generación ayudaron a que nuestro camino sea menos difícil. Es nuestra responsabilidad hacer lo mismo con los jóvenes de ahora para que la cadena se mantenga intacta”, comenta.

Pedro tiene un amplio historial en Boston, donde estuvo desde 1998 hasta 2004. Su primer Cy Young lo obtuvo con los Expos de  Montreal en 1997 y los siguientes dos con los Medias Rojas. En un momento llegó a ser considerado el mejor lanzador de todo el béisbol.

Fue pieza importante de la corona de 2004, cuando Boston puso fin a una sequía de 86 años sin ganar.

“Boston guarda un lugar especial en mi corazón. Agradezco que me dieran la oportunidad de volver a trabajar para un equipo y ciudad donde me siento a gusto”, dice Pedro.

Me alegra saber que puedo ir a nuestra academia en el país y dar consejos a los jóvenes”.
Pedro Martínez
Asistente del gerente de Boston

Dispuesto a colaborar con los Tigres del Licey

Martínez no tiene inconvenientes en servir a los Tigres del Licey, el equipo al que perteneció en la pelota invernal dominicana.

“Eso es algo que me gustaría hacer, por qué no. Por supuesto que tengo mi prioridad ahora con Boston, pero entiendo que también puedo ayudar en el Licey. Nadie me ha contactado y la primera vía debería ser un acercamiento entre nosotros, pero aún hay tiempo y siempre tengo las puertas abiertas para mi equipo del Licey”, dice.

3,154
ponches registró Martínez en su carrera en las Grandes Ligas. Pertenece a un reducido grupo de serpentineros que tienen 3,000 o más ponches y menos de 1,000 bases por bolas. Su récord fue de 219-100.


ADEMÁS EN DEPORTES




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar