El Caribe

Editorial

Obama y AL

-

En su segundo mandato, el presidente Barack Obama aparece con una mayor afirmación. Obviamente, es el momento para marcar de manera más clara sus políticas y tratar de implantar las ideas que concibió para conducir a los Estados Unidos al bienestar.

Quienes lo siguen en América Latina, esperaban que su informe del miércoles sobre el estado de la Unión ante el Congreso prestara alguna atención a Latinoamérica. ¡Pero qué va! Obama resultó decepcionante para estos pueblos. Ni siquiera dedicó unos párrafos para esbozar alguna política hacia la región.

Apenas, tangencialmente se supone que lo hizo cuando reiteró su interés en implantar una reforma migratoria para sacar de la ilegalidad a cerca de once millones de personas, una gran mayoría de origen latino establecida en su país.
Parecería que no tiene política para Latinoamérica, que pese a Estados Unidos se labra su propio camino. Algo frustratorio si se toma en cuenta el empeño histórico por trillar camino junto al gran coloso del Norte.

Pero a Obama hay que reconocerle su empeño en restaurar la confianza en su pueblo, cómo reconstruirlo mediante el resurgimiento de su economía. Su informe sobre el estado de la Unión imprime optimismo a los norteamericanos, que han visto cómo bajo su gestión la nación se levanta de la crisis en que la dejaron sus predecesores recientes.

El mismo afán en restaurar la confianza en Estados Unidos como destino para la inversión, en reconvertir las fuentes de generación, apostando a las energías limpias y aceptando la necesidad de detener la degradación del ambiente y la reafirmación del papel de Estados Unidos en la escena global, con énfasis en políticas persuasivas pero firmes, bajo la divisa de su visión de la democracia.

Obama volvió a sus promesas para mejorar el futuro de niños y jóvenes americanos, la protección y el avance de las mujeres, políticas más estimulantes para elevar los salarios, en fin, su apuesta a su país.

El presidente Obama puede inspirar a los latinos y caribeños en la necesidad de insistir en el desarrollo, con sus propios medios.


Noticias relacionadas

  • Después de la proclama

    Definitivamente, ya las elecciones están aquí. La política se agita. Las encuestas de moda. Los ataques suben de tono y hasta se habla de riesgo para la paz.

  • Proceso único

    El pasado fin de semana confirmó con varios hechos las percepciones que sugieren que el actual proceso político está marcado por lo singular. Formaciones nuevas, alianzas inesperadas, desafecciones y revelaciones como nunca antes.Por…

  • En las horas finales

    El próximo sábado 16 de este mes vence el plazo para renovar la cédula de identidad y electoral mediante la cual los ciudadanos ejercerán su derecho al voto en las elecciones del 15 de mayo.A horas-días del vencimiento de un plazo…

  • Hay que aplicar la ley

    De acuerdo con los especialistas, la ley de tránsito 241 sí otorga facultades a las autoridades para determinar un destino final a la voluminosa cantidad de vehículos y chatarras que almacenan en varias dependencias. Son tantas que ya tienen dificultad

  • Rendir cuentas

    Se habla del predominio de la falta de rendición de cuentas, que viene a ser parte de una cultura pública. A veces los más demandantes de transparencia cuando les corresponde practicarla miran para otro lado.



ADEMÁS EN PANORAMA

  • Estado moroso

    El Estado dominicano es moroso en materia de deuda inmobiliaria. Es un calificativo moderado, pues por la antigüedad y magnitud de las deudas, la definición debería ser “mala paga”.

  • La decisión de un juez

    La sociedad quedó conmocionada cuando se develó que jueces de la República y un superior que precisamente está para asegurarse de que actúen de acuerdo con la ley, supuestamente se habrían confabulado con delincuentes para favorecerlos.

  • El agua en el GSD

    La semana pasada, algunos barrios al norte de la avenida John Kennedy se quejaron de la falta de agua. La CAASD explicó que fue a causa de una avería. Y suplieron esos barrios con tanqueros. No se trataba de escasez, pero hay inquietud.

  • Principio y fin

    Ayer fue un día extraño en el escenario laboral del país. Dos acontecimientos de inusual coincidencia le dieron ese toque poco común, de extrañeza.




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar