Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Editorial

Obama y AL

-

En su segundo mandato, el presidente Barack Obama aparece con una mayor afirmación. Obviamente, es el momento para marcar de manera más clara sus políticas y tratar de implantar las ideas que concibió para conducir a los Estados Unidos al bienestar.

Quienes lo siguen en América Latina, esperaban que su informe del miércoles sobre el estado de la Unión ante el Congreso prestara alguna atención a Latinoamérica. ¡Pero qué va! Obama resultó decepcionante para estos pueblos. Ni siquiera dedicó unos párrafos para esbozar alguna política hacia la región.

Apenas, tangencialmente se supone que lo hizo cuando reiteró su interés en implantar una reforma migratoria para sacar de la ilegalidad a cerca de once millones de personas, una gran mayoría de origen latino establecida en su país.
Parecería que no tiene política para Latinoamérica, que pese a Estados Unidos se labra su propio camino. Algo frustratorio si se toma en cuenta el empeño histórico por trillar camino junto al gran coloso del Norte.

Pero a Obama hay que reconocerle su empeño en restaurar la confianza en su pueblo, cómo reconstruirlo mediante el resurgimiento de su economía. Su informe sobre el estado de la Unión imprime optimismo a los norteamericanos, que han visto cómo bajo su gestión la nación se levanta de la crisis en que la dejaron sus predecesores recientes.

El mismo afán en restaurar la confianza en Estados Unidos como destino para la inversión, en reconvertir las fuentes de generación, apostando a las energías limpias y aceptando la necesidad de detener la degradación del ambiente y la reafirmación del papel de Estados Unidos en la escena global, con énfasis en políticas persuasivas pero firmes, bajo la divisa de su visión de la democracia.

Obama volvió a sus promesas para mejorar el futuro de niños y jóvenes americanos, la protección y el avance de las mujeres, políticas más estimulantes para elevar los salarios, en fin, su apuesta a su país.

El presidente Obama puede inspirar a los latinos y caribeños en la necesidad de insistir en el desarrollo, con sus propios medios.


ADEMÁS EN PANORAMA

  • Justicia y expedientes

    El presidente de la Suprema Corte de Justicia escaló otro peldaño en la prédica reveladora de la profunda inquietud que tiene respecto a la formación de los abogados. No hace un mes, el pasado 12 de marzo, comentó cómo las universidades están…

  • Mirarse en el corazón

    El papa Francisco que se gasta la humanidad cristiana no deja de llamar la atención, ya por las cosas que dice o por las que hace.

  • Registros arbitrarios

    Imagínese viajando desde Santo Domingo a Santiago, y que a algunos policías o militares se les ocurra improvisar un registro en cualquier cruce o al atravesar el peaje. Probablemente pensará que pasa algo grave, que ha obligado a las autoridades…

  • ¡Hora de acción!

    Al leer las declaraciones del ministro de Interior y Policía el pasado jueves sobre el curso que debe tomar el proceso de regularización de ciudadanos extranjeros que se encuentran en situación irregular, se nos ha ocurrido pensar que si tantos…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar