Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Las crecidas del lago Enriquillo

-

Desde el paso de la tormenta Noel, en octubre de 2007, cuando la precipitación pluvial acumulada en cinco días sobre la cuenca endorréica del lago Enriquillo fue de 700 milímetros de lluvias por cada metro cuadrado, el lago entró en un indetenible proceso de crecimiento, ya que al recargar los acuíferos cavernosos de las sierras de Neiba y Bahoruco,  el aporte total anual recibido a través de los manantiales que drenan las aguas subterráneas, y los ríos superficiales, supera los 1,100 millones de metros cúbicos de agua, mientras la evaporación se queda por debajo de los 800 millones de metros cúbicos anuales, con una recarga neta anual de unos 300 millones de metros cúbicos de agua.

Quienes no están muy familiarizados con la compleja hidrogeología cárstica y tectónica de la cuenca de Enriquillo, plantearon la hipótesis de que el único responsable de la crecida del lago Enriquillo es el río Yaque del Sur, el cual desde hace muchos años deriva parte de sus escasas aguas hacia la laguna de Rincón, y desde ahí hacia el lago Enriquillo, y plantearon que esa situación se agrava cada vez que los desagües de la presa de Sabana Yegua son abiertos en períodos de tormentas, por lo que su modelo se limitaba a sugerir construir diques de contención de las crecidas del Yaque.

Fue así como el 20% de los fondos de la presa de Monte Grande se utilizó para la construcción de diques de contención de crecidas en la cuenca baja del río Yaque del Sur, el 30% ha sido gastado en la rehabilitación de la presa de Sabana Yegua, mientras el inicio de la construcción de la presa de Monte Grande ha sido postergado una y otra vez, pero el lago Enriquillo sigue, y va a seguir, subiendo de nivel, inundando las tierras vecinas que siempre le han pertenecido.

Esto indica que de los US$354 millones para la presa de Monte Grande ya se han gastado US$174 millones y la presa no se inicia, con el agravante de que con los US$180 millones restantes no se construye la presa, y pedir más fondos traerá serios problemas, lo que indica que el dinero gastado no ha logrado parar las crecidas del lago, pero ha logrado parar la construcción de una importante presa.

Advertimos por escrito, una y otra vez, que el problema de las crecidas del lago Enriquillo está vinculado con los manantiales de Las Marías, Las Barías, Boca de Cachón, La Zurza y otros, así como con los grandes aportes de los ríos vecinos, principalmente el río Las Damas,  pero que el crecimiento del lago está desvinculado de los caudales del río Yaque del Sur, y que invertir dinero en esos diques no detenía las crecidas del lago.

Cada vez que usted recorre el perímetro del lago Enriquillo puede observar los extraordinarios caudales de los manantiales que entran al lago por las zonas Norte, Oeste y Sur, y puede ver, desde tierra y desde el aire, que los aportes de la zona Este, desde donde debe provenir la recarga del Yaque del Sur, son insignificantes para un lago de más de 300 kilómetros cuadrados, es decir, del tamaño de la ciudad de Santo Domingo.

Desde el año 2007, el lago Enriquillo no ha parado de subir, y 5 años de secuencias fotográficas confirman que cada día tiene más agua, pues ni siquiera esta sequía ha reducido su nivel, con la seguridad de que a partir de mayo volverán las vaguadas y tormentas que seguirán aumentando el nivel del lago. l


ADEMÁS EN PANORAMA

  • Exportaciones: y ahora, ¿quién podrá defendernos?

    Entre 2006 y 2011, las exportaciones hacia Haití jugaron un papel estelar. Evitaron el descalabro de las exportaciones totales. A mediados de la década pasada, las reglas del comercio mundial de textiles cambiaron, reduciendo el acceso preferencial̷

  • Nancy Morejón, poeta, narradora, crítico y ensayista.

    III Congreso Internacional de Estudios Caribeños: Mujer y rebeldía en el Caribe colonial

  • Jueces patrióticos

    En un político hay un modelo de comportamiento simple: busca visibilidad frente a sus posibles electores, quiere ser electo o reelecto, expone su punto de vista sobre una buena política pública, etc.; un juez no. El modelo de comportamiento de…

  • Lío en Fedomu

    Muchos dizque no lo advertían, o se hacían que no lo advertían, pero no hay que ser adivino para saber que ante gente que no cree en el sentido común ni respeta la disidencia sana, la visión de cuerpo y la unidad de acción no partidista, con…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar