El Caribe

Institucionalidad

Reformas políticas y voto preferencial

-

El tiempo pasa y se sigue aplazando el conocimiento del proyecto de Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas. Esto se constituye en una seria amenaza a la estabilidad del sistema político dominicano, debido a dos razones fundamentales. En primer lugar, a la cada vez mayor crisis de representatividad de los partidos políticos y la consecuente pérdida de legitimidad de estas organizaciones; y por otro lado, a que podríamos asistir nueva vez a unas elecciones nacionales, con las complejidades que se presentan para el  2016, con una débil regulación de la campaña electoral y con la tradicional falta de control del financiamiento político.

Se alega que a pesar de que los distintos actores políticos están convencidos de la necesidad de avanzar en las reformas políticas, posiciones encontradas sobre temas controversiales impiden su aprobación. Uno de estos temas es el voto preferencial. Este mecanismo de elección de diputados y diputadas, fue incorporado al sistema electoral dominicano  mediante la resolución 5-2001 emitida por la Junta Central Electoral (JCE) e implementada a partir de las elecciones congresuales y municipales del año 2002. El voto preferencial se aprueba como complemento del sufragio por circunscripciones contemplado en la Ley Electoral 275-97.

A partir de las elecciones del 2010, la JCE eliminó la figura del voto preferencial, lo que fue calificado como retroceso por distintos sectores del país. La aprobación o no de esta modalidad de votación, vuelve a ser centro del debate como parte de la discusión de la ley de partidos políticos. Quienes se oponen a su reintroducción, alegan que el voto preferencial fomenta la confrontación interna en los partidos, incentiva el clientelismo político y reduce las posibilidades de cumplir con la cuota femenina. Se intenta de esta manera, culpar a un mecanismo de votación de los graves males que padece el sistema político dominicano, cuyas razones habría que buscarlas en la débil legislación y la falta de institucionalidad existentes en nuestra democracia.

Por el contrario, el voto preferencial es una manera de dar una mayor capacidad a los ciudadanos y ciudadanas, de escoger al legislador de su preferencia. Volver a las listas cerradas y bloqueadas sería un gran retroceso, pues reduce el poder del voto. Sin esta figura, hubiera sido imposible que dirigentes políticos con una tradición de liderazgo en sus comunidades llegaran al Congreso Nacional, a pesar de no haber sido favorecidos por el dedo elector de la dirigencia partidaria. En fin, el voto preferencial mejora la calidad de la representación, ya que los diputados y diputadas establecen una relación más directa con sus electores.


Noticias relacionadas

  • El momento es ahora

    Al margen de la confrontación electoral que se genera cuando se acerca la realización de unos comicios, hay problemas a los que se les debe prestar atención, identificando sus causas profundas y llevando a cabo las acciones necesarias para enfrentarlos

  • Cuidado con la violencia electoral

    Siguen consternando a toda la sociedad dominicana los niveles de violencia alcanzados en el país. Las víctimas del delito común, la violencia intrafamiliar, los supuestos intercambios de disparos, el crimen organizado, entre otras formas de violencia,&

  • Las iglesias y las elecciones

    La ofensiva de sectores ultraconservadores ha estado muy activa esta semana. Por un lado se estrenan los nuevos directivos del Colegio de Abogados presentando ante el Congreso el proyecto de reforma del Código Penal, eliminando los artículos referidos&#

  • Caricatura de democracia

    No deja de ser una sorpresa que en nuestro país, en el que la generalidad opina que existe una gran debilidad institucional y que el incumplimiento de la ley es la raíz de prácticamente todos nuestros males, la mayoría de las situaciones quieran…

  • Democracia con desigualdad

    Es impresionante el dato ofrecido por Oxfam de que en el país 265 multimillonarios tienen un ingreso anual cuatro mil veces superior al que ganan los dos millones de dominicanos más pobres. Este es el retrato crudo de una profunda desigualdad. Esta̷



ADEMÁS EN PANORAMA

  • La Cuaresma de este año

    Tal vez pueda parecer poco original en este material que les entrego para la Cuaresma de este año, pero creo que será interesante. El título mismo, como se verá mas abajo, lo tomo del Papa Francisco.

  • De la Fundación Global

    En una edición de 2009 de la revista Global, de la autoría del académico cubano Pedro Luis Sotolongo, de entrada, así de golpe, se lee: “ El pensamiento—y las Ciencias—de la Complejidad busca trascender la comprensión percibida ya como…

  • Un poco de historia reciente

    El período de oscurantismo y represión que caracterizó la Era de Trujillo no terminó la noche de su asesinato, el 30 de mayo de 1961, ni el 19 de noviembre siguiente cuando el último de sus familiares y allegados fue expulsado del país. Concluyó

  • Mala nota

    Nuestro país tiene la poco honorable distinción de ser ya el único donde no hay debate entre los aspirantes a la presidencia de la república, práctica que iniciaron John Kennedy y Richard Nixon hace más de cinco décadas y como señalamos anteriorme




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar