El Caribe

Institucionalidad

Reformas políticas y voto preferencial

-

El tiempo pasa y se sigue aplazando el conocimiento del proyecto de Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas. Esto se constituye en una seria amenaza a la estabilidad del sistema político dominicano, debido a dos razones fundamentales. En primer lugar, a la cada vez mayor crisis de representatividad de los partidos políticos y la consecuente pérdida de legitimidad de estas organizaciones; y por otro lado, a que podríamos asistir nueva vez a unas elecciones nacionales, con las complejidades que se presentan para el  2016, con una débil regulación de la campaña electoral y con la tradicional falta de control del financiamiento político.

Se alega que a pesar de que los distintos actores políticos están convencidos de la necesidad de avanzar en las reformas políticas, posiciones encontradas sobre temas controversiales impiden su aprobación. Uno de estos temas es el voto preferencial. Este mecanismo de elección de diputados y diputadas, fue incorporado al sistema electoral dominicano  mediante la resolución 5-2001 emitida por la Junta Central Electoral (JCE) e implementada a partir de las elecciones congresuales y municipales del año 2002. El voto preferencial se aprueba como complemento del sufragio por circunscripciones contemplado en la Ley Electoral 275-97.

A partir de las elecciones del 2010, la JCE eliminó la figura del voto preferencial, lo que fue calificado como retroceso por distintos sectores del país. La aprobación o no de esta modalidad de votación, vuelve a ser centro del debate como parte de la discusión de la ley de partidos políticos. Quienes se oponen a su reintroducción, alegan que el voto preferencial fomenta la confrontación interna en los partidos, incentiva el clientelismo político y reduce las posibilidades de cumplir con la cuota femenina. Se intenta de esta manera, culpar a un mecanismo de votación de los graves males que padece el sistema político dominicano, cuyas razones habría que buscarlas en la débil legislación y la falta de institucionalidad existentes en nuestra democracia.

Por el contrario, el voto preferencial es una manera de dar una mayor capacidad a los ciudadanos y ciudadanas, de escoger al legislador de su preferencia. Volver a las listas cerradas y bloqueadas sería un gran retroceso, pues reduce el poder del voto. Sin esta figura, hubiera sido imposible que dirigentes políticos con una tradición de liderazgo en sus comunidades llegaran al Congreso Nacional, a pesar de no haber sido favorecidos por el dedo elector de la dirigencia partidaria. En fin, el voto preferencial mejora la calidad de la representación, ya que los diputados y diputadas establecen una relación más directa con sus electores.


Noticias relacionadas

  • Es lenta, desigual y cara

    En el acto solemne de celebración del día del Poder Judicial, el presidente de la Suprema Corte de Justicia presentó los avances y desafíos de este sector en la República Dominicana. Uno de los aspectos destacados fue el alto porcentaje de casos̷

  • Una autonomía recortada

    Desde hace décadas la sociedad dominicana ha estado inmersa en un intenso debate sobre las reformas institucionales que harían posible la consolidación de un real Estado de derecho. En tal sentido, se ha prestado mucha atención a la necesidad…

  • Que no se haga esperar más

    Al realizar la apertura del primer Foro Interinstitucional sobre la Reforma Policial, el jefe de la Policía Nacional mayor general Manuel Castro Castillo, reconoció el estancamiento en que se encuentra esta institución desde su fundación hace…

  • El voto preferencial en riesgo

    El actual momento político amenaza con llevarse de paso la conquista del voto preferencial que desde el principio de la década del 2000 alcanzó el sistema electoral dominicano. Se conoce de informaciones que dan cuenta de que tanto en las negociaciones

  • Comunicación y democracia

    El pasado 3 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, proclamado en 1993 por la Asamblea General de las Naciones Unidas.



ADEMÁS EN PANORAMA

  • Construyendo suerte

    Creer que no se tiene buena suerte fomenta mala suerte. Conforme encontró el psicólogo Richard Wiseman, autor de “El factor suerte”, tal idea fomenta condiciones de pensamiento y comportamiento que alientan mala fortuna. Si hay pesimismo y faltaR

  • Nunca resignarte

    La necesidad de sobrevivir lleva a asirnos a empleos que nos resultan material o espiritualmente insatisfactorios. Trabajar en un mal empleo parece ser mejor opción que ninguno, pero un estudio de investigadores australianos mostró que el impacto…

  • Las cárceles de máxima seguridad

    En apenas sesenta días el mundo vivió la fuga espectacular de tres reos de la justicia, altamente peligrosos, en cárceles de máxima seguridad de México y Nueva York. La vulnerabilidad del sistema carcelario en lugares donde las autoridades han…

  • Cinco décadas de endeudamiento público

    La enorme atención que ha concitado la crisis de Grecia y las preocupaciones recientes sobre el elevado peso de la deuda pública en Puerto Rico ha motivado a que en el país se renueven las aprehensiones sobre el problema de nuestra deuda pública.




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar