Registro

cerrar
Sexo
¿Eres suscriptor del periódico El Caribe?

Registro

cerrar

¡Gracias por registrarte!

En breve recibirás un correo de confirmación en la dirección que indicaste en el formulario de registro.

Ingresar

cerrar

Debes estar registrado en nuestro sitio web para ver este contenido. ¡Es completamente gratis! Para registrarte haz click aquí

El Caribe

Institucionalidad

Reformas políticas y voto preferencial

-

El tiempo pasa y se sigue aplazando el conocimiento del proyecto de Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas. Esto se constituye en una seria amenaza a la estabilidad del sistema político dominicano, debido a dos razones fundamentales. En primer lugar, a la cada vez mayor crisis de representatividad de los partidos políticos y la consecuente pérdida de legitimidad de estas organizaciones; y por otro lado, a que podríamos asistir nueva vez a unas elecciones nacionales, con las complejidades que se presentan para el  2016, con una débil regulación de la campaña electoral y con la tradicional falta de control del financiamiento político.

Se alega que a pesar de que los distintos actores políticos están convencidos de la necesidad de avanzar en las reformas políticas, posiciones encontradas sobre temas controversiales impiden su aprobación. Uno de estos temas es el voto preferencial. Este mecanismo de elección de diputados y diputadas, fue incorporado al sistema electoral dominicano  mediante la resolución 5-2001 emitida por la Junta Central Electoral (JCE) e implementada a partir de las elecciones congresuales y municipales del año 2002. El voto preferencial se aprueba como complemento del sufragio por circunscripciones contemplado en la Ley Electoral 275-97.

A partir de las elecciones del 2010, la JCE eliminó la figura del voto preferencial, lo que fue calificado como retroceso por distintos sectores del país. La aprobación o no de esta modalidad de votación, vuelve a ser centro del debate como parte de la discusión de la ley de partidos políticos. Quienes se oponen a su reintroducción, alegan que el voto preferencial fomenta la confrontación interna en los partidos, incentiva el clientelismo político y reduce las posibilidades de cumplir con la cuota femenina. Se intenta de esta manera, culpar a un mecanismo de votación de los graves males que padece el sistema político dominicano, cuyas razones habría que buscarlas en la débil legislación y la falta de institucionalidad existentes en nuestra democracia.

Por el contrario, el voto preferencial es una manera de dar una mayor capacidad a los ciudadanos y ciudadanas, de escoger al legislador de su preferencia. Volver a las listas cerradas y bloqueadas sería un gran retroceso, pues reduce el poder del voto. Sin esta figura, hubiera sido imposible que dirigentes políticos con una tradición de liderazgo en sus comunidades llegaran al Congreso Nacional, a pesar de no haber sido favorecidos por el dedo elector de la dirigencia partidaria. En fin, el voto preferencial mejora la calidad de la representación, ya que los diputados y diputadas establecen una relación más directa con sus electores.


Noticias relacionadas

  • Gasto público transparente y responsable

    Esta semana el Poder Ejecutivo presentó al Congreso el anteproyecto de Presupuesto General del Estado 2015.

  • De corrupción y mitología

    Los denodados esfuerzos de evitar la investigación de todos aquellos que han sido denunciados por actos de corrupción y de esa manera garantizar el régimen de impunidad, rayan en la exageración. Las acciones desesperadas del poder político y…

  • Partidos y representación política

    Los partidos políticos son las instituciones del sistema político con menor nivel de confianza en nuestro país. Esta confianza sufre una erosión creciente en la medida en que su accionar se aleja de las expectativas y necesidades de la gente.…

  • Un triste espectáculo

    Lo acontecido en la convención del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) no tiene otro calificativo que el de un triste espectáculo. Este espectáculo pone en evidencia lo distantes que estamos de una cultura política sustentada en valores democráti

  • Traer la política de vuelta

    Recientemente participé del espacio Aula Democrática, organizado por el Consorcio de Educación Cívica de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), en el cual se llevó a cabo un interesante debate sobre los desafíos de la democraci



ADEMÁS EN PANORAMA

  • Apenas comienza

    El affaire sobre el eventual llamado a Francisco Domínguez Brito para que acuda ante el Congreso Nacional, donde eventualmente sería interpelado por realizar actividades políticas proselitistas desde la Procuraduría General de la República apenasR

  • Principios en la democracia y rescate de valores

    “Tenemos un régimen político que no emula las leyes de otros pueblos, y más que imitadores de los demás, somos un modelo a seguir.

  • Caridad y fe

    El predecesor del papa Francisco, el renunciante Benedicto XVI, subrayó “la unidad inseparable entre fe y caridad, así como entre amor a Dios y amor al prójimo”. Esa postura de la Iglesia católica está en notable conformidad con la información&#

  • El exquisito mundo de Eduardo Villanueva

    Mi columna de este martes sobre “Los puritanos” de Bellini movió un generoso comentario de Eduardo Villanueva, uno de los más cultos músicos que jamás haya tratado y cuya labor en la promoción del género musical clásico ha contribuido a…




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente


Compartir por Correo Electrónico

cerrar