El Caribe

Política

Marchena se pregunta cuál será el objetivo de la CIDH de “fastidiar a la RD"

-

El Portavoz del Gobierno y director general de Comunicación de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena.
El Portavoz del Gobierno y director general de Comunicación de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena. (Servicios DICOM)

El director general de Comunicaciones de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, fue enfático en decir este jueves que la República Dominicana no tiene que pedir permiso a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos –CIDH- para establecer las reglas y leyes del país.


El pasado martes la entidad internacional emitió un informe en que sugiere que el país le devuelva la nacionalidad a todos los nacidos en la República Dominicana afectados por la polémica sentencia 168/13.

En ese sentido, entrevistado en el programa “Enfoque Matinal”, que se transmite por NCDN, canal 37, Marchena refirió que ese organismo no tiene derecho de opinar sobre lo que debe hacer o no el Estado dominicano y que si el Gobierno le permitió a la CIDH realizar un levantamiento sobre la condición los extranjeros en condición migratoria irregular en el país, fue por cortesía.

“Uno tiene que tener esa hospitalidad, pero usted tiene que respetar”, subrayó.

A juicio del portavoz del Gobierno, la manera con que el Estado abordó el caso de la presencia de los extranjeros en condición migratoria irregular en la República Dominicana debe ser modelo de otros países del mundo.

Aseguró que ningún país del continente europeo ha tenido un programa y una ejecución de asuntos migratorios como la ha tenido el país.

“Esa comisión, en lugar de hacer ese documento, que con mucha gallardía, con mucha rectitud respondió nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores, lo que debió hacer es felicitar al Gobierno de la República Dominicana y tomar eso como modelo y no venir a hablar de que nosotros tenemos apatridia”, consideró el funcionario.

Sostuvo que hasta el momento no se ha presentado un solo caso en concreto de apatradia y reiteró el llamado de que le presente los casos para “abordarlo con toda la seriedad y resolverlo”.

Cuestionó cuál será el objetivo de la CIDH  de “fastidiar a la República Dominicana cuando hemos hecho un esfuerzo extraordinario”.

Informó que la ejecución del Plan de Regularización de Extranjeros le costó al Estado 2 mil millones de pesos, “que bien pudieran haberse usado en otras obras”.

“Entonces, estos señores, con la mayor ligereza, se despachan con esto para desmoralizar todo un proceso que ha sigo modélico, hablando de apatridia (…) venga y presente las pruebas, díganos un solo caso, nombre y apellido, documéntenos”, insistió Marchena.

Dijo que hasta la fecha, el Gobierno ha entregado 200 mil documentos a extranjeros que cumplieron con el proceso de regulación y que al menos unos 40 mil están listos esperando que acudan a retirarlos.  

Dijo, además, que en 18 meses que tardó el proceso, solo 9 mil personas se inscribieron en el Libro de Extranjería, de 55 mil que estaban llamados.

En otro orden, Marchena le respondió a los pronunciamientos del candidato presidencial PRM, Luis Abinader, quien dijo que el Palacio Nacional es utilizado como casa de campaña del PLD y le aclaró que el “comando de campaña está Sarasota.

Sin embargo, entiende que la reacción de Abinader es natural y comprensible luego del éxito que tuvo el presidente Danilo Medina durante el recorrido que dio el pasado fin de semana por la sub región Enriquillo y el Sur Corte, promoviendo su reelección.

Recoció que el Gobierno de Medina no ha resuelto todos los problemas que hay en el país y por eso es que aspiran a cuatro años más.


ADEMÁS EN PANORAMA




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente