El Caribe

Correo de los lectores

Hay días...

-

Señor director. La vida se compone de momentos, y desde que se separó la luz de la oscuridad, se compone de días y noches. Así lo ha identificado el hombre, y para el reino animal, vegetal y mineral, se compone de actividad y descanso.La mayoría es activa con la luz solar y descansa en la oscuridad. La minoría, es activa en la oscuridad y descansa bajo la luz solar. No existen dos días iguales por más que se parezcan. Hay toda una amalgama de días: felices, alegres, importantes, dolorosos, tristes, rutinarios…, y días perezosos, en que el ánimo se niega a formar parte de él, y esto no necesariamente nos empuja a catalogarlo como un mal día. Para esos días podría haber solución, pero lo primero es identificar el problema y su procedencia:

* Pudiera ser el cuerpo el que necesite descanso, si es así la única forma de que el ánimo aparezca de nuevo es complaciéndolo, dándole ese merecido, necesario y gratificante descanso.

* Existe la posibilidad de que el cuerpo esté descansado y sigamos desanimados, probablemente la que necesita descanso es la mente, que no para de trabajar, creando ideas en el día y sueños en la noche.

Para este caso, existen muchas maneras de darle descanso a la mente: ir de paseo por la naturaleza, practicar ejercicios espirituales, hacer deportes o ejercicios en completa libertad de pensamientos…

*Otra opción es que estando el cuerpo y la mente descansados, el desánimo sea almico, si es el alma la que necesita descanso, hay que dárselo con urgencia, ya que ella es el enlace entre lo físico (cuerpo /mente), el vehículo material y tangible, y lo abstracto (espíritu y ser que nos habita), que es el potenciador de la consciencia y la inteligencia superior que somos, la energía de vida que surge y resurge, cambia y se transforma y a la vez transforma todo.

Para descansar el alma lo mejor es liberar esas cargas energéticas estancadas, hacer limpieza de esas emociones reprimidas que taponan la libre circulación de energías y el filtro que las mantiene limpias. Busque el momento en que cambió el sentido de su vida y apareció el paulatino desánimo o hastío que le siguió, ahí encontrará la causa. Obsérvela, analícela…, o solo expúlsela fuera, donde no le cause ningún daño a nadie y menos a usted; y el alma estará como nueva.

*Hay un tipo de desánimo que sobrepasa todo entendimiento y no hay forma de contrarrestar, se irá por sí solo. Se debe a una actualización, un cambio de chip en la conexión entre el espíritu, ser poderoso que genera las energías y la fuente o consciencia superior que suple esas energías. Permanecemos desconectados por un espacio breve de la fuente y si no supimos ahorrar energías nos quedamos literalmente sin baterías. Para este proceso lo mejor es esperar, al tratar de usar esa conexión y no estar habilitada, la retrasamos, se resetea de nuevo.

Hay días que no debiéramos usar, solo dejarlos pasar, para que no se conviertan en ¡Ay… días!

Idalia Harolina Payano Tolentino
Ciudadana


ADEMÁS EN PANORAMA

  • El obispo y los niños

  • Patriota y villano, héroe y tirano (VII)

    Andrés J. Montolío describe en su escrito “De Heureaux y otros temas políticos”, lo que sigue: “Cuando deshechos los partidos y en el destierro sus antiguos directores, (Lilís) … desplegó, como una bandera de combate, las energías de…

  • Lecturas recientes (4 de 4)

    Para entender las complejidades del proceso político que sufren hoy los venezolanos, es indispensable conocer la obra del periodista y escritor mejicano Enrique Krause sobre el comandante Hugo Chávez, titulada “El poder y el delirio”. Según el̷

  • ¡Su mano dispone!

    En la vida lo que no es cuestión de poder es cuestión de tiempo, y Dios controla ambos. En ingeniería de suelos existe un proceso llamado decantación, que es la separación de fluidos y sólidos. Un amigo experto en la materia dijo: todo se decanta,&#




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente