Los laicos protagonistas en la Iglesia

El Encuentro Católico para Novios enfatiza la relación de las parejas con respecto a su compromiso sacramental.

I
¿Quiénes somos?
1 Somos un movimiento católico orientado a la preparación y concientización de parejas de novios acerca de su relación de noviazgo y la vida matrimonial sacramentada, fundamentado sobre los principios y valores cristianos. Un equipo de parejas sacramentadas y sacerdotes comprometidos para trabajar en el apostolado con los novios conducen la primera experiencia impartida que denominamos “Fin de Semana (FDS)”. En este FDS hacemos un llamado a las parejas de novios a vivir un estilo de vida sacramental por medio de su vocación al matrimonio. Posterior a este FDS, acompañamos a las parejas en su caminar con reuniones periódicas formativas antes y después de sus bodas. Aceptamos la invitación de SS Juan Pablo II de acompañar a los cónyuges durante sus primeros años de matrimonio.

2. Con el FDS y el acompañamiento adecuado, damos respuesta a lo planteado por la Exhortación Familiaris Consortio (acápite 66) y por la Amoris Laetitia (208 al 214) sobre la preparación para el sacramento del matrimonio. Hacemos énfasis en la preparación próxima a parejas de novios con una relación formal y continuamos la preparación dentro de una comunidad de vida hasta sus bodas. Dada la calidad de formación y concientización sobre el sacramento del matrimonio, tenemos el reconocimiento de obispos y sacerdotes, tanto en RD como en otros países donde se imparte la experiencia, para validar el FDS como experiencia de preparación inmediata de formación prematrimonial.

3. Nuestra misión de servicio a la Iglesia, en su papel de Madre y Maestra, extiende el apostolado al acompañar a los cónyuges en este período crítico de sus primeros cinco años a través de una comunidad de apoyo. Ahí reciben temas propios del matrimonio: comunicación, hijos, economía, paternidad responsable, convivencia familiar, Iglesia Doméstica y servicio parroquial. Los hijos de las parejas nacidos en estas comunidades van recibiendo la adecuada formación remota para el matrimonio a través del testimonio de sus padres y hermanos de comunidad. Es decir, que el Encuentro Católico para Novios cubre de manera interesante, dinámica y profunda, las tres etapas de preparación al matrimonio que requiere nuestra Iglesia.

4. Nuestro lema es “La boda es un día, el Sacramento del Matrimonio es para toda la vida”. Resaltamos la importancia de mantener la unidad de la pareja, haciendo todo lo posible por fortalecer el vínculo a través de acciones que den vida a la relación.

5. El Encuentro Católico para Novios es, pues, una comunidad y ministerio cristiano de preparación matrimonial basado en las enseñanzas y valores católicos. El Encuentro enfatiza la relación de las parejas con respecto a su compromiso sacramental. Las Parejas Presentadoras y los sacerdotes envueltos en este ministerio están comprometidos a servir a los novios de la Iglesia, viviendo los valores que creemos son fundamentales para nuestras vocaciones. Como miembros y ministros de la Iglesia católica, damos la bienvenida a los novios y confirmamos su decisión de casarse. Sirviendo, evangelizamos a los novios al invitarlos a participar en la Iglesia por medio del ministerio y servicio. El Encuentro es un fin de semana de comienzos, de abrir puertas y de plantar semillas.

6. En el FDS que ofrecemos, las parejas de novios tienen la oportunidad de prepararse adecuadamente para casarse en el Señor. Reciben herramientas que les permite dialogar abierta, sincera e intensamente sobre: el proyecto de sus vidas juntos; la firmeza o debilidad en su relación; sus actitudes acerca del dinero, sexo, hijos, parientes políticos; sus metas, ambiciones, deseos, etc.

7. Está dirigido a parejas de novios que lleven una relación madura y que estén pensando en casarse, aunque no tengan fecha de bodas todavía. Es aconsejable que los novios vivan su FDS un año antes de casarse o por lo menos seis meses antes de la boda. Esto les permitirá trabajar cualquier situación o comportamiento antes de la boda. También pueden vivirlo diáconos transitorios, sacerdotes y religiosas.

II
Breve Historia del Encuentro Católico para Novios
1. Historia Internacional
El ECN nace en Detroit, EE UU, en el año 1968. Motivado por los tantos divorcios entre parejas jóvenes, el Encuentro Matrimonial propuso una adaptación de su bosquejo orientándolo hacia los novios. Como institución formal de la Iglesia, surgió en la ciudad de NY en el año 1975. Comenzó a expandirse fuera de EE UU y Canadá en el 1978. En octubre 1990, se firmó en Louisville, Kentucky, la “Declaración de Louisville”, dejando constituida la Comunidad Internacional del Encuentro Católico para Novios para impartir los FDS con el mismo bosquejo internacional en cualquier país del mundo.

El Encuentro Católico para Novios está dividido en 12 regiones a nivel mundial que permite un mejor funcionamiento y comunicación entre los diferentes países. Estas son: Canadá, Estados Unidos, México, Centroamérica y Caribe de habla hispana, Caribe habla inglesa, Sudamérica Norte, Sudamérica Sur, Europa, India, Sudáfrica, Asia del Este y Oceanía.

2. Historia en República Dominicana
El ECN llegó a nuestro país a través de nuestros hermanos de Guatemala en mayo de 1987, quienes impartieron el primer FDS en Manresa, Loyola, Santo Domingo. En ese entonces, el ECN funcionaba como un Área del Encuentro Matrimonial (EM) hasta que en el año 1992, el EM reconoció al ECN como un movimiento autónomo e independiente.

En diciembre, 1990 se hizo la primera expansión del Encuentro Católico para Novios desde Santo Domingo a la ciudad de Santiago; en 1991 a la Diócesis de La Vega; en 1993 a San Francisco de Macorís; en el 2009 a las Diócesis de Baní y a la de Puerto Plata. Actualmente estamos presentes en seis Diócesis con miras a seguir llevando la experiencia a otras más. En la II Reunión Regional del ECN, realizada en Santiago de los Caballeros, RD, enero 1999, el Comité Internacional del ECN a través del Equipo Regional de ese momento le encomendó a RD ser responsable de llevar la experiencia del ECN a Cuba. El Equipo Nacional de ese entonces organizó el 1er. FDS de Cuba en julio, 1999.

En Cuba se han impartido ya más de 20 fines de semanas para novios. Es el único país comunista del mundo que tiene el Encuentro Católico para Novios.

3. Qué hacer para vivir la experiencia del FDS
Actualmente contamos con centros de información en distintas parroquias en las Diócesis donde estamos presentes. Las parejas de novios interesadas deben asistir juntos a tomar una corta charla de información, impartida por una pareja representante del ECN la cual les ofrecerá todas las informaciones que necesitan conocer, además se les llenará una ficha de inscripción para asegurarles un cupo en el FDS de su interés.

Los FDS se realizan en una casa de retiro en donde las parejas se concentran a trabajar en su relación desde el momento de su llegada. La experiencia inicia viernes a las 6:00 p.m. y termina el domingo a las 5:00 p.m. En este las parejas duermen en la casa de retiro y no pueden ausentarse de dicho lugar.

El Encuentro Católico para Novios también fomenta la formación de comunidades de novios en las parroquias a través de los FDS por zonas pastorales (FDS Abiertos). Estos FDS son impartidos en parroquias específicas a las parejas de novios de esa zona los cuales al finalizar la experiencia permanecen en una comunidad de apoyo en sus parroquias recibiendo formación permanente a través de los talleres que les suministra el ECN. Con el tiempo estas parejas pasan a fortalecer la pastoral familiar.

Estos FDS abiertos han resultado muy adecuados para la preparación de parejas en zonas parroquiales con recursos limitados ya que las parejas pueden ir a dormir a sus casas y todo el trabajo se realiza durante los días sábado y domingo.

Estamos presentes en las principales redes sociales (Facebook, Instagram) o en la web en la página http://Encuentrodenoviosrd.org”.

Conclusión

CERTIFICO que todos los datos recogidos en “ENCUENTRO PARA NOVIOS” han sido copiados literalmente del informe que me enviaron cuando les pregunté a sus Directivos Nacionales sobre el mismo.
DOY FE, en Santiago de los Caballeros a los catorce (14) días del mes de agosto del año del Señor dos mil diecisiete (2017).