El Pabellón del olvido

Que nadie me acuse de “necio”. Y quien se atreva a endilgarme ese adjetivo, que tenga el valor de entrar al debate. Las líneas que sirven de lead (entrada) a este artículo las escribo para retomar el tema del llamado Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano. Un organismo, por su histórica ineficiencia, lo bautizo con este nombre: “El Pabellón del Olvido”.

El pasado domingo se celebró el ceremonial número 51, y fueron exaltaron diez inmortales del deporte nacional. Ratifico mi criterio: En el seno del Pabellón, hay personas que odian el boxeo. Lo marginan de las exaltaciones.

Bienvenido Solano, quien realizó -por 40 años-una excelente gestión como presidente de la Federación Dominicana de Boxeo Aficionado (Fedoboxa), fue inmortalizado en el acto realizado el domingo 13 de este mes. Pero, como lo comenté en nuestro programa “Momentos del Boxeo”, con Solano se le dio “una palmadita” al pugilismo nacional. En las tres anteriores ceremonias, para las exaltaciones, no fue reconocido nadie del boxeo. Pregunto de nuevo: ¿No merece ser exaltado a la inmortalidad del deporte nacional el doctor Ramón Pina Acevedo?

Pina Acevedo, quien fue presidente -por dos períodos corridos- de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), y a nivel internacional ha recibido varios homenajes (profeta fuera de la patria), sigue marginado del “Pabellón del Olvido”.

El afamado jurista, además, ejerció la función de Comisionado Nacional de Boxeo por unos 23 años y tiene altos méritos en el deporte local. El actual reglamento que rige el boxeo profesional en el país fue escrito por Acevedo, quien a sus casi 94 años de edad continúa activo en su trabajo de jurista y se mantiene informado de todo lo que acontece en el boxeo local e internacional. ¿Qué esperan los magnates del Pabellón para inmortalizarlo? ¿Están a la espera que desaparezca para anotarse un mea culpa?

JC Green

Recalco sobre Julio César Green, ganador dos veces el campeonato mundial del peso mediano.

Los mezquinos del Pabellón de la Fama lo marginan, lo discriminan, lo tienen olvidado.

¿Por qué actúan con tanta desfachatez contra el boxeo?