El fundamento no se negocia

Luis Urueta, como todo mánager en el béisbol, tiene elementos que puede controlar y otros que se escapan a sus dominios.

El educado colombiano debe trabajar con la nómina que la gerencia le entregue. El público aquí exige que se haga magia y muchas veces no repara en las transacciones de los gerentes, que en esta liga no reciben ni una cuarta parte del fuego que llega a los dirigentes, cuyas cabezas se piden con la primera mala racha de su club.

Sería injusto culparlo de la pobre defensa de sus pupilos, que cometen errores a la velocidad de la luz, como por igual lo sería endilgarle responsabilidad cuando uno o varios lanzadores se divorcian de la zona de strike.

Sin embargo, es el deber de “Pipe”, como se le conoce, asegurarse de que, al menos, su tropa juegue la pelota como manda el manual, porque en los deportes se gana y se pierde, pero de la manera correcta.

El problema no es solo que a Yamaico Navarro le hicieran out en la tercera el domingo en Santiago, una jugada en la que merecen crédito Juan Carlos Pérez y Diego Goris, jardinero central y antesalista de las Águilas, respectivamente, sino la manera en que llegó trotando a la almohadilla, algo que contraviene todo fundamento del juego.

Ni hablar del corrido innecesario del primera base José Marmolejos intentando extender un sencillo en doble con un partido 3-0.

Las pifias mentales cuestan tanto o más que las que se marcan en la hoja de anotación. Los conjuntos pasan por etapas en cualquier temporada. Los altibajos son parte del negocio. Eso es entendible.

Un dirigente es un fiscalizador del respeto a lo aprendido como esencia del deporte.

Eso es innegociable y está dentro de sus deberes no importa que esté en la cima o en el fondo de la tabla de posiciones.

Apunte esto

Eloy Jiménez, el novato de los Gigantes, lleva una señora campaña…En estos momentos es el Novato del Año y fuerte candidato al MVP…El boricua Jorge López, de las Águilas, tiene una muy buena curva…Otro que va bien es Junior Lake, el veterano de las Estrellas Orientales, que han dominado el torneo otoño-invernal…